Veritas Online

Económico y Financiero

Expectativas moderadas para el próximo año

Expectativas moderadas para el próximo año
diciembre 07
2015

Recientemente el Banco de México dio a conocer los resultados de la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, en los que se aprecia que por primera vez, desde marzo del 2014, se realiza una corrección al alza en el pronóstico de crecimiento del PIB para el 2015.

Esta mejor expectativa recoge los positivos resultados que ha mostrado la evolución reciente de las principales variables económicas. La percepción comenzó a cambiar después de que el INEGI informó que durante el tercer trimestre del año el PIB creció a una tasa anual de 2.6%, porcentaje que superó de manera importante la expectativa de los especialistas que anticipaban un avance de 2.2%. El optimismo se vio reforzado con el hecho de que el mayor impulso del crecimiento provino de fuentes internas, lo cual se reflejó en el avance de 3.2% del sector terciario.

El dinamismo que han mostrado las ventas al menudeo y los ingresos por la venta de servicios a lo largo del año, fortalece la percepción de que el consumo se consolida como el principal soporte del crecimiento, lo cual en opinión de algunos expertos responde en buena medida al aumento del ingreso disponible de los hogares como consecuencia, por una parte, del históricamente bajo nivel de inflación y por otra, de la mejora que según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) se observó en el porcentaje de personas que consiguieron empleo con salarios más altos.

Incluso este entorno ha contribuido para que la confianza empresarial, que a pesar de que se mantienen por debajo de sus niveles del 2014, muestre señales de mejora en octubre y noviembre, que es la información más reciente publicada por el INEGI. La confianza del consumidor reporta un comportamiento similar.

Imagen1

Sin embargo, se perciben algunas señales negativas que han sido suficientes para considerar que este mejor desempeño de la actividad económica, en el mejor de los casos se mantenga durante el 2016, lo cual se infiere del hecho de que el promedio del pronóstico de los especialistas del sector privado para el crecimiento del PIB en 2016 se haya corregido nuevamente a la baja al pasar de 2.79% a 2.74%, cuando esperaríamos que el mercado interno pudiese incidir de manera más contundente.

Entre los factores que pueden incidir en este contexto, está la debilidad de la demanda externa, que se ha reflejado en una constante disminución en el intercambio de bienes, no solo petroleros, sino igualmente los no petroleros, que llevan tres meses consecutivos con variaciones anuales negativas. Esto ha llevado a un importante aumento del déficit de la balanza comercial: tan solo en el lapso enero-octubre de presente año, la balanza de bienes acumuló un déficit de 11,965 millones de dólares, cifra que superó en 9,882 millones el saldo negativo reportado en igual periodo del año pasado.

Evidentemente esto ha contribuido en buena parte a que el déficit de la cuenta corriente se incremente de manera importante. En el periodo enero-septiembre su saldo negativo acumuló 24,741 millones de dólares, cifra equivalente al 2.9% del PIB, lo que significó el mayor porcentaje para el mismo periodo en los últimos 17 años.

Imagen2

No obstante, la cuenta financiera reporta recursos por 31,580 millones de dólares, suficientes para financiar el déficit de la cuenta corriente, especialmente vía la entrada  de inversión extranjera directa, que cubrió el 78.3% del déficit corriente. Sin embargo, el entorno de elevada volatilidad de los mercados financieros internacionales y la expectativa sobre la inminente alza de las tasas de interés en los Estados Unidos, podría ser un ambiente propicio para generar un redirecionamiento de capitales, que quizá puede estar comenzando a verse en la evolución de la inversión de cartera que recibe México, toda vez que el monto que entró al país en el lapso enero-septiembre a través de este rubro fue 48.9% menor al del año pasado, después de pasar de un monto de 38,642.8 millones de dólares a uno de 19,728.5 millones.

El rápido aumento del desequilibrio de las cuentas externas del país en un entorno como este y lo que puede generar la dificultad de conseguir recursos después del alza de las tasas de interés de la Reserva Federal, podrían ser fuente de presiones en el tipo de cambio, que en algún momento podrían reflejarse en alzas de precios. De hecho, la depreciación del tipo de cambio podría estar teniendo ya alguna incidencia en la evolución de los precios al consumidor, especialmente en el rubro de mercancías, que en las últimas seis quincenas muestra una tendencia ascendente en la variación anual de sus precios.

Imagen4

Aunado a todo esto, la salud de las fianzas públicas del país es otro tema que hay que tener en cuenta, sobre todo cuando los niveles de deuda pública han aumentado significativamente en los primeros tres años de la presente administración. Recientemente la SHCP dio a conocer los resultados de las finanzas públicas a octubre, en los que las autoridades resaltan la disminución anual de 7.6% real en el gasto público. Sin embargo, el monto acumulado del total de los recursos ejercidos en el periodo enero-octubre ascendió a 3,842,167.6 millones de pesos, cifra que superó en casi 50 mil millones la autorizada para ese periodo. Incluso este mayor gasto fue mayor en 9,300 millones de pesos al monto en el que los ingresos superaron la cifra estimada para el mismo lapso, gracias al repunte de la recaudación tributaria que compensó con creces la disminución de los ingresos petroleros. Estas cifras indican que el gasto ha seguido creciendo más que los ingresos.

Imagen5

En el tema de la deuda, es importante señalar que al cierre de octubre el saldo histórico de los requerimientos financieros del sector público ascendió a 8,296.8 miles de millones de pesos, lo que significó un aumento de 2,406 mil millones en los primeros tres años de la presente administración, es decir un incremento nominal de 40% con respecto al saldo de la deuda al cierre del 2012 cuyo nivel era de 5,891. mil millones de pesos.

Aunque la evolución reciente de diversas variables macroeconómicas ha dado señales de una mejora en el ritmo de crecimiento para el presente año, los pronósticos para el 2016 parecen anticipar un comportamiento inercial de la economía, que sería solo suficiente para crecer a una tasa muy parecida a la que se pronostica para el 2015, que como se sabe, está muy cercana al promedio de las últimas dos décadas, pero muy lejos de lo que requiere el país para mejorar el bienestar de los hogares. Esto refleja que el beneficio que se anticipaba de las reformas aprobadas –aún las que podrían tener un efecto en el corto plazo- sigue siendo limitado. Los hogares del país requieren de una mayor generación de empleo, para poder absorber a los casi 13 millones de mexicanos disponibles para trabajar. Las únicas políticas públicas que pueden lograrlo son aquellas que estimulen la inversión productiva. Considerar que las reformas solucionen los problemas en el corto plazo, no resolverá la urgencia de mejores ingresos en los hogares, y  eso es precisamente lo que reflejan las expectativas, tanto de las empresas como de los hogares.

MÉXICO

En línea con el mejor desempeño que mostró la economía durante el tercer trimestre del año, el INEGI informó que según cifras desestacionalizadas, durante septiembre la inversión fija bruta tuvo un repunte mensual de 1.4%, después de dos caídas consecutivas. Esto permitió que en su comparación anual la inversión mostrara un avance de 5.2%. El mayor dinamismo se registró en la inversión en maquinaria y equipo, que  tan solo en el mes creció 2.4%, llevando su variación anual a 14.0%. Cabe resaltar que a pesar de la depreciación del tipo de cambio, la inversión en maquinaria y equipo importado fue la que reportó mayores avances: 5.4% mensual y 17.0% anual. Por su parte, la inversión en construcción creció 0.4% en el mes, suficiente solo para mantener su variación anual ligeramente por arriba de cero.

Imagen6

El mejor desempeño de diversas variables macroeconómicas ha permitido que la opinión acerca de la situación actual y futura de empresas, hogares y de la economía en su conjunto mejore modestamente. Con relación a los indicadores de confianza empresarial, se observa que a pesar de que esta se mantiene en niveles inferiores a los del año pasado, se puede advertir que su ritmo de caída se ha moderado en los dos últimos meses. En octubre la confianza en el sector construcción se contrajo 5.1 puntos respecto al dato del año pasado, mientras que el de la manufactura bajo 1.7 puntos y el indicador del comercio lo hizo en 3.1 puntos. En los tres casos fueron bajas menores a las del mes previo.

Imagen7

Los consumidores también han comenzado a percibir un mejor entorno, principalmente en cuanto a la precepción sobre la situación actual y futura de sus hogares, indicadores que mantuvieron un comportamiento al alza por segundo mes consecutivo, lo que en buena medida permitió una evolución similar en la opinión de los consumidores acerca de la posibilidad de adquirir bienes duraderos. El único indicador que se comportó a la baja fue el relacionado con la percepción sobre la situación futura de la economía.

Imagen8

ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA

El Departamento del Trabajo dio conocer el reporte sobre el mercado laboral en el que señala que durante noviembre se crearon 211 mil nuevos empleos no agrícolas, cifra que superó nuevamente las expectativas del mercado, que en esta ocasión anticipaba la creación de 196 mil empleos. El dinamismo del mercado laboral sugiere que la actividad económica del país fortalece su ritmo de crecimiento. Este desempeño permitió que la tasa de desempleo se mantuviera sin cambio en 5.0%. Con estos resultados la Reserva Federal podría estar más dispuesta a elevar sus tasas de interés en su siguiente reunión de Diciembre.

Imagen9

El Census Bureau informó que en octubre el gasto en construcción ascendió a 1,107.4 miles de millones de dólares, lo que significó un avance mensual de 1.0%, porcentaje que además de ser mayor al observado un mes antes, superó la expectativa del mercado que anticipaba un aumento de 0.7%. El avance mensual respondió al aumento de 0.8% en el gasto de construcción privado y al alza de 1.4% en el gasto público. Dentro del gasto privado, el destinado a obra residencial creció 1.0%, mientras que el no residencial aumentó 0.6%. En el caso del gasto público, resalta el crecimiento de 1.1% en obras carreteras. En términos anuales, el gasto en construcción se incrementó 13.1%, lo que representó el sexto mes consecutivo con tasas de crecimiento de dos dígitos.

Imagen10

Agenda Económica: Diciembre

Imagen11

Indicadores financieros semanales

Imagen12

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP)

www.ceesp.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

Búsqueda

Twitter

Conoce la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, las actividades vulnerables a las que se refiere,así como el calendario para hacer las declaraciones correspondientes. https://t.co/fSKb3VsQgc
Vía: @VeritasOnlineMX

Para garantizar la relación entre los comités de auditoría, auditores externos y autoridades, se debe procurar la estabilidad de los sistemas financieros en protección de los ahorradores y el público inversionista. Un artículo de Eduardo Gómez Alcalá. Vía @VeritasOnlineMX.

Hoy Lunes 15 de Julio de 2019 el tipo de cambio promedio del dólar en México es de $18.81 Pesos vía https://t.co/zBzkkaqFN3

Load More...
A %d blogueros les gusta esto: