Veritas Online

Información Financiera

Evolución de la normativa contable en México

Evolución de la normativa contable en México
junio 01
2019

Cambio constante, adaptación al panorama nacional y mundial, y la implementación de nuevas tecnologías. Todo este contexto se ve reflejado en el transitar de los organismos encargados de emitir las normas y en cómo las hacen.

Unas cuantas normas a finales de la década de los 60 se convirtieron con el paso de 50 años en una normativa fundamentada y desarrollada. Las primeras experiencias ocurrieron con los boletines de Principios de Contabilidad conocidos como la serie azul, que consistía en diez boletines sobre distintas cuentas o rubros de los estados financieros, básicamente del balance general. Dichos boletines tenían fundamentos sencillos, acordes con el entorno de los negocios en esa época, que no era tan sofisticado como actualmente y el tamaño de las empresas era bastante reducido. Estos habían sido emitidos por el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) y eran resultado del trabajo de la primera Comisión de Principios de Contabilidad (CPC) que existió en el mismo. Los boletines tenían una numeración secuencial que se había asignado a medida que se habían emitido. Además, en esa época se recurría mucho a los principios contables de Estados Unidos de América (EUA), que estaban contenidos en los Accounting Research Bulletins (ARB).

En la década de los 60 en EUA se formó el Accounting Principles Board (APB) dentro del Instituto Americano de Contadores Públicos Certificados (AICPA, por sus siglas en inglés), que empezó a emitir los APB, donde se trataban temas más complejos, como los impuestos diferidos y arrendamientos, entre otros.

A principios de los años 70, la CPC reformuló los boletines de la serie azul y empezó a emitirlos sobre Principios de Contabilidad, los cuales se dividieron en cinco series, según los temas tratados. Éstas fueron la Serie A, de principios contables básicos; la Serie B, de principios relativos a los estados financieros en general; la Serie C, de principios aplicables a partidas o conceptos específicos; la Serie D, de problemas especiales de determinación de resultados, y la Serie E, de reglas particulares para industrias específicas. Esta clasificación de normas por temas dio una estructura útil a la normativa contable en México y se adelantó a la del Financial Accounting Standards Board (FASB) de EUA, que codificó sus normas hace pocos años.

Con el fin de homologar estándares con la normatividad internacional, los organismos mexicanos han tenido que implementar cambios en sus términos y definir con cuáles normas deberían converger.”

El 29 de junio de 1973 se fundó el International Accounting Standards Committee (IASC) como resultado de un acuerdo con las organizaciones profesionales de Alemania, Australia, Canadá, EUA, Francia, Holanda, Japón, México, Reino Unido e Irlanda. Consecuentemente, el IMCP ha estado involucrado en el desarrollo de las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC) desde un principio, pues formó parte del Consejo del IASC desde su fundación.

A partir de 1986, los boletines de Principios de Contabilidad que el IMCP publicaba en forma individual se editaron en un libro que contenía todos los boletines emitidos, con el objeto de que hubiera un único lugar en que pudiera investigarse cualquier tema relativo a los principios de contabilidad. En 1973 se formó el FASB de EUA, el cual tomó a su cargo la normativa que emitía el AICPA, siendo un organismo independiente reconocido por la Securities and Exchange Commision de EUA, que estableció un mecanismo de fondeo a través de aportaciones de las entidades registradas en bolsas de valores en EUA. El FASB continuó con la emisión de los APB y los codificó en los Accounting Standards Codification en 2009, con los que las nuevas normas del FASB —Accounting Standards Updates (ASU)— definieron un código conforme el tema que tratan.

Por otra parte, en el año 2001 empezó a operar el International Accounting Standards Board (IASB), que reemplazó al IASC como emisor de norma internacional, tomando en paquete como suyas las 41 NIC (IAS, por sus siglas en inglés) y empezó a emitir las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF) —IFRS, por sus siglas en inglés—, de las cuales hasta 2018 había emitido 17 y en 2018 difundió un nuevo Marco Conceptual (MC), reemplazando el emitido por el IASC en 1998, que había modificado parcialmente en 2010. Además, el IASB ha hecho modificaciones a diversas NIC y emitido varias interpretaciones.

Con el objetivo de tener un organismo independiente que emita las normas contables en México, en el 2002 se formó el Consejo Mexicano de Normas de Información Financiera (CINIF), como un organismo independiente, el cual tomó a su cargo la función de emitir la normativa contable a partir del 1.° de junio de 2004, fecha en que la CPC del IMCP dejó de operar. Desde esa fecha, el CINIF ha emitido poco más de 50 Normas de Información Financiera (NIF), de las cuales muchas han reemplazado a los boletines de la CPC del IMCP, de manera que quedan tres en vigor. Asimismo, ha emitido varias interpretaciones a las NIF.

En un principio se debatió en el CINIF con qué NIF deberían converger, pues algunos boletines coincidían con la normativa del IASB y otros con la del FASB. Se decidió por las del IASB, ya que están más orientadas a principios que las del FASB, que en muchos casos se basan en reglas. Además, existía una larga historia de colaboración con el IASB sus normas eran más reconocidas en muchos países. Otra cuestión fue por dónde empezar, pues varios temas específicos —como el de tratamiento de impuestos a la utilidad— eran urgentes. Sin embargo, se decidió empezar formulando el MC, considerando lo que contenía el del IASC, adoptado por el IASB, y la Serie A de los boletines de la CPC. Esto último fue muy importante, pues para efectos de México el MC es normativo y es equivalente a la constitución sobre las cuales se basan las normas específicas.

No se puede considerar que la misión de formular la normativa contable está completada, a pesar de lo que se ha hecho en los últimos años, aún hay mucho por hacer. No obstante, en México ya se han establecido bases sólidas para lograrlo.

C.P.C. Juan Mauricio Gras
Investigador e integrante del Consejo Emisor del CINIF
jgras@cinif.org.mx

Enlace:

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

A %d blogueros les gusta esto: