Veritas Online

Tecnologías de la Información

Estrategia. Tesorería digital, implementación y resultados

Estrategia. Tesorería digital, implementación y resultados
octubre 01
2019

Transformar la función de Tesorería para ser aliado estratégico del negocio comienza con la comprensión de su situación actual, la integración con el resto de los procesos, los recursos humanos, tecnológicos y materiales disponibles, así como los puntos críticos a los que se ha enfrentado.

La comprensión de la situación permite visualizar la extensión y los alcances del esfuerzo a realizar, para diseñar una visión de la función que defina tiempos, compromisos, oportunidades, costos y beneficios esperados.

Un proyecto de esta naturaleza incluye, en ciertos casos, centros de servicios compartidos, integración de sistemas informáticos, automatización de procesos, definición de políticas de inversión, coberturas y plazos de pago, entre otras iniciativas.

Para obtener el máximo beneficio posible, la transformación debería diseñarse como un proyecto integral, que cuente con el apoyo de una asesoría especializada y la participación de la compañía, ya que entre dichos equipos se tiene el know how de la operación, de la identificación y de la priorización de las oportunidades.

Cada empresa, en función de su tamaño, industria y modelo de negocio debe considerar sus prioridades y los aspectos críticos de su estrategia financiera: planes, organización, procesos, administración de efectivo y liquidez, a la par de la gestión de los riesgos financieros.

Una vez tomada la decisión de transformar la Tesorería, con una visión integral de la función, es necesario implementar las mejores prácticas y desplegar las herramientas informáticas y soluciones aplicables que se hayan seleccionado.

Como es práctica frecuente en los grandes programas de innovación, todo el personal debe ser informado sobre los alcances del cambio y las herramientas disruptivas que van a utilizarse, para alentarlo a sumarse de manera proactiva a las nuevas responsabilidades. El incentivo es que tendrá el beneficio de trabajar en un ambiente más eficiente y seguro, al utilizar y enriquecer sus conocimientos y generar valor para la compañía.

Como parte de la implementación, los temas clave de Tesorería pueden ser aislados y sujetos a un rediseño pormenorizado que tenga en consideración las necesidades del negocio, la jerarquización de la función Financiera, así como de Contraloría y de la propia Tesorería. De esta manera, es posible simplificar los movimientos y alcanzar resultados concretos de manera más eficiente y rápida.

Los resultados pueden observarse a medida que se despliegan los cambios y se ajusta la operación con los agentes internos, incluyendo las demás áreas del negocio y actores externos, como bancos, intermediarios financieros, clientes, proveedores, entre otros.

Actualmente, una de las propuestas más atractivas para la Tesorería es la concentración de efectivo y liquidez. En este sentido, el balance cero permite gestionar de manera automatizada y confiable todas las operaciones en una sola cuenta bancaria.

En los programas de innovación, todos deben estar informados sobre los alcances del cambio y las herramientas que se utilizarán para sumarlos a las nuevas responsabilidades”.

Con este soporte, la función tiene acceso a saldos y conciliaciones bancarias claras, comisiones más bajas y mejores tasas de interés por sus inversiones a corto y largo plazo.

Además, es capaz de supervisar, concentrar y definir los diferentes tipos de cuentas de acuerdo con las necesidades de la compañía: nómina, operación, pagos, inversiones o cobranza, entre otros.

Los reportes estratégicos son otro beneficio, dado que ofrecen la capacidad de incluir pronósticos de flujo de efectivo, posición neta de caja, coberturas financieras, financiamiento de partes relacionadas o indicadores clave (días de pago, days payable outstanding o DPO; días de cobranza, days sales outstanding o DSO; ciclo de conversión de efectivo o cash conversión cycle).

Los beneficios que se obtienen al contar con indicadores, reportes estratégicos de calidad, en tiempo y forma desembocan principalmente en una adecuada toma de decisiones. Con la información, el personal tiene la capacidad de entender mejor cuáles son las áreas de oportunidad y fortalezas que diferencian a los servicios o productos ante la competencia. Asimismo, conocer los indicadores claves del sector en el que opera la organización soporta su permanencia sostenible a largo plazo.

Asimismo, es posible obtener reportes de conciliación bancaria automática al cierre mediante mensajes bancarios tipo Swift MT940 y MT942, herramientas con las que Tesorería cuenta con el conocimiento en cada momento de las posiciones en los bancos, y está en condiciones de apoyar la toma de decisiones de la alta dirección con información de valor, calidad y riesgos identificados.

En conjunto, un enfoque estratégico permite que Tesorería aproveche inversiones automatizadas o por saldo promedio, que concentre los recursos para tener rendimientos más competitivos, así como que planifique en términos de cumplimiento fiscal, financiamiento interno con socios estratégicos, generación de efectivo y ciclo de caja.

En resumen, un adecuado ejercicio de los presupuestos y gastos operativos de la compañía transforma completamente la forma de operar del negocio, haciendo a toda la organización más consciente de los impactos que tiene la Tesorería en los resultados financieros para generar soluciones confiables a largo plazo.

Jon-Fredrik Stryker
Director de Asesoría Especialista en
Riesgos de Mercado y Tesorería de KPMG México
jstryker@kpmg.com.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: