Veritas Online

Finanzas y Administración

Empresas familiares, actividades personales más organizacionales

Empresas familiares, actividades personales más organizacionales
diciembre 01
2019

Este tipo de entidades enfrentan numerosos problemas específicos y básicos que están vinculados con su estructura; además, es una verdad casi universal que el modelo no logra superar la tercera generación.

La gerencia de las entidades familiares trasciende a las normas y estándares aceptados en las relaciones profesionales y comerciales delos negocios, al ubicarse en una dimensión etérea entre los sentimientos y las aspiraciones de los miembros del grupo familiar.

Es vital la aplicación de mejores prácticas de control y planificación para que estas organizaciones puedan subsistir y pasar de generación en generación. Este proceso debe manejarse dentro de un marco ideal y con criterios corporativos, si lo que se desea es perdurar en el mercado, con decisiones tomadas por un comité y no por uno o pocos miembros del entorno familiar. Al no existir un control de las operaciones, se genera desconfianza ante los socios familiares debido a la ausencia de rendición de cuentas, lo cual entorpece el acceso de nuevos accionistas potenciales.

Una de las características principales de las compañías familiares es la superposición de estructuras derivada de la simultaneidad de roles. Es una realidad que no pueden considerarse similares las relaciones constituidas cuando quien las ejecuta en el trabajo es al mismo tiempo el que está al frente del hogar. Es esencial separar la noción de familia empresaria de lo que es la empresa familiar; para esto, es importante que la organización se maneje con criterios diferentes a los de la familia para tener objetividad.R

ASUNTOS DIFERENTES

Muchos expertos e investigadores del mundo de los negocios opinan que las organizaciones familiares tienen su tiempo contado debido a la tendencia cada vez más pronunciada de los mercados globalizados de empujar con fuerza hacia el corporativismo. En contraposición a lo anterior, existen otros que defienden la tesis de que, mientras haya libertad de asociación habrá empresas de corte familiar, pues el ser humano piensa primero en los suyos al aventurarse en un nuevo negocio.

Una de las características que más resaltan de este tipo de empresas es la mezcla de transacciones personales de los socios familiares con las del negocio en las cuentas del estado de resultados. A esto se suma la falta de control interno para el monitoreo de operaciones.

En el quehacer de estas organizaciones se observa que las erogaciones personales de los propietarios y sus allegados se pagan con dinero del negocio y se contabilizan como gastos de éste de manera indebida. Para quien revisa, es complicado segregar estos desembolsos entre empresariales y personales, porque las actividades comerciales y sociales del propietario de un negocio familiar pueden estar entrelazadas. Incluso, existe una tendencia a clasificar las partidas al borde de la línea o dudosas como gastos de la empresa, ya que esta clasificación las hace deducibles para la determinación dela utilidad gravable de la entidad.

Para este enredado y sui generis hábitat financiero y fiscal de las empresas familiares, un profesional que puede prestar una colaboración técnica invaluable es el contador público. Este profesional, cuando es contratado por una empresa familiar ya sea como empleado o con honorarios profesionales, debe brindar sus mejores consejos y recomendaciones para el manejo administrativo de la organización y no prestarse a decir y hacer lo que los dueños quieren oír para complacer sus deseos, so pena de ser despedidos.

Es labor de los contadores públicos investigar las operaciones que parezcan no tener una naturaleza vinculada con el negocio. A este respecto, hay que estar pendiente de gastos no relacionados con el giro que sean cargados a la compañía, así como si se utilizan activos de la empresa(inmuebles, vehículos y equipos) para fines personales y no los de la compañía.

Es necesario acotar que, cuando se hace referencia a la familia, no sólo se trata de padre, esposa e hijos, sino que se incluye a la familia en sentido amplio, es decir, la que abarca lazos de consanguinidad (abuelo,tíos, sobrinos, primos, etc.) y afinidad (suegros, yernos, nueras, cuñados,etc.). En muchas oportunidades, sobre todo cuando la empresa familiar está consolidada, la familia extendida se incorpora a la organización como trabajadores sin que su principal objetivo sea la formación o capacidad.

Nada causa más desasosiego que observar cómo en una empresa familiar se despilfarran fondos en adornos y gastos suntuosos, como la asignación de vehículos para el propietario y sus allegados, almuerzos de negocios en restaurantes de lujo, gastos de viajes para el entorno familiar y muchas otras prebendas y beneficios no vinculados ni necesarios para el desenvolvimiento del objeto principal de la compañía. Quizás la cuestión esté en determinar la distinción entre la esfera empresarial y la familiar, lo que sería una vía importante de éxito; sin embargo, esta diferenciación es complicada de llevar ala práctica.

CONCLUSIONES

Para los dueños de negocios familiares, la preocupación se conforma por los aspectos operativos: a qué se dedican y lo que les gusta hacer, por lo que, debido a su limitado conocimiento administrativo, si entena versión hacia esa esfera. En este sentido, los contadores públicos pueden ser de una excelente ayuda para el desarrollo formal y acompasado de las empresas familiares por sus sólidos conocimientos contables, financieros y tributarios.

Lic. Andrés Grisanti Belandria
Doctor en Ciencias Administrativas y Generales 
Profesor titular de la Universidad de Carabobo, en Venezuela
andresgb08@gmail.com

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: