Veritas Online

Ejercicio Profesional

¿Es la suavización de ganancias una práctica ética?

¿Es la suavización de ganancias una práctica ética?
marzo 02
14:26 2018

INTRODUCCIÓN

La suavización de ganancias es una práctica que consiste en reducir las fluctuaciones de los ingresos reconocidos y, por ende, las fluctuaciones de las ganancias. Esto es, la suavización de ganancias implica guardar los ingresos en tiempos de bonanza para reconocerlos contablemente cuando los ingresos son exiguos. Análogamente, los gastos serán reconocidos en tiempos de magnos ingresos y “guardados” en momentos con ingresos bajos, esto es lo que se conoce como put earnings in the cookie jar.

Debe notarse que cuando las ganancias varían poco a lo largo del tiempo, la firma será vista como una empresa más estable por lo que reducirá su riesgo no sistémico, es decir, el riesgo propio de la firma. Dicho en otras palabras, cuando hay estabilidad en las ganancias de una firma se reduce la volatilidad de la misma por lo que las valuaciones de la empresa serán más altas lo que resultará, a su vez, en un precio por acción más alto. Es por ello que la administración de una empresa puede buscar prácticas que busquen suavizar las ganancias presentadas en los estados financieros año con año.

Algunas formas de suavizar las ganancias son atreves de métodos de depreciación: línea recta o saldos decrecientes; elección de planes pensión y de caridad; reservas para deudas y cuentas incobrables; provisiones; capitalización de gastos y elección de arrendamientos operativos o financieros. Debe notarse que todos estos movimientos contables afectan a las ganancias debido a que producen un reconocimiento anticipado o tardío de los gastos que disminuyen la utilidad. Por ejemplo, el aumento en las provisiones, reservas y planes de pensión generan un reconocimiento mayor de gastos en el estado de resultado y, por ende, menor utilidad en el ejercicio corriente pero una mayor utilidad en ejercicios posteriores si estas cuentas son disminuidas. Por el contrario, la capitalización de gastos generará una menor cantidad de gastos reconocidos en el periodo corriente pero mayores gastos y menor utilidad en los ejercicios futuros.

Sin embargo, la interrogativa que surge es si la suavización de ganancias es ética puesto que en realidad la utilidad reportada será una mezcla entre el resultado de la operación y los ajustes o asientos correspondientes a las reservas, provisiones y el devengo de los gastos capitalizados así como de la amortización y  la depreciación.

ANÁLISIS DE LA SUAVIZACIÓN DE GANANCIAS DESDE UN PUNTO DE VISTA ÉTICO

Afortunadamente existen marcos que ayudan a determinar cuando una acción es ética. Uno de estos marcos es el Código Ético y las Normas de Conducta Profesional del Instituto CFA[1]. Con el fin de poder expresar una opinión sobre la suavización de ganancias utilizaremos dicho código de ética junto con el  Marco Conceptual para la Información Financiera[2] publicado por el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB) como guía para el análisis.

El Marco Conceptual[3] establece que el objetivo de la información financiera publicada a través de los estados financieros es brindar información útil a los proveedores de capital y deuda. La información será útil si cumple con dos características fundamentales: relevancia y representación fiel.

Por un lado, la relevancia implica que la información financiera debe tener valor predictivo y/o confirmatorio de tal forma que sea información que expresamente determine las decisiones de los usuarios de la información financiera. Es por ello que la relevancia implica materialidad, es decir, es información que de ser incluida u omitida cambiaría la decisión del usuario de la información financiera. Debe notarse que la información es predictiva si ayuda a generar buenos pronósticos mientras que el valor confirmatorio es aquel que ratifica o retroalimenta predicciones pasadas.

Por otra parte, la representación fiel de la información implica que esta debe ser neutral, completa y libre de errores. La neutralidad es la ausencia de sesgo en su selección o presentación, mientras que la información libre de errores es aquella que no tuvo errores en su elaboración o generación, sin embargo no implica exactitud.

Por su parte, las Normas de Conducta del CFA[4] establecen que debe de actuarse con profesionalismo, esto es, no se deben de realizar declaraciones falsas en la actividad profesional ni tener una conducta profesional impropia que involucre fraude, deshonestidad, engaño o actividades que afecten la reputación de la profesión. Además, respecto a la integridad de los mercados de capitales refiere que los profesionales no deberán “involucrarse en prácticas que puedan distorsionar o artificialmente inflar el volumen de negociación con la intención de engañar a los que participan en el mercado”. [5]

Ahora bien, una vez establecidos nuestras bases para analizar los conflictos éticos se podrá profundizar en las implicaciones éticas de la suavización de ganancias. El objetivo de la suavización de ganancias es mostrar una estabilidad en las utilidades a lo largo del tiempo, sin embargo, como ya se mencionó esta práctica es llevada a cabo por cuentas como provisiones o reservas y métodos de depreciación o amortización que “guardan” los ingresos y los gastos para ser reconocidos en tiempos deseables. Es por ello que la información en lugar de ser útil como lo establece el Marco Conceptual se vuelve información con la cual no es posible hacer predicciones veraces sobre los Estados Financieros puesto que la reducción de utilidades altas en tiempos buenos y el incremento de utilidades bajas en tiempos difíciles genera que la información que se está poniendo a disposición del usuario de la información financiera no tenga la representación más fiel de los datos verídicos que concuerden con la tendencia, ciclicidad y estacionalidad de las utilidades sino que, por el contrario, se está limitando al interesado en la firma a conocer un “promedio” de las ganancias obtenidas.

Además, cuando la administración realiza una suavización de ganancias lo que se presenta es información que tiene por intención dar una señal de estabilidad a los inversionistas que no necesariamente representa la realidad por lo que se está publicando información deshonesta y que engaña a los mercados sobre la volatilidad implícita en la firma. Peor aún, si la administración es recompensada de acuerdo a su desempeño puede haber incentivos para generar utilidades estables o crecientes que engañen al consejo de administración o incluso a los mercados con el objetivo de manipular la rentabilidad de la firma y/o el valor de sus acciones.

Claramente todas estas situaciones constituyen acciones que no son éticas y, por tanto, deben buscarse mecanismos que impidan estas prácticas no éticas. Además, el poder confirmatorio de la información financiera, necesario para la relevancia, se ve mermado cuando hay suavización de ganancias.  Sin embargo lo que es aun más preocupante es la manipulación de partidas que conlleva la suavización de ganancias generando que la materialidad de la información se vea tergiversada puesto que ahora la información que era material en su estado puro puede volverse no material una vez llevada a cabo la suavización de ganancias y, a su vez, tener información que no era material inicialmente pero que ahora tendrá la apariencia de serlo. Esto compromete la reputación de la actividad profesional y los intereses de todas las partes en la firma de tal manera que la suavización de ganancias es una práctica no ética.

Ahora, recapitulando el Marco Conceptual se tenía que la información es útil si es relevante y si es una representación fiel. La representación fiel de la información se disipa con la suavización de ganancias debido a que la información generada pierde la neutralidad al presentar ahora un sesgo. Este sesgo se crea al momento de que se estabilizan las ganancias “artificialmente” debido a que la información publicada reflejará una menor volatilidad y riesgo de tal forma que los acreedores y accionistas subestimarán el riesgo de invertir o realizar transacciones con la firma. Una vez más la administración habrá engañado y manipulado a los interesados en la firma por lo que se reitera el conflicto ético que representa la suavización de ganancias.

Ahora bien, otro motivo por el cual representa un problema ético esta práctica es que pone en peligro la reputación de la actividad profesional de la administración y en particular del Contador debido a que no se cumple cabalmente el principio sobre el que se cimienta la contabilidad del devengo: el principio de congruencia contable o matching principle. Este principio establece que una compañía debe reportar los gastos en el Estado de Resultado en el mismo periodo que los ingresos correspondientes a esos gastos son registrados o reconocidos y debe tenerse en mente que no existe excepción alguna a este principio bajo las IFRS.

Además, hay que tener en cuenta que cuando son registrados los ingresos no necesariamente coincide con el momento en que el dinero es recibido debido a que, como ya se dijo, la contabilidad tiene como base el devengo y no el flujo de dinero, es decir, las empresas deben seguir el accrual method accounting y no el cash basis method. Por tanto, la suavización de ganancias conduce a la administración a romper uno de los principios esenciales al diferir o adelantar ingresos y gastos sin sustento contable alguno. El resultado será una violación nuevamente a las características de la información útil y al método del devengo contable teniendo como resultado una práctica no ética y no profesional.

CONCLUSIÓN

En definitiva, si bien es cierto que se pueden brindar argumentos sobre los motivos para llevar a cabo una suavización de ganancias como, por ejemplo, la atracción de nuevos inversionistas o incurrir en nuevos préstamos a un costo menor o lograr un crecimiento sostenido, la realidad es que la suavización de ganancias representa una amenaza seria a todos los interesados en la firma puesto que la administración puede buscar su propio beneficio al manipular el riesgo que representa la firma en el mercado y para los accionistas mismos. Incluso en el caso en que la administración llevara a cabo una suavización de ganancias con el objetivo de beneficiar a los accionistas e interesados en la firma, se terminaría por perjudicarlos al presentarles información que no es útil, es decir, información no relevante y que no refleja una fiel representación a las circunstancias. Además, al mostrar información sesgada la administración con o sin intensión está mostrando información errónea con conocimiento por lo que implica una actitud deshonesta que pone en riesgo la integridad de la firma en su conjunto y, por tanto, de los accionistas mismos. Esta es la razón principal por la cual la suavización de ganancias es una actividad no ética bajo cualquier circunstancia y que pone en peligro a la administración, a los empleados, a los accionistas y en general a los interesados en ella. Aun cuando se piense que la suavización de ganancias se lleva con miras al bienestar general se tendrá que al revelar una menor volatilidad todas las partes sufrirán las consecuencias de no haber poseído información útil cuando la verdadera información que muestre un panorama desalentador sea revelado.

Finalmente debe tenerse en cuenta que no necesariamente algunas de las prácticas utilizadas para llevar a cabo la suavización de ganancias implican prácticas no éticas y violaciones a las normas contables, por ejemplo, la selección de un sistema de depreciación para el activo fijo por sí mismo no implica violación alguna sino que será cuando tenga por objetivo esa elección la estabilización de las ganancias y la manipulación de la operación contable cuando se genere el problema. Una forma de poder prevenir estrategias de suavización de ganancias es la elección de sistemas de depreciación que sean consistentes (CFA, 1998) con los objetivos de la firma así como poner especial atención en las provisiones, estimaciones y cómo fueron determinadas así como su cambio año con año. Además, deben analizarse los gastos que ha capitalizado la empresa y si los arrendamientos en los que está involucrada la firma son operativos o financieros.

REFERENCIAS

  • CFA. (octubre de 1998). CFA. Recuperado el 16 de mayo de 2017, de Código de ética: http://fdgdgfd.com
  • Código Ético y Normas de Conducta Profesional. (2014). cfainstitute.org. Recuperado el 16 de Mayo de 2017, de https://www.cfainstitute.org/Translations%20of%20Code%20of%20Ethics%20and%20Standards%20of%20Pr/spanish_code.pdf
  • Marco Conceptual para la Información Financiera. (Mayo 2015). ifrs.org. Recuperado el 16 de Mayo de 2017, de http://www.ifrs.org/Current-Projects/IASB-Projects/Conceptual-Framework/Documents/June%202015/ES_ED_Conceptual-Framework_MAY-2015.pdf

[1] Código Ético y Normas de Conducta Profesional. (2014). cfainstitute.org. Recuperado el 16 de Mayo de 2017, de https://www.cfainstitute.org/Translations%20of%20Code%20of%20Ethics%20and%20Standards%20of%20Pr/spanish_code.pdf

[2]   Marco Conceptual para la Información Financiera. (Mayo 2015). ifrs.org. Recuperado el 16 de Mayo de 2017, de   http://www.ifrs.org/Current-Projects/IASB-Projects/Conceptual-Framework/Documents/June%202015/ES_ED_Conceptual-Framework_MAY-2015.pdf

[3] Ibid.

[4] Código Ético y Normas de Conducta Profesional. (2014). cfainstitute.org. Recuperado el 16 de Mayo de 2017, de https://www.cfainstitute.org/Translations%20of%20Code%20of%20Ethics%20and%20Standards%20of%20Pr/spanish_code.pdf

[5] Ibid.

Daniel Rojas Reyes
Estudiante del Instituto Tecnológico Autónomo de México
Ganador del 5°to lugar en el Décimo segundo Concurso de Ensayo Universitario Carlos Pérez del Toro

Facebook Comments

Related Articles

1 Comment

  1. vicente
    vicente marzo 03, 06:34

    Felicidades por tu colaboración, lamentablemente la inmadurez de la inexperiencia hace exiguo su verdadera razón de la consciencia ética, que dista mucho de los códigos y normas establecidas ex profesas, para atreverse a dar afirmaciones en contra de la razón, el sentido común y sobre todo la perspectiva que le falta a la humanidad, eso ver por el bien común.

    Quienes intentan sobrepasar la ley, la técnica y la tecnología por arriba de la consciencia ética y responsabilidad profesional, carecen de moral y penosamente resaltan el ego de la utilidad….. si no podemos ayudar a los demás lo peor es engañar, seamos mas conscientes, humanos e inteligentes.

    Estimado Daniel te auguro mucho éxito, suerte y gracias por tu articulo, confío en tu sensatez y buen juicio.

    Reply to this comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: