Veritas Online

Económico y Financiero

Enfocarnos en el comercio y la producción

Enfocarnos en el comercio y la producción
febrero 01
08:06 2017

Más allá de la reacción y acciones de la sociedad ante el cumplimiento de las amenazas del Presidente Trump, especialmente en cuanto a construir un muro en la frontera y sobre quién lo paga, y la supuesta aplicación de un impuesto a las importaciones de bienes de 20%, del cual aparentemente se dieron cuenta que era un grave error, ya que quienes pagarían ese impuesto serían precisamente los consumidores americanos, por lo que fue manejado después, torpemente, como tan sólo una posibilidad. Es claro que no podemos perder de vista el fondo del problema, el comercio y la producción.

Nuestra prioridad es hacer evidente la importancia de un buen acuerdo comercial en el que las partes involucradas tengan importantes beneficios, como ha sido el TLCAN desde su inicio, en donde los países integrantes se han visto favorecidos por una importante integración de sus mercados.

comercio 1

El enfado de Trump en relación a los resultados del intercambio comercial entre los Estados Unidos y México, es que el saldo comercial favorece nuestro país en cerca de 60 mil millones de dólares, argumentado que esto es resultado de negociaciones inequitativas que solo han beneficiado a la economía mexicana, destruyendo fuentes de trabajo estadounidenses. Es cierto que existe un déficit con México, pero este representa menos del 9% de su déficit total.

En este tema habría que aclarar que gracias al dinamismo del comercio mundial, los avances tecnológicos se han diseminado rápidamente por todo el mundo, propiciando un incremento en la tecnología de la producción, lo que irremediablemente ha conducido a una transformación del trabajo, en donde además de que los modernos procesos productivos demandan nuevas habilidades, la tecnificación ha llevado a la sustitución de mano de obra por máquinas. Esto indica que el desarrollo tecnológico, que ha situado a los Estados Unidos como uno de los países con mayor desarrollo de tecnología ha tenido un costo. En un estudio de Brookings, se demuestra que en 1980 se requerían 25 trabajadores para producir un millón de dólares de productos, hoy sólo 5. Esto es, la tecnología ha reducido el empleo en las manufacturas en un 80%. Eso es algo que difícilmente logrará resolver el Presidente Trump, y menos cerrando sus fronteras.

De los 50 estados de la Unión Americana, 29 de ellos tienen como segundo y principal destino de sus exportaciones a México, lo que explica que los condados que votaron por la señora Clinton representan el 64% del PIB americano y los que votaron por D. Trump sólo el 34%, que son en su mayoría los condados rurales no manufactureros, pero que de igual manera disfrutan los precios bajos de las manufacturas y autos importados.

Un análisis de la Cámara de Comercio Americana señala que cerca de 6 millones de puestos de trabajo estadounidenses están relacionados con el comercio con México, mismos que podrían verse afectados si se concretan las barreras comerciales que se intentan establecer.

Se debe hacer énfasis en el hecho de que el comercio mundial no se puede parar. Un gran volumen de la producción de prácticamente todos los países en el mundo depende de ello. Frenarlo implicaría interrumpir las cadenas de valor que existen, incidiendo negativamente en el empleo y bienestar, incluso, o en particular el de los Estados Unidos.

Limitar el comercio entre México y los Estados Unidos, implicaría prácticamente romper la relación con proveedores mutuos, obligando a la búsqueda de alternativas para conseguir los insumos necesarios. Otros mercados pueden ser factibles, aunque la integración entre los aparatos productivos de ambos países les ha dado durante 23 años de la existencia del TLCAN, confianza y seguridad en la calidad y especificaciones precisas de los bienes requeridos. Sin duda es necesario ampliar la relación con otros mercados, pero hay que tener en cuenta que la diversidad de estos y de sus necesidades implica especificaciones y costos diversos.

Una opción natural e inteligente para lograr reducir el déficit comercial que tiene Estados Unidos con México, sería que nuestras importaciones, de muchos productos, hoy realizadas desde China, vinieran de Estados Unidos. Se tendría que lograr producir allá estos bienes y así fortalecer el comercio con los Estados Unidos. Un programa de desarrollo industrial para crear proveedores en Estados Unidos de productos muy específicos que sean altamente competitivos y que puedan sustituir los productos de procedencia china. De ahí la importancia de la integración de proveedores más que desintegrar cadenas de valor. Hay que tener en cuenta que la estrategia más sensata para no afectar el consumo se logra teniendo acceso a bienes baratos. Vigorizar el intercambio comercial mediante una más eficiente integración de proveedores, más que ir en contra del comercio estadounidense, podría ser un factor importante para compensar su déficit externo.

Es evidente que las propuestas de Trump para revertir el déficit comercial que tiene la economía de los Estados Unidos con México, muestra serias incoherencias. En general, el resultado de sus propuestas de reducir el ISR, aplicar un impuesto de 35% a las importaciones, la instrumentación de un impuesto fronterizo y su programa de una fuerte inversión en infraestructura, simplemente coinciden en un incremento del desbalance del gobierno y por ende, en un mayor déficit de la cuenta corriente.

Un beneficio tanto para nuestro vecino del norte como para nuestra economía, sin duda es encontrar puntos de coincidencia que nos lleve a una relación ganar-ganar.

La decisión que tomó el gobierno de México de cancelar la reunión con el nuevo presidente de los Estados Unidos tras los ofensivos mensajes, no solo directamente sobre la construcción del muro, sino implícitamente sobre su desdén por México, sin duda fue la más correcta. Una imagen de liderazgo que antepone los intereses políticos por los de su país, siempre tendrá un mayor apoyo en la toma de decisiones.

La situación es compleja y ha propiciado un mayor acercamiento de todos los agentes económicos. Gobierno, sector privado y la sociedad civil, están dispuestos a apoyar medidas que reflejen decisión y fuerza de nuestro país, pero sobre todo beneficio para los hogares.

El sector privado ha sido uno de los más activos en este tema, haciendo pública una serie de propuestas con el objetivo de blindar al sector productivo de cualquier desequilibrio externo y propiciar las mejores condiciones para fortalecer, ampliar y diversificar el intercambio comercial, tanto con los Estados Unidos, como con el resto del mundo, aprovechando el grado de apertura de nuestra economía.

MÉXICO

Durante la primera quincena de enero los precios al consumidor reportaron un incremento de 1.51%, lo que significó su mayor alza desde la primera quincena de 1999. El origen de este resultado, como ya se esperaba, fue el incremento de los precios de las gasolinas y del gas LP, que en conjunto generaron poco más del 80% del aumento del indicador general. De esta manera la inflación anual fue de 4.78%, ubicándose por primera vez desde el cierre del 2014, fuera del rango objetivo del Banco de México de 3.0% +/- 1 un punto porcentual. El subíndice no subyacente, que tuvo una alza quincenal de 5.03%, fue el que específicamente resintió el ajuste de los precios de los combustibles. Con este comportamiento, su comparación anual se elevó a 8.02%. Por su parte, el subíndice subyacente amentó 0.37% en la primera quincena del mes, con lo que su comparación anual fue de 3.72%.

comercio 2

De acuerdo con el reporte del INEGI, durante noviembre la actividad económica del país creció a un ritmo mensual de 0.2%, con lo que acumuló tres meses consecutivos con datos positivos. Este resultado respondió principalmente al impulso proveniente del incremento de 3.8% en las actividades primarias y de 0.2% en las terciarias. Las actividades secundarias se mantuvieron sin cambio, reflejo del descenso de 1.0% en la actividad minera y de 0.9% en la construcción. No obstante el menor avance mensual la actividad industrial, fue suficiente para que en su comparación anual se observara un crecimiento de 2.4%, con lo que mantuvo su tendencia al alza por tercer mes consecutivo.

comercio 3

En noviembre las ventas al menudeo aumentaron 1.0%, apoyadas en buena medida, por el periodo de ventas del “buen fin”. Con esto, en términos anuales las ventas minoristas crecieron 10.9%, su variación más alta desde que inició la serie en 2009. Durante el mes resalta el crecimiento de 14.7% en las ventas exclusivamente a través de Internet, y catálogos impresos, televisión y similares, así como el avance de 4.6% en la comercialización de productos textiles, bisutería, accesorios de vestir y calzado mensual.

comercio 4

ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA

La primera estimación del Departamento de Comercio sobre el comportamiento del PIB en el cuarto trimestre del año, indica que tuvo un crecimiento anualizado de 1.9%, ligeramente por debajo del pronóstico de 2.0% del mercado, pero aún más del avance de 3.5% que reportó un trimestre antes. El gasto en consumo se incrementó 2.5%, con lo que fue el origen de 1.7 puntos del crecimiento total. La inversión interna privada aumentó 10.7%, agregando 1.67 puntos al avance del PIB. El gasto de gobierno aumentó 1.2%, aportando 0.21 puntos porcentuales. Sin embargo, esas ganancias fueron atenuadas por las exportaciones netas, que restaron 1.70 puntos porcentuales al crecimiento total.

comercio 5

La National Association of Realtors señaló que en diciembre la venta de casas existentes, a tasa anual, sumó 5.49 millones de unidades, cifra que además de representar una baja de 2.8% respecto al mes previo, fue menor al pronóstico del mercado (5.55 millones). En términos anuales, esto significó un avance de solo 0.7%, aunque suficiente para conservar sus tendencia ascendente. A excepción de la región sur, en donde la venta de viviendas existentes se mantuvo sin cambio, en el resto se reportaron caídas mensuales, resaltando la disminución de 6.2% en la zona noreste, seguida de la disminución de 4.8% en el oeste y 3.8% en el medio oeste.

comercio 6

Por su parte, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano señaló que en diciembre la venta de viviendas nuevas fue una verdadera decepción al mostrar una caída mensual 10.4%, lo que a una tasa anual ajustada estacionalmente esto significó la venta de 536 mil unidades. Si bien en el noreste las ventas aumentaron 48.4% en el mes, este dinamismo fue más que compensado por la caída de 41.0% en las ventas de casas nuevas en la zona del medio oeste, la disminución de 12.6% en el sur y la baja de 1.3% en el oeste. Tanto en las ventas de casas usadas como de nuevas, el aumento de los precios y tasas hipotecarias más altas inhibieron una mayor demanda de viviendas.

ANÁLISIS ECONÓMICO EJECUTIVO

Comercio 7

 

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado

www.ceesp.org.mx

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: