Veritas Online

Económico y Financiero

Entorno complicado

Entorno complicado
septiembre 01
07:51 2015

En los últimos meses el entorno económico para nuestro país se ha ido complicando, lo que explica en buena medida el constante ajuste a la baja de los pronósticos de crecimiento para el presente y el próximo año.

El contexto internacional ha sido el que más incidencia ha tenido en estos momentos: el debilitamiento de la economía china, menores niveles de intercambio comercial, la disminución de los precios de commodities en especial el bajo nivel que mantiene el precio internacional del petróleo, han incidido en la actividad económica mundial, afectado posiblemente más, a los países emergentes, entre los que se encuentra México.

El menor dinamismo de la economía China, que todavía en el 2010 reportó un crecimiento superior a 10%, se estima que el presente año crezca por debajo del 7.0%, incluso hay opiniones de que este ritmo de avance está sobreestimado. La preocupación por este entorno se refleja ya en una percepción de desconfianza de las empresas, lo que ha motivado el desplome de la bolsa de valores y la necesidad del gobierno de tomar medidas que impulsen nuevamente la actividad económica, como fue devaluar su moneda y disminuir sus tasas de interés, incluso a pesar de lo negativo que esto puede significar para otros países.

Evidentemente la incertidumbre que esto genera, dado que este país es prácticamente el principal consumidor de bienes en el mundo, apunta a que las exportaciones de naciones que tienen relación comercial con el país asiático se verán afectadas por menores ventas al exterior, lo que podría llevar a un menor dinamismo del aparato productivo global.

Imagen1

El debilitamiento de la economía de los Estados Unidos, principalmente durante la primera parte del año por cuestiones climatológicas, así como el efecto de la menor actividad mundial, fueron factores importantes que incidieron negativamente en el desempeño del aparato productivo de México, dada la fuerte relación comercial con el vecino del norte y lo que eso implica en materia de intercambio comercial, situación que en buena parte se reflejó en el menor ritmo de avance del PIB en el segundo trimestre del año, según cifras desestacionalizadas.

Asimismo, la caída de los precios de commodities, en especial el del barril de petróleo de exportación, ha tenido una importante incidencia en los ingresos de los países productores, afectando en muchos casos sus cuentas públicas. En el caso de México, una proporción importante de recursos del sector público provienen del petróleo, por lo que la fuerte caída de su precio ha llevado a las autoridades a hacer ajustes en el presupuesto de egresos.

Un tema que posiblemente es el que mayor influencia ha tenido en el entorno económico mundial, es la inevitable normalización de la política monetaria de los Estados Unidos, que en buena medida ha redundado en la apreciación del dólar frente a otras monedas, llevándolo específicamente a superar los 17 pesos por unidad.

Evidentemente el ambiente económico mundial se torna difícil, pero también es probable que algunos de sus efectos sean temporales. En los últimos días, los indicadores financieros internacionales muestran repuntes importantes: la bolsa de valores de china recuperó poco más de 10% en los últimos dos días, la de Estados Unidos más de 2.0% y la de México más de 3.0%. Asimismo, los precios del petróleo y el tipo de cambio tuvieron una modesta mejora. A esto habría que incluir un posible cambio de señales en cuanto al dinamismo de la economía de los Estados Unidos, que de acuerdo con la segunda estimación del Departamento de Comercio, creció a una tasa anualizada de 3.7% en el segundo trimestre del año, más de un punto porcentual por arriba de la cifra que se dio a conocer de manera preliminar y más de medio punto porcentual por arriba de lo que anticipaba el mercado.

Sin embargo, no se debe perder de vista que la debilidad del mercado interno que padecemos seguirá siendo un lastre para el crecimiento económico, sobre todo por el hecho de que la estrategia del gobierno mexicano se mantiene pasiva en materia de generación de empleos y la disminución de la desigualdad y la pobreza. Aunado a esto, los elevados niveles de corrupción e impunidad, así como la ausencia de estado de derecho y certeza jurídica, han propiciado un desánimo general y dudas sobre la fortaleza de las instituciones. En materia de corrupción, Transparencia Internacional ubica a México en el lugar 103 de un universo de 175 países.

La estrategia de crecimiento planteada por las autoridades se basa en la estabilidad macroeconómica, reservas internacionales y reformas estructurales. No obstante, es importante tener en cuenta que estas son condiciones necesarias pero no suficiente. Los beneficios en materia de generación de empleos mejor remunerados provenientes de las reformas, podrían darse en el mediano y largo plazos, talvez no antes del 2024.

Lo fundamental debe ser una política económica estratégica basada en la inversión pública, reducción del gasto corriente improductivo y en una verdadera postura fiscal que estimule la creación de empleos.

Así como se hicieron ajustes en el Gabinete presidencial, sería prudente que en el Programa Económico para el próximo año se dieran a conocer medidas específicas  que fortalecieran el mercado interno y el bienestar de los hogares. Solo de esa manera se podrá incidir significativamente en los niveles de desigualdad y pobreza.

México

Durante la primera quincena de agosto, los precios al consumidor reportaron un aumento de 0.12%, porcentaje inferior al aumento que tuvo en el mismo lapso de los últimos dos años. Sin embargo, en esta ocasión sobresale que a diferencia de los años anteriores, la mayor incidencia provino del aumento de los precios del subíndice subyacente, en especial el alza de 0.38% en los precios de mercancías no alimenticias. Los servicios disminuyeron 0.01%. Por su parte el indicador no subyacente aumentó solo 0.09%, respondiendo por una parte, a la baja de 0.14% en los precios agropecuarios y por otra, al alza de 0.24% en los precios de energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno. Con estos resultados, la inflación anual se ubicó en 2.64%.

Imagen2

Por su parte, BANXICO informó que durante julio el valor total de las exportaciones del país tuvo una disminución anual de 2.6%, después de un modesto avance de 1.2% en junio. Este resultado se originó en la caída de 36.8% en las exportaciones petroleras y una moderación del ritmo de avance de las no petroleras, que crecieron solo 1.2%. Resalta que las manufacturas aumentaron 2.0%, muy por debajo del alza de 6.5% un mes antes. Por su parte, el valor de las mercancías importadas creció solo 1.1%. Tanto las compras de bienes intermedios como las de capital aumentaron 1.9%, en tanto que las importaciones de bienes de consumo cayeron 3.6%. Con estos resultados, el saldo de la balanza comercial en julio fue deficitario en 2,267 millones de dólares, con lo que en los primeros 7 meses del año acumuló un saldo negativo de 6,319 millones de dólares.

Imagen3

El INEGI informó que según cifras desestacionalizadas, en julio la tasa de desocupación representó 4.3% de la población económicamente activa (PEA), con lo que mantuvo su tendencia a la baja. Este comportamiento se atribuye principalmente a la evolución de la desocupación masculina, que representó 4.2% de la PEA, en tanto que la desocupación femenina fue de 4.7%. Esta es una buena señal, aunque es evidente que la necesidad de generación de empleos es mucho más amplia que solo los poco más de 2 millones de personas clasificadas como desempleados en el país.

Imagen4

Estados Unidos

Sorpresivo fue el resultado de la segunda estimación del Departamento de Comercio en la que señala que durante el segundo trimestre del año el PIB creció a una tasa anualizada de 3.7%, superior tanto al pronóstico del mercado que anticipaba un avance de 3.1%, como al dato preliminar que mostró un avance de 2.3%. El origen de este comportamiento fue principalmente la corrección al alza en el ritmo de crecimiento de la inversión privada, que se modificó de un aumento de 0.3% a uno de 5.2%. Otro rubro con una importante incidencia fue el gasto gubernamental que en la segunda estimación mostró un avance anualizado de 2.6%, respecto a un dato preliminar de solo 0.8%. El crecimiento del consumo personal se modificó de 2.9% a 3.1%.

Imagen5

The Conference Board, informó que durante agosto la confianza del consumidor tuvo un importante repunte después del desánimo que se observó un mes antes. El indicador general de confianza se ubicó en un nivel de 101.5 puntos en agosto, lo que representó un significativo aumento respecto a los 91.0 puntos que reportó en julio. La ganancia en la confianza del consumidor fue probablemente resultado de las mejores condiciones que muestra el mercado laboral, así como de los menores precios de la gasolina.

Imagen6

El Departamento de Comercio informó que por cuarto mes consecutivo, durante julio el ingreso personal registró un aumentó mensual de 0.4%, en línea con lo que anticipaba el mercado. Por su parte, en julio el  gasto personal aumentó 0.3% por segundo mes consecutivo, tras una revisión al alza durante junio de 0.2% a 0.3%. El mercado anticipaba que el gasto personal creciera 0.4% en el mes.

Imagen7

Agenda Económica: Septiembre

Imagen8

Indicadores financieros semanales

Imagen9

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP)

www.ceesp.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: