Veritas Online

Nuestros Socios

Facultad de Contaduría y Administración: Nacimiento y evolución

Facultad de Contaduría y Administración: Nacimiento y evolución
marzo 01
2016

El origen de la facultad, como la conocemos hoy, se remonta a la posrevolución; una época de importantes cambios sociales y políticos que marcaron la historia del país y también de la institución universitaria.

Después de varios intentos, gestiones y numerosas luchas que no prosperaron, la Universidad Nacional finalmente logró conquistar la autonomía que, junto con una serie de principios y valores, formó su esencia: la libertad de cátedra, el libre pensamiento, la autogestión responsable y la independencia académica.

Dentro de este contexto, el 26 de julio de 1929, el Presidente de la República, Lic. Emilio Portes Gil, promulgó en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la Ley Orgánica de la Universidad Nacional Autónoma de México, en cuyo capítulo II habla de la constitución de la Universidad y se menciona como parte integrante de la misma a la Facultad de Comercio y Administración. Este acontecimiento se considera como el nacimiento de lo que hoy es la Facultad de Contaduría y Administración.

LA CONTADURÍA EN EL MÉXICO INDEPENDIENTE

Antes de seguir con los hechos acontecidos  en 1929, es importante conocer los antecedentes de la enseñanza de la contaduría y la administración en el México independiente y del entorno previo a la fundación de la facultad.

A fines de 1845 nació el Instituto Comercial cuya vida es efímera, pues, a dos años de haber sido creado, cerró sus operaciones por los acontecimientos de la intervención estadounidense de 1847; nueve años más tarde surgió la Escuela Especial de Comercio, que funcionó a lo largo de 15 años, de 1845 a 1869, y donde se impartían estudios de comercio, con una duración de cuatro años, donde se incluían conocimientos de sistemas bancarios.

Posteriormente, en 1869, se constituyó la Escuela Superior de Comercio y Administración, que dependía del Departamento Universitario de Bellas Artes de la Secretaría de Industria, Comercio y Trabajo, y de la Universidad.

En 1929, en la promulgación de la Ley Orgánica, en su Artículo Transitorio 1-C, se menciona que: “La Facultad de Comercio y Administración estará formada por la actual Escuela Superior de Comercio y Administración, dependiente de la Secretaría de Educación Pública, que incluye a las carreras de contador de comercio y contador público y auditor, y por la Escuela Superior de Administración  Pública”.

Al ser oficial la separación de la Escuela Superior de Comercio y Administración del Departamento Universitario se formó una comisión de profesores y alumnos presidida por el Profesor Francisco Pizarro Suárez, la cual se puso a disposición del Rector de la Universidad para que, juntos, y de acuerdo con el Instituto de Contadores Públicos, trabajaran en la organización de la nueva Facultad de Comercio. Cabe señalar que la comisión de alumnos estuvo formada por Joaquín Gallo, Ángel Escobar, Francisco Salas, Alfredo Gutiérrez y Salvador Reynoso, este último fue el primer egresado de la nueva facultad; la de profesores estuvo conformada por Eucario Alonso, David Thierry, José Bravo, Carlos González Peña y Francisco Pizarro Suárez, así como por los representantes del Instituto de Contadores Públicos Titulados: Roberto Casas Alatristre, Alfredo Chavero y Tomás Vilchis.

El número de alumnos que formaron parte de la nueva facultad ascendió a 126, lo que representó la primera inscripción con el reconocimiento universitario; la facultad se ubicó físicamente en la calle de Humboldt 39, local que ocupaba la Escuela Superior de Administración Pública.

El primer director de la recién creada Facultad fue el contador público José F. León, quien fue nombrado por el Consejo Universitario, en sesión extraordinaria, el 16 de agosto de 1929.

Para entender el contexto alrededor de la promulgación de la autonomía, en 1929, es necesario destacar algunos hechos de la situación nacional que imperaba por esos años posrevolucionarios.

En 1928, el Presidente Plutarco Elías Calles concluía su periodo presidencial y Álvaro Obregón seguía como gran caudillo; ambos representaban la grandes figuras y la únicas fuerzas políticas en el país. Es importante mencionar que desde 1926 se vivía una gran agitación porque, además, se libraba la guerra civil conocida como cristera.

Fue en ese mismo año cuando se modificó la Constitución y se permitió la reelección del Presidente de la República; la candidatura solo recayó en el general Obregón, debido a que los opositores Arnulfo R. Gómez y Francisco Serrano fueron asesinados. Así, Álvaro Obregón fue electo Presidente de la República, pero los grupos opositores, políticos y religiosos lo asesinaron el 17 de julio de 1928.

El 26 de julio de 1929 se promulgó la Ley Orgánica de la UNAM, en la cual también se menciona como integrante a la Facultad de Comercio y Administración.”

Este asesinato ocasionó que el Lic. Emilio Portes Gil ocupara el cargo provisionalmente, a partir de 1 de diciembre de 1928, en el que se mantuvo un poco más de 14 meses. Durante este periodo sucedieron hechos importantes en la historia de México: la Rebelión Escobarista (la última de los militares revolucionarios); el fin de la Guerra Cristera; la lucha de José Vasconcelos por la presidencia; la fundación del Partido Nacional Revolucionario, bajo la inspiración del general Plutarco Elías Calles, jefe máximo de la Revolución, y lo más importante para nosotros: la autonomía universitaria con la promulgación de la Ley Orgánica de la Universidad Nacional Autónoma de México que, como ya se mencionó, fue firmada el 22 de julio y publicada en el DOF del 26 de julio de 1929.

El licenciado Ignacio García Téllez, quien era oficial mayor de Gobernación, fue investido, como rector interino, por designación de la Presidencia de la República, la que le encomendó trabajar en la organización de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Es importante destacar que ya como parte de la Universidad, el primer nombre de nuestra institución fue Facultad de Comercio y Administración; posteriormente, en 1935, fue cambiado a Escuela Nacional de Comercio y Administración. Fue hasta 1965, con la aprobación de los estudios de posgrado, que se convirtió nuevamente en facultad. Finalmente, esta cambió el nombre de Comercio por el de Contaduría y por eso la identificamos como Facultad de Contaduría y Administración.

C.P.C. y Dr. en Administración Alfredo Adam Adam
Exdirector de la Facultad de Contaduría y Administración y maestro emérito de la UNAM
alfredoadamadam@yahoo.com.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: