Veritas Online

Ámbito Universitario

¡Endeudamiento excesivo!, la educación financiera como solución

¡Endeudamiento excesivo!, la educación financiera como solución
agosto 01
07:00 2017

Las estadísticas y los todavía insuficientes esfuerzos de las instancias del sistema nacional muestran que es indispensable que en cualquier nivel y disciplina se imparta una materia sobre educación financiera.

Hoy en día crece considerablemente la demanda de espacios publicitarios donde se promueve el consumo de diversos productos o servicios; la publicidad y la mercadotecnia utilizan estrategias que promueven o incitan al usuario a comprar productos aun cuando no son necesarios, propiciando un gasto infructuoso que permea en una mala administración del capital del consumidor, las promociones “entre comillas”, que utilizan los bancos al comprar productos a meses sin intereses, incitan al endeudamiento excesivo y por lo tanto, al mal uso de las tarjetas de crédito, pero ¿cómo evitarlo o controlarlo?

Al respecto, mucho se ha hablado y el tema coincidente es: educación financiera. Instituciones como la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), el Museo Interactivo de Economía (MIDE), aseguradoras, bancos, fondos de inversión… en fin, han llevado a cabo campañas para toda clase de público, desde niños hasta adultos; sin embargo, ese esfuerzo no ha sido suficiente si se comparan las cifran reportadas por la Condusef, al señalar que 62 de cada 100 mexicanos carece de educación financiera, llevándolos a tener deudas impagables y pérdida de su patrimonio.

Los elementos mínimos a considerar que ayudarían a tener mejores decisiones financieras son: presupuesto + ahorro + inversión + crédito + seguros = educación financiera.

En cuanto al presupuesto, gracias al uso de la tecnología hay herramientas electrónicas como las que desarrolla Condusef para que el consumidor tenga un mayor control de sus ingresos y gastos al realizar un presupuesto para evaluar diversas alternativas que ofrecen los mercados antes de comprar un producto o contratar un servicio.

Es importante resaltar que al tener un presupuesto adecuado este se vincula con el ahorro, el cual consiste en destinar para este fin como mínimo 10% del ingreso percibido, buscando que este acto sea un hábito; se recomienda fijar una cantidad o porcentaje y no ahorrar lo que sobra. Según datos reportados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), solo 18.3% de los hogares mexicanos ahorran, de ahí la necesidad de tratar de evitar el consumismo y cambiarlo por ahorro.

Al momento de ahorrar es relevante tener conocimientos financieros que permitan elegir entre instrumentos de ahorro o quizá de inversión, ser cuidadosos de que la elección no ponga en riesgo el esfuerzo de haber ahorrado y buscar conservar el valor del dinero e incluso generar intereses que contribuyan al incremento del capital.

En cuanto al crédito, el instrumento más popular entre los mexicanos es el uso de la tarjeta de crédito, la cual es una alternativa al momento de realizar compras, considerando que se tienen 45 días financiados para realizar el pago sin que generen intereses; sin embargo, el uso de este producto no es por el plazo de financiación, sino porque la mayoría de las veces no se cuenta con dinero para las compras, lo que lleva a tener deudas excesivas que no responden al nivel de ingresos. Al respecto, es recomendable comprar solo aquello que sabemos que se podrá pagar en este plazo en su totalidad; es decir, ser clientes totaleros, para así gozar del beneficio del plazo, además de las opciones de puntos adquiridos, descuentos por compras e incluso, en un momento de suerte, el pago total de la cuenta, lo cual reditúa en contar con un historial crediticio sano, buenas referencias crediticias, que servirán en futuras compras o créditos, garantizando ser un cliente confiable al momento de adquirir un crédito.

Al ahorrar es relevante tener conocimientos financieros para elegir entre instrumentos de ahorro o quizá inversión”.

Finalmente está el seguro, que tiene la finalidad de estar protegido ante cualquier contingencia, pues a través de pagos pequeños un monto superior puede ser utilizado en un futuro en casos de gastos mayores como un seguro de vida, de responsabilidad civil, de gastos médicos, contra accidentes, de salud y de auto, entre otros.

Por todo lo anterior y ante los resultados obtenidos por los esfuerzos hechos desde instancias del sistema financiero nacional, se considera indispensable que en cualquier nivel y disciplina se imparta una materia relacionada con educación financiera, donde se enseñe cómo hacer presupuestos, se apoye y fomente el ahorro, se asesore sobre instituciones financieras de ahorro e inversión, se instruya sobre el uso de los créditos y por último, se promueva la cultura del seguro que ayude a responder de mejor forma ante contingencias. Con estos cinco elementos se hace, cuida y crece el patrimonio familiar, evitando el endeudamiento excesivo.

Dra. Beatriz Sauza Avila
beatriz_sauza@uaeh.edu.mx

Dra. Suly Sendy Pérez Castañeda
sulysp@uaeh.edu.mx

Dra. Dorie Cruz Ramírez
doriec@uaeh.edu.mx

Profesoras Investigadoras de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo

 

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: