Veritas Online

El Rincón del Abogado

Exención del IVA sin restricciones a prestadores del servicio de construcción de inmuebles destinados a casa habitación

Exención del IVA sin restricciones a prestadores del servicio de construcción de inmuebles destinados a casa habitación
agosto 16
2016

El 12 de agosto de 2016, fue publicada en el Semanario Judicial de la Federación la tesis de Jurisprudencia por contradicción No. P./J.4/2016 (10a.), emitida por el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Dicha jurisprudencia resulta relevante, puesto que en forma contundente define el tratamiento fiscal aplicable para efectos del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para aquellos que presten el servicio de construcción de inmuebles destinados a la casa habitación liberándolos sin cortapisa alguna del pago de dicho impuesto, aclarando en plenitud los supuestos para la exención.

Ahora bien, en términos de lo dispuesto por el artículo 1º de la Ley del Impuesto al Valor Agregado (LIVA), son sujetos del IVA aquellas personas físicas y las morales que, en territorio nacional, realicen los actos o actividades consistentes en: a) enajenación de bienes, b) prestación de servicios independientes, c) otorgamiento del uso o goce temporal de bienes o d) importación de bienes o servicios. Por su parte, el artículo 9 fracción II de la LIVA prevé que no se pagará el impuesto en la enajenación de construcciones adheridas al suelo, destinadas o utilizadas para casa habitación.

Asimismo, el artículo 29 del Reglamento de la LIVA dispone que la prestación de los servicios de construcción de inmuebles destinados a casa habitación, ampliación de esta, así como la instalación de casas prefabricadas que sean utilizadas para este fin, se considerarán comprendidas dentro de la fracción II del artículo 9 de la LIVA siempre que el prestador de servicios proporcione la mano de obra y materiales.

A pesar de que el artículo 29 del Reglamento de la LIVA preveía la posibilidad de hacer extensivos los beneficios de la fracción II del artículo 9 de la LIVA a los prestadores de servicios mencionados, había cierta incertidumbre respecto de los requisitos necesarios para la exención contemplada en el citado precepto. En la tesis aislada No. 1a. LXXXIII/2012, dictada por la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación se había determinado que para que operara dicha exención, era necesario que convergieran dos requisitos: Que la actividad se desarrollara de forma integral, entendiéndose que el contribuyente debía de realizar actos de enajenación de bienes destinados a casa habitación y en forma conexa, la construcción de estas proporcionando la mano de obra y materiales. En otras palabras, dicha interpretación restrictiva requería que en un mismo contribuyente convergieran estas dos funciones. Posteriormente, mediante el amparo directo en revisión No. 2126/2013, dicho criterio fue modificado, al determinarse que la exigencia de que converjan en un mismo contribuyente la enajenación de inmuebles destinados a casa habitación y la construcción de inmuebles destinados a casa habitación proporcionando mano de obra y materiales, no estaba prevista en dichas disposiciones legales. Agregando que lo que sí está previsto es que ambos tipos de contribuyentes están exentos de la obligación de pagar IVA, puesto que ambas actividades persiguen el objetivo buscado por el legislador de solucionar el problema de vivienda del país.

En la reciente tesis de jurisprudencia, el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, de forma contundente pone fin a las dudas que en su momento surgieron respecto de la interpretación al artículo 29 del Reglamento de la LIVA, aclarándose que “la exención establecida en la fracción II del artículo 9º. de la referida ley tributaria, opera con independencia de que el contribuyente realice conjuntamente esas actividades”. Por lo que para que se actualice la referida exención basta con que se dé la enajenación de inmuebles destinados a la casa habitación o bien, la sola prestación del servicio de construcción o ampliación de casa habitación y siempre que suministre en dicho servicio  la mano de obra y materiales. Lo anterior, buscando incentivar la construcción de casa habitación y resolver la escasez de vivienda, sin condicionar en forma alguna el beneficio otorgado por el legislador y relevando así de la carga tributaria a los consumidores finales de la casa habitación. Aclarándose que para los casos en que quienes presten los citados servicios de construcción de casa habitación, subcontraten algunos de ellos, no estarán comprendidos en los beneficios de la ley ni en los del reglamento, por lo que se deberá efectuar el traslado y entero del impuesto correspondiente.

Por su importancia, a continuación se trascribe el mencionado criterio jurisprudencial:

Época: Décima Época

Registro: 2012229

Instancia: Pleno

Tipo de Tesis: Jurisprudencia

Fuente: Semanario Judicial de la Federación

Publicación: viernes 12 de agosto de 2016 10:20 h

Materia(s): (Administrativa)

Tesis: P./J. 4/2016 (10a.)

VALOR AGREGADO. LA EXENCIÓN PREVISTA EN LOS ARTÍCULOS 9O., FRACCIÓN II, DE LA LEY DEL IMPUESTO RELATIVO Y 29 DE SU REGLAMENTO (21-A DEL VIGENTE HASTA EL 4 DE DICIEMBRE DE 2006), OPERA, INDISTINTAMENTE, RESPECTO DE QUIENES ENAJENEN CONSTRUCCIONES ADHERIDAS AL SUELO DESTINADAS A CASA HABITACIÓN O, INCLUSO, PARA QUIENES PRESTEN EL SERVICIO DE CONSTRUCCIÓN DE INMUEBLES DESTINADOS A ESE FIN O SU AMPLIACIÓN, SIEMPRE Y CUANDO ÉSTOS PROPORCIONEN LA MANO DE OBRA Y LOS MATERIALES RESPECTIVOS.

Si se considera el propósito que motivó al Congreso de la Unión para liberar de la obligación de pago del impuesto al valor agregado a la enajenación de inmuebles destinados a casa habitación, consistente en resolver o aliviar el problema de escasez de vivienda por considerarla como un artículo de primera necesidad y de consumo popular, es posible concluir que el beneficio tributario previsto en el artículo 29 del Reglamento de la Ley del Impuesto al Valor Agregado, en virtud del cual la prestación de servicios de construcción de inmuebles destinados a casa habitación, así como su ampliación y la instalación de casas prefabricadas para ese destino, siempre y cuando el prestador del servicio proporcione la mano de obra y los materiales, queda comprendida en la exención establecida en la Fracción II del artículo 9o. de la referida ley tributaria, opera con independencia de que el contribuyente realice conjuntamente esas actividades, pues para que se actualice la referida exención basta la enajenación del inmueble destinado a casa habitación o bien, la sola prestación del servicio de construcción o ampliación de dicho inmueble pero siempre que este servicio se preste de manera integral por proporcionarse la mano de obra y los materiales; en la inteligencia de que si quienes presten los mencionados servicios subcontratan alguno de ellos, se estará ante servicios que no se ubican en el supuesto de la exención y, por tanto, al no operar ésta, respecto de aquellos se deberá realizar el traslado y el entero del impuesto correspondiente.

PLENO

Contradicción de tesis 252/2015. Entre las sustentadas por la Primera y la Segunda Salas de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. 10 de mayo de 2016. Mayoría de nueve votos de los Ministros Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, José Ramón Cossío Díaz, Margarita Beatriz Luna Ramos, José Fernando Franco González Salas, Norma Lucía Piña Hernández, Eduardo Medina Mora I., Javier Laynez Potisek, Alberto Pérez Dayán y Luis María Aguilar Morales. Disidentes: Arturo Zaldívar Lelo de Larrea y Jorge Mario Pardo Rebolledo. Ponente: Alberto Pérez Dayán. Secretaria: María Estela Ferrer Mac Gregor Poisot.

TESIS Y CRITERIOS CONTENDIENTES:

Tesis 1a. LXXXIII/2012 (10a.), de rubro: “VALOR AGREGADO. EL ARTÍCULO 21-A DEL REGLAMENTO DE LA LEY DEL IMPUESTO RELATIVO, VIGENTE HASTA EL 4 DE DICIEMBRE DE 2006, COMPLEMENTA Y DETALLA LA EXENCIÓN PREVISTA EN EL ARTÍCULO 9o., FRACCIÓN II, DE DICHA LEY.”, aprobada por la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Décima Época, Libro VII, Tomo 1, abril de 2012, página 887.

El sustentado por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al resolver el amparo directo en revisión 420/2014.

El Tribunal Pleno, el veintitrés de junio en curso, aprobó, con el número 4/2016 (10a.), la tesis jurisprudencial que antecede. Ciudad de México, a veintitrés de junio de dos mil dieciséis.

Lic. Juan de la Cruz Higuera Arias

Socio Director de JCH Abogados

info@jch-abogados.com

LL.M. Adriana Higuera Ornelas

Asociado Senior de JCH Abogados

info@jch-abogados.com

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: