Veritas Online

Capital Humano

Estrategias para una fuerza laboral más resiliente

Estrategias para una fuerza laboral más resiliente
junio 01
2020

La rápida propagación del COVID-19 obligó a que un gran número de organizaciones modificara de un día para otro su manera de trabajar. De acudir diario a un espacio de trabajo con todos los recursos, los empleados tuvieron que permanecer en casa y aprender sobre los sistemas empresariales y las herramientas tecnológicas para trabajar de manera remota.

Conscientes de la importancia de reducir su exposición al riesgo y, al mismo tiempo, seguir siendo productivos, los empleados han estado colaborando estrechamente con sus colegas y directores de forma remota para atender así los asuntos más apremiantes, al tiempo de demostrar su capacidad de respuesta y adaptación.

Desde la perspectiva laboral y de negocios, la pandemia que aqueja al mundo actualmente marcará un antes y un después. A partir de la experiencia y conocimientos obtenidos, las organizaciones podrían ser capaces de rediseñar sus planes de respuesta a las crisis, reforzándolos y complementándolos con una nueva perspectiva de los aspectos operativos, tecnológicos y humanos.

Se habla con frecuencia sobre cómo desarrollar una organización resiliente que afronte y supere con éxito las disrupciones que se encuentren en el camino. Pero se pasa por alto hacer lo mismo con el capital humano, sobre cuyos hombros recaerá, al final del día, gran parte de la responsabilidad de mantener a flote el negocio en épocas complicadas.

Conformar una fuerza de trabajo resiliente que esté consciente de la importancia de su papel durante y después de eventos extremos, como desastres naturales, inundaciones, terremotos, tsunamis y brotes epidémicos como el del COVID-19, requiere de su participación en la creación de dichos planes de reacción.

En este sentido, el estudio “Construyendo una fuerza de trabajo resiliente, dispuesta y capaz, a las crisis” (Deloitte, 2015) perfila una serie de estrategias que puede ayudar a definir con precisión el rol del personal durante una crisis, cómo responderá y de qué manera se reincorporará a sus actividades una vez que las cosas vuelvan a la nueva normalidad.

En principio, es fundamental entender cómo las personas responden y por qué. A menudo se piensa que siempre van a estar dispuestas a retomar su trabajo durante y después de un evento de esta magnitud; sin embargo, no siempre es así. Existen tres factores que hay que tomar en cuenta en un escenario como el actual:

  • La percepción que tiene un individuo del riesgo para su salud y la de su familia.
  • La relevancia e importancia de su papel para reaccionar a una crisis.
  • Entender el rol de su organización en la sociedad en general.

El trabajo de un profesional de la salud sería más relevante en una contingencia que el de un director de marketing; o un servidor público podría ser más estratégico que un analista financiero, por ejemplo.

Un aspecto clave al prepararse para una crisis es entender perfectamente cómo reaccionarán los empleados, y la mejor manera de saberlo es preguntarles directamente. Se sugiere realizar una consulta entre los empleados para tener un panorama completo y claro de sus inquietudes, sus comportamientos y lo que esperan de la organización.

L.A.E. Jorge Ponga Castro
De la comisión de Capital Humano y Talento del Colegio
Socio de Clients & Industries en Consultoría en Deloitte, México
jponga@deloittemx.com


Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: