Veritas Online

Ejercicio Profesional

Ética: el deber profesional

Ética: el deber profesional
octubre 29
11:45 2013

Por C.P. Ignacio Aguilera Baca

Miembro de la Comisión de Ética y Responsabilidad Profesional del Colegio.

consultores_gubernamentales@hotmail.com

Entre el gremio contable, la ética es uno de los conceptos, muchas veces minimizado, que debe tomar la relevancia necesaria para dirigir nuestra actividad profesional.


El problema que tienen los estudiantes universitarios, y no se diga de los preparatorianos, es que al conocer diversas filosofías de los grandes pensadores griegos, medievales, modernos y contemporáneos entran en una verdadera confusión por la complejidad de sus ideas. Para los profesionales de la Contaduría también se vuelve un tema complejo y entramos en shock, pues es tanto el conocimiento que debemos abrevar que buscamos definiciones concretas que nos ayuden a entender la ética.

Con la intención de dar una definición que nos permita acercarnos a un concepto de Ética. Comencemos por su raíz etimológica. El Diccionario de la UNESCO de ciencias sociales nos dice que la palabra “ética” proviene del griego ethikós, que significa en plural neutro, costumbres. Ética es la ciencia de las costumbres o de los actos humanos y su objeto es la moralidad, entendiéndola como el carácter de bondad o malicia de los actos humanos. El deber, en general, es el objeto de la ética.

Entendemos como ética la conducta del ser humano, aquellos actos que se exteriorizan de la persona, ya sean buenos o malos, y que dependiendo del tiempo-lugar-entorno social-factor económico- factor religioso-factor político factor podemos definir o conceptualizar lo que es bueno y lo que es malo.

Así, podemos conceptualizar correctamente lo que es maldad y lo que es bondad. En una forma concreta el religioso y filósofo Santo Tomás de Aquino (1225-1274) encierra la bondad en la justicia, retomando los principios del derecho romano al situar la justicia con la máxima de dar a cada uno lo que se debe, trata del justo medio, de la igualdad, de dar a cada quien lo que le corresponde conforme a derecho, y precisamente este concepto de justicia deviene del latín justus, que significa conforme a derecho y deriva de jus derecho, y bueno, nuestro derecho positivo mexicano también deriva del derecho romano.

Nuestro derecho está conformado por reglas o normas, que se derivaron de costumbres y que fueron aceptadas por la sociedad y elevadas a rango de ley. En la antigua Roma existían los ciudadanos (libres) y no ciudadanos (esclavos), actualmente es un derecho universal.

La ética es la ciencia de los actos humanos y su objeto es la moralidad, que se entiende como el carácter de bondad o malicia.

También encontramos una norma moral, en términos jurídicos, cuando hablamos de un debido proceso, cuando a las partes en un conflicto se les otorga su derecho de audiencia. Esto es actualmente justicia.

Como colegas escuchamos seguido la frase “hay que arreglarlo salomónicamente”, en razón al Rey Salomón (1 REYES 3: 16-28), pasaje bíblico, donde se demuestra la sabiduría y la impartición de justicia, sin soslayar el amor como uno de los actos más sublimes del ser humano. Como objeto de la ética, debemos romper con algunas costumbres que no guardan bondad, conductas malas; por lo que, como profesionales de la Contaduría, sabemos qué actos desprestigian la profesión. Algunas veces somos observadores y en otras probablemente hemos sido actores o coactores.

Dentro de la Comisión de Ética de nuestro Colegio de Contadores, se acuñó el concepto de inteligencia ética como “la capacidad de entendimiento, reflexión, discernimiento de nuestras percepciones; que llevadas al aspecto ético son facultades de la conciencia para observarse y analizarse a sí mismos y de juzgarse sobre esa observación y análisis”. Con esto, estudiosos de la Contaduría, colegas, debemos de ensanchar esa facultad, esa capacidad, esa inteligencia ética, con moral, impregnada de bondad o conductas buenas.

 

Facebook Comments

Related Articles

1 Comment

  1. Vicente Robleda
    Vicente Robleda marzo 01, 02:43

    Felicito cordialmente, espero que el comportamiento por el bien del deber ser se incorpore desde la educación básica hasta comprender que la ética es la fuente de la verdadera felicidad y el éxito existencial.

    Reply to this comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: