Veritas Online

Ética Profesional

El Valor de los Valores

octubre 01
09:13 2018

La calidad de vida que uno decida llevar a cabo para poder obtener un trabajo y alguien a quien amar, en ocasiones es inexplicable por el supuesto talento de cada persona, es muy respetable el tipo de principios que prefiera aquilatar en la emotividad de vida que desee vivir, sin embargo, es menester compartir puntos de vista basados en el sentido común existencial derivado de la falta de apreciación del padre tiempo y de los valores éticos.

Partamos con la imaginación de la consciencia ética de la bondad y la responsabilidad profesional del bienestar para comunicar, que el tiempo es como el FBBI, Fortuna Bendita de Bienestar Iluminado, por lo tanto, el valor de los valores es el tiempo en la búsqueda constante de la FBBI. En otras palabras, la calidad de vida es el aprovechamiento de la oportunidad de vivir con una dirección de un plan enfocado o resignado en la conducta cotidiana de cada medio ambiente donde transcurre el paso y proceso del día a día.

Por lo general, todas las personas que no utilizan conscientemente su tiempo o hacen perderlo a otras, no solo es un irresponsable en potencia por su adversa vida, es una especie de auto suicida o mini asesino al no respetar al padre tiempo y dañarse a él y abusar de otros. La calidad de vida no se mide por la riqueza de la presunción de una apariencia de comodidades, seguridades o lujos fuera del ámbito de la humildad y honradez a los valores. La conciencia espiritual, es considerada como el mayor nivel existencial al empatizar con el tiempo y lograr empatía con los demás, sobre todo de su propio destino.

Como un concepto exigente de la empatía podemos decir que es la capacidad de la FBBI de poder empatar con uno mismo al sentir, pensar, hablar y hacer en congruencia lo que se quiera lograr en convicción, a fin de contar con la virtud de saber experimentar la realidad subjetiva de otro individuo sin perder tu esencia existencial para compartir con otros los valores y apreciar sus sentimientos para disfrutar convivencias de tiempo más agradable.

También podemos decir que la empatía es la capacidad afectiva, emotiva y cordial que tiene el ser humano para conectarse a otro para responder con estimación y comprensión a los gustos comunes en procesos, actividades y deseos mutuos al comunicar sus sentimientos e ideas para alcanzar una convivencia satisfactoria, incluso compartir planes, proyectos y relaciones productivas de forma personal, profesional y socialmente sustentables.

Bajo el tenor de la comprensión del tiempo y la empatía podemos atrevernos a evaluar nuestra apertura a contestar las siguientes preguntas:

  1. ¿Realmente se lo que quiero de mi Ser ético, emotivo y espiritual?
  2. ¿Realmente se lo que quiero y necesito saber para creer en mi conducta de vida?
  3. ¿Realmente se lo que quiero sentir aprovechando mis sentidos, dones y tiempo?
  4. ¿Realmente se lo que quiero hacer para crecer interna y profesionalmente?
  5. ¿Realmente se lo que tengo para crear y compartir en la importancia de dar FBBI?
  6. ¿Realmente estoy consciente y admiro el disfrute de mis sentidos e inteligencias?
  7. ¿Realmente cuento con valores para perdonar y amar a mí mismo y al prójimo?
  8. ¿Realmente se lo que quiero comprender para vivir en paz y satisfecho?
  9. ¿Realmente soy congruente con mis valores y mi plan de vida?
  10. ¿Aprecio el tiempo y espacio para una mejor calidad de vida?
  11. ¿Qué hago realmente para cumplir con mi deber existencial?
  12. ¿Tengo un plan de vida en conciencia ética y responsabilidad profesional?

La existencia de valores morales en un marco de virtuosidad de dar comprensión, compartir tiempo, admirar talentos, comunicar emotividad, atender agradecimientos y usar las reglas de oro de cortesía, hacen necesario comentar, con el propósito de contribuir en algunas de las preguntas anteriores, algo que posiblemente contenga una expectativa que relacionan los principales valores que debemos tener en cuenta para conquistar una vida de atributos en consciencia justa, correcta y apropiada para compartir responsabilidades, a saber:

RESPONSABILIDAD DE CORTESÍA PARA ALCANZAR PRINCIPIOS

  1. Promover seguridad, integridad y cortesía para mejorar el ambiente y la conducta.
  2. Puntualidad, disciplina, aseo, imagen y compostura en un marco de cordialidad.
  3. Pulcritud y comportamientos que causen respeto y admiración del bien decir y hacer.
  4. Participación, comunicación y buena educación con apego a la legalidad vigente.
  5. Practica disciplinaria por convicción, educación y buenas maneras afables.
  6. Procesos de aclaración de conflictos de intereses consigo mismo en meditación.
  7. Portabilidad de empatía de cultura con simpatía sobre el acatamiento y amabilidad.
  8. Prestar atención al saludar, agradecer, disculpar, pedir por favor, alagar y perdonar.
  9. Proba evidencia de conceptos morales a favor del sano y buen comportamiento.
  10. Portar su propia armonía para compartir dicha y alegría en tiempo y forma adecuada.

RESPONSABILIDAD PARA COMPRENDER EL VALOR DE LOS VALORES

1.- Perdón.  Principio moral ante una agravio, que requiere de una entereza educativa, un temple misericordioso, una emotividad compasiva y una fuerza de voluntad indulgente para avanzar uno mismo en el sendero de la sabiduría y de la virtud al poder olvidar una ofensa.

2.- Amar. Atención cariñosa, protectora, diáfana y congruente de vivir en la sabiduría de creer, conocer, crecer y comprender a quien se quiere admirar para comunicar, respetar, agradecer, reconocer, apreciar y aceptar para compartir dolor, dicha y destinos por la FBBI.

3.- Integridad. Honor de poder conjuntar y aquilatar los principios morales, valores éticos y deberes cívicos apreciados en la rectitud espiritual responsable de una conducta proba de relaciones respetuosas, con voluntad virtuosa, bondad empática, dignidad decente, atención cortés y afectuosa a los derechos y desarrollos humanos sustentables por la FBBI.

 4.- Objetividad. Cordura moderada por la lógica y el saber del sentido común de la rectitud, respeto y razón del buen juicio en consciencia ética y responsabilidad profesional, como la financiera fiscal sustentable sobre la verdad en derechos y obligaciones que somos sujetos.

5.- Diligencia. Determinación, decente y decorosa, del estudio eficiente, eficaz y efectivo acorde a la aptitud, actitud y asertividad del talento, talante y trabajo que asegure armonía actualizada de servicios sociales y sustentables, del hacedor heroico y humilde en la FBBI.

6.- Confidencialidad. Es la confiabilidad en la discreción de la vigilancia y cuidado de no comentar información obtenida en el resultado de relaciones interactivas, a fin de respetar y reservar su privacidad moral y legal en forma secreta para evitar posibles contingencias.

7.- Responsabilidad Profesional. Compromiso competente y congruente de conocimiento de estudio técnico, ético, normativo y tecnológico de los sistemas de confiabilidad legal para aportar servicio social de calidad útil, con integridad, objetividad, diligencia y enseñanza.

8.- Congruencia. Virtud lograda con meditación para dar dirección coherente al sentir, pensar, hablar y hacer en consciencia moral, cívica, emotiva y productiva a favor de las normas objetivas de conducta ética para mejorar servicios sociales sustentables solidarios.

9.- Servicios de Bienestar. Es la prestación del conjunto de habilidades, destrezas, dones y virtudes a favor del bien común y del desarrollo social, cuidando del respeto ambiental y protección sustentable de una economía congruente de apoyo y ayuda solidaria para crear oportunidades productivas al otorgar bienes y valores habituales para alcanzar una FBBI.

10.- Solidaridad Ciudadana. Convicción ética personal y profesional de aportar actividades de conocimiento para contribuir con programas de apoyos en beneficio de la población para mejorar la protección en salud, educación, medio ambiente, transporte, productividad, cultura y seguridad social que fomenten el crecimiento creativo y compromiso consciente.

Hoy quiero agradecer y desearle que disfrute con principios de valor, del padre tiempo y de la madre naturaleza, que les respete y sea un beneplácito en cada actividad que emprenda, incluso en el disfrute de vivir sus sueños con intensidad para recordar emotivamente, ya que la mente para fortuna de la equidad de vida no distingue la realidad objetiva de la subjetiva, de ahí la importancia de contar con un plan de actividades físicas, mentales y emocionales que les permita incrementar su nivel de consciencia en su proyecto existencial.

Finalmente, sin la intención de abusar de su valioso tiempo, quiero compartirles y agradecerles a las máximas autoridades de la Ciudad de México por el premio y reconocimiento recibido el pasado día 26 de septiembre de 2018, por haber participado en la 10° Convocatoria al Premio Nacional de Comités de Contralorías Sociales en la etapa estatal, categoría “Acciones de las organizaciones, sociedad civil y sociedad en general” con el tema “Responsabilidad Ética y Profesional de los Comités de Contraloría Social”.

 

C.P.C. Vicente Robleda Velázquez
Consultor en Consciencia Ética y Responsabilidad Profesional
Colaborador de Veritas online
cpcvicenterobleda@hotmail.com

Facebook Comments

Related Articles

A %d blogueros les gusta esto: