Veritas Online

Ética de Negocios

Estudios de campo; investigación ética después de las crisis

Estudios de campo; investigación ética después de las crisis
mayo 01
00:58 2015

La ética corporativa ha recibido atención después de los escándalos de principios de la década de los 2000 en Estados Unidos. Varios estudios examinan los programas y el comportamiento de la administración.

¿Cuál es la situación actual de la ética corporativa? ¿Cuál es el futuro de los programas de ética corporativa? James Weber y David Wasieleski han intentado dar respuesta a estas preguntas en su artículo “Programas de Ética Corporativa y de Cumplimiento: Informe Análisis y Crítica”, publicado en la Revista de Ética de Negocios en febrero de 2013.

Weber and Wasieleski presentaron los resultados de una encuesta de 2010 de los miembros de la Asociación de Ejecutivos de Ética y Cumplimiento (ECOA, por sus siglas en inglés), una asociación profesional para gerentes de ética y cumplimiento. Los autores compararon los resultados de su encuesta de 2010 con seis estudios previos de ética corporativa para determinar si, y cómo, los programas de ética corporativa han evolucionado durante las últimas dos décadas y media.

A diferencia de estudios previos, que en general encuestaban a empleados y gerentes corporativos, los autores encuestaron a los individuos que están a cargo de crear, implementar y vigilar los programas de ética y cumplimiento en las empresas en Estados Unidos. Las empresas estaban en un rango de 5 mil a 50 mil empleados y desde 5 billones a 50 billones de dólares de ventas anuales.

Los autores encontraron que mientras que en los años 80 y 90 las empresas estaban motivadas principalmente por tener un programa de ética y cumplimiento para mostrar que eran socialmente responsables y para guiar el comportamiento de los empleados, hoy lo están por “hacer las cosas correctas” y por el cumplimiento legal.

Los autores hallaron que el incentivo más fuerte para tener un programa de ética corporativa se ha convertido en una presión de las leyes como la Ley de Prácticas Extranjeras Corruptas, los Lineamientos Federales para las Sentencias (FSG, por sus siglas en inglés) y la Ley Sarbanes- Oxley (SOX). Este incentivo sobrepasa a otros factores como los valores de los líderes de la empresa, incentivos del empleado, competidores, incentivos económicos y presiones de la comunidad y de grupos no lucrativos.

Más aún, de acuerdo con la encuesta, la capacitación sobre ética en las orientaciones a los empleados o a través de sesiones electrónicas de capacitación, ahora es común en 98% de las grandes corporaciones de los Estados Unidos. El número de empresas estadounidenses que tienen líneas directas anónimas para reportar cuestiones y problemas sobre ética ha aumentado la mitad, de acuerdo con una encuesta de 1999 que capturó esta información, a 95% en 2010. El brinco llegó sobre todo después de la implementación de la SOX y de la FSG.

Los miembros del consejo corporativo, así como los ejecutivos de cumplimiento de las grandes empresas, se han convertido en una parte crítica del proceso para establecer y mantener programas de ética y cumplimiento y, como resultado, han asumido la responsabilidad primaria en esta área. Cerca de 60% de las organizaciones indicaron que el consejo de administración está involucrado en la preparación del código de ética, y que este aplica no solo para los empleados, sino también para la alta dirección y el consejo de administración.

Además se han implementado recientemente dos innovaciones en los programas de ética: el uso de las evaluaciones de desempeño con base en la ética y las evaluaciones de riesgos con base en la ética. Específicamente, cerca de tres cuartos de personas que contestaron indicaron que sus empresas usan criterios de ética en las evaluaciones de desempeño, criterios de promoción y cálculo de bonos o salarios de los empleados y/o de compensaciones no monetarias. Esto último lleva a hacer evaluaciones de riesgo periódicamente para reducir conductas criminales, detectar fraudes, cumplir con requerimientos legales y fortalecer los sistemas de control interno.

“Los miembros del consejo corporativo y los ejecutivos de las grandes empresas se han convertido en una parte crítica para establecer programas de ética”.

Weber y Wasieleski observaron que la transparencia, la sostenibilidad, los informes sociales, la ciudadanía global corporativa y los informes de desempeño ambiental son las tendencias emergentes cuando se trata de programas de ética y cumplimiento en las grandes empresas de Estados Unidos. También concluyeron que la ética de negocios continuará siendo una reacción a las fuerzas del ambiente externo, como las regulaciones gubernamentales.

CÓDIGO DE ÉTICA E INVERSIONISTA

Los códigos de ética se han vuelto habituales en las corporaciones estadounidenses pero, ¿frenan el oportunismo de la gerencia y aumentan la confianza del inversionista en la corporación? Bruce Davidson y Douglas Stevens intentaron dar respuesta a través de un experimento de laboratorio.

“¿Puede un código de ética mejorar el comportamiento de la administración y la confianza del inversionista? Un estudio experimental” se publicó en enero de 2013 en la Revista de Contabilidad. Los autores pronosticaron que los comportamientos oportunistas de los gerentes deberán ser frenados en la medida en que los códigos de ética activen las normas sociales.

En el experimento de los autores, 124 estudiantes de licenciatura y graduados actuaron como gerentes e inversionistas en una simulación de un juego de inversiones basada en computadora, que capturó información sobre el comportamiento de los gerentes y los inversionistas con base en las decisiones y los comportamientos de la otra parte.

El contexto de decisiones e incentivos enfrentados por los participantes replicó los encontrados por los gerentes y los inversionistas, de modo que los resultados deberán generalizarse con los escenarios corporativos del mundo real.

Los autores descubrieron que un código de ética no es suficiente para reducir el comportamiento oportunista de un gerente o aumentar la confianza del inversionista. Lo que se requiere para alcanzar ambas metas es hacer que los gerentes firmen públicamente una declaración de que personalmente se adherirán al código de ética. El acto de certificación aumenta la conciencia de los gerentes sobre las normas sociales en el código de ética, así como la creencia de los inversionistas de que los gerentes y las corporaciones cumplirán con estas reglas de comportamiento.

LA DECISIÓN ÉTICA DEL AUDITOR

¿Qué ocasiona que los auditores tomen decisiones no éticas? ¿Son estos factores distintos a través de los distintos tipos de auditores? Donald Arnold Sr., Jack Dorminey, A.A. Neidermeyer y Presha Neidermeyer intentaron dar respuesta a estas preguntas mediante una encuesta con auditores internos que trabajan para empresas que cotizan en bolsa en los Estados Unidos, y auditores externos de las Cuatro Grandes firmas de Contadores Públicos y firmas locales y regionales más pequeñas.

“La Toma de Decisión Ética de Auditores Internos y Externos”, publicado en la Revista de Auditoría Administrativa, arroja luz sobre los procesos de toma de decisión ética de los auditores internos y externos. El trabajo es uno de los primeros estudios para comparar a los auditores internos y externos, y observar no solo a los auditores de las Cuatro Grandes, sino también a los auditores externos de firmas regionales más pequeñas.

Aunque los auditores internos y externos comparten principios de auditoría y estándares éticos, difieren de manera importante en términos de la estructura y tamaño de las empresas para las que trabajan, su capacitación, a quién reportan y el tipo de servicios que proporcionan.

Estas diferencias podrían traducirse en las distintas formas en que los auditores consideran y responden a los intereses éticos. El estudio examinó la manera en que dos factores situacionales —el consenso social y la magnitud de las consecuencias— afectan la toma de decisiones éticas del auditor.

La investigación sobre ética reveló que la magnitud de las consecuencias en las víctimas de la acción en cuestión no influye de manera diferente en la toma de decisión ética de los auditores internos o externos. Sin embargo, los autores encontraron que el efecto del consenso social (el grado de acuerdo de que una acción es correcta o incorrecta) sobre la toma de decisión ética difiere entre los distintos grupos de auditores.

Los autores sugirieron que los ambientes más diversos y políticos en los que las grandes compañías operan hacen a los auditores de las Cuatro Grandes empresas más conscientes de ajustar sus criterios con las normas sociales.

“Para reducir el comportamiento oportunista de un gerente o aumentar la confianza del inversionista, los gerentes deben firmar una declaración de que se adherirán al código de ética”.

Los hallazgos del estudio mostraron que el proceso de toma de decisiones éticas de los auditores está supeditado al contexto situacional. Las diferencias entre los auditores internos, externos de las grandes firmas, y externos de firmas pequeñas sobre el consenso social conducen a diferencias en los procesos de toma de decisiones éticas para estos tres tipos de auditores.

BRECHAS DE PERCEPCIÓN

La responsabilidad de la administración de establecer y mantener los controles internos es bien conocida en el campo de la Contabilidad. Aunque ha transcurrido más de una década desde la aprobación de la SOX, numerosos estudios revelan que la administración continúa asumiendo de manera incorrecta que los auditores internos tienen a su cargo esta responsabilidad.

Esta brecha de percepción crea un desafío para la administración corporativa, que puede no entender el ambiente del control interno o su responsabilidad sobre los controles de informes financieros.

La investigación reciente muestra que esta brecha de percepción existe también en la academia, revelando una necesidad de asegurar que la especialidad de negocios no contables reciba una enseñanza adecuada en este importante aspecto del gobierno corporativo. Los investigadores Karen Miller, Thomas Proctor y Benjamín Fulton encuestaron a 212 profesores de Administración y Contabilidad de universidades de los Estados Unidos.

Los autores encontraron que 39% de los profesores de administración presumían que los auditores internos eran responsables de establecer los controles internos y 44% pensaba que los auditores internos eran responsables del mantenimiento de los controles. De los profesores de Contabilidad encuestados, 90 y 88%, respectivamente, fueron precisos al determinar estas responsabilidades. Esta brecha de percepción afecta el plan de estudios de las clases de administración, tanto en el nivel de graduados como de estudiantes de licenciatura.

Aun cuando los profesores reconocieron la importancia de la comprensión del estudiante de los controles internos, la preocupación más grande radica en un graduado de negocios sin un grado en Contabilidad. La encuesta reveló que la mayoría de los profesores consideraban que los controles internos deberán ser introducidos en una clase de Contabilidad de estudiantes de licenciatura para asegurar la exposición tanto a las especialidades contables como a las que no. Sin embargo, el pesado contenido de las clases de Contabilidad introductoria a menudo tiene poco tiempo para una cobertura de profundidad.

Dada la brecha de percepción de los profesores de administración, y la falta de trabajo de clase adicional en Contabilidad, la especialidad no contable podría perpetuar potencialmente la percepción errónea que se presenta en el ambiente corporativo.

Para abordar este vacío, el plan de estudios de negocios debe conducir la forma de asegurar que la siguiente generación de administradores de negocios comprenda no solo la importancia, sino también la responsabilidad de establecer, mantener y evaluar los controles internos sobre la presentación de informes financieros.

Los autores identificaron la necesidad de revisar el plan de estudios para asegurar la cobertura adecuada de los principios básicos de control interno, incluyendo una coordinación más fuerte entre la facultad de administración y la de Contabilidad, así como la enseñanza continua en el lugar de trabajo.

>Este artículo es una reseña del original titulado “Highlights of Ethics Research”, publicado en la revista Journal of Accountancy, junio 2014. Traducción para la revista Veritas, del Colegio de Contadores Públicos de México A.C., por Pilar Vidal.

AUTORES ORIGINALES: Cynthia E. Bolt-Lee (boltc@citadel.edu) es profesora asociada en la Escuela Citadel de Administración de Negocios en Charleston. S.C. Yi-Jing Wu (yijing.wu@case.edu) es profesor asistente en Case Western Reserve University en Cleveland. Aleksandra B. Zimmerman (axb172@case.edu) es estudiante de doctorado en Contabilidad en Case Western Reserve University.

Redacción Grupo Medios

veritas@colegiocpmexico.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: