Veritas Online

Finanzas y Administración

Emisión de acciones y fibras, financiamiento en el mercado de valores

Emisión de acciones y fibras, financiamiento en el mercado de valores
julio 01
2020

Esta es la cuarta parte de una serie de publicaciones sobre cómo pueden obtener financiamiento las empresas a través del mercado de valores. En esta edición se verán acciones y fibras. En la siguiente se revisarán los instrumentos alternativos de inversión.

La emisión de acciones para levantar el capital en una empresa es algo aspiracional por parte de los accionistas, y puede entenderse como la coronación de todo el esfuerzo que la administración ha hecho para alcanzar esta meta. Sin embargo, y como se comentó en la edición anterior, siempre es mejor, aunque no es una regla, transitar de una emisión de deuda hacia una de acciones, ya que esto le permite a la empresa ir afinando sus procesos, adecuar su estructura de gobierno corporativo, regulatoria o normativa y de divulgación de información.

La Ley del Mercado de Valores (LMV) define los tipos de empresas que pueden realizar una oferta pública de acciones: la Sociedad Anónima Promotora de Inversión Bursátil (SAPIB) y la Sociedad Anónima Bursátil (SAB). Para conocer los requisitos de listado ver la edición de mayo. Las acciones ofrecen al inversionista la posibilidad de participar como socio de una empresa, las acciones son títulos valor y representan la parte alícuota del capital social de una empresa, a diferencia de la deuda las acciones son de renta variable, ya que no se conoce su rendimiento, ganancia o resultado con anticipación.

El rendimiento y fluctuación en el precio de una acción está en función de los resultados y situación de la empresa, el entorno económico nacional e internacional, el sector en el que se desarrolla, el apetito de los inversionistas, y dividendos. Las acciones otorgan a los inversionistas derechos patrimoniales como dividendos en efectivo o en acciones y corporativos de voz y voto en las asambleas de accionistas; con los siguientes porcentajes de acciones que represente el capital social, se podrán ejercer derechos de minorías:

Existen diferentes tipos de acciones, ordinarias, preferentes, especiales, sin derecho a voto, de voto limitado o restringido; la LMV, en su artículo 54, dice: “Las sociedades anónimas bursátiles sólo podrán emitir acciones en las que los derechos y obligaciones de sus titulares no se encuentren limitados o restringidos, las cuales serán denominadas como ordinarias, la Comisión podrá autorizar la emisión de acciones distintas de las ordinarias, siempre que las acciones de voto limitado, restringido o sin derecho a voto, no excedan 25% del total del capital social pagado que la Comisión considere como colocado entre el público inversionista, en la fecha de la oferta pública”, en términos generales, se podría decir que la mayor parte de las emisoras que cotizan en las bolsas de México, tiene acciones ordinarias.

Como se vio en conceptos básicos, existe el mercado primario de acciones donde se colocan u ofertan los valores y los recursos van directo a la empresa, y el mercado secundario, donde los inversionistas compran y venden obteniendo ganancias o pérdidas. La oferta y demanda le darán un nivel liquidez y de bursatilidad a las acciones, para lo cual, dependiendo de la metodología de evaluación de cada bolsa, podrán calificar para conformar algún índice, como el FTSE BIVA, o el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Los certificados bursátiles fiduciarios inmobiliarios son emitidos por los Fideicomisos de Bienes Raíces (Fibra), y están definidos y regulados en el artículo 63 bis-1 de la LMV y 187 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR), son fideicomisos que se dedican a la adquisición o construcción de bienes inmuebles que se destinan al arrendamiento, a la adquisición del derecho de percibir ingresos provenientes del arrendamiento de dichos bienes, así como otorgar financiamiento para esos fines con garantía hipotecaria de los bienes arrendados. Es un instrumento híbrido, ya que ofrece pagos periódicos del resultado fiscal proveniente de las rentas tipo deuda a la vez que tiene la posibilidad de generar ganancias de capital por la plusvalía de los inmuebles, el principal objetivo del Fibra es proporcionar a los inversionistas retornos atractivos con un riesgo a largo plazo para los tenedores.

C.P. y P.C.P.L.D. Roberto Córdova Tamariz
Integrante del consejo editorial de la revista Veritas
Director de Listado en Bolsa Institucional de Valores
rcordova@biva.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: