Veritas Online

Calidad y Productividad

El signo de todos los tiempos: Crisis

El signo de todos los tiempos: Crisis
mayo 30
09:17 2014

¿Acaso existen los años fáciles? El pasado lo hacemos presente para evadir nuestra realidad añorando lo bien que estábamos ayer; cada espacio de tiempo plantea sus propios retos. Por supuesto que nos duele la adversidad, pero tenemos solamente dos opciones: cambiar de actitud o cambiarnos de planeta.

Las crisis, todas sin excepción, son una excelente oportunidad para crecer o para destruirnos, peligro de perder o la oportunidad de ganar. La crisis es inherente a la naturaleza en todas sus manifestaciones tanto en el mundo vegetal, mineral o humano; estamos permanentemente transitando en el cambio, es el núcleo de la propia evolución, el secreto está en sabernos adaptar, que es además la única opción para sobrevivir.

En el pasado los periodos de estabilidad eran más duraderos, marcaban eras bien definidas: antigüedad, medievo, renacimiento, modernismo, etcétera. La única diferencia con nuestro tiempo es que el cambio es vertiginoso, en los últimos 50 años hemos presenciado los más fabulosos avances tecnológicos, el derrumbamiento de sistemas socio-políticos, la geografía registra constantemente cambios en las fronteras, el surgimiento de nuevas naciones; no hay campo de la actividad humana que esté a salvo de este fenómeno, el cual siempre ha existido pero ahora más que nunca su velocidad es vertiginosa.

La globalización es un fenómeno que inevitablemente nos está envolviendo a todos los habitantes de este planeta. Los medios de comunicación son los protagonistas principales, la agencia de publicidad de mayor impacto curiosamente no es ninguna firma internacional especializada en el tema, es Hollywood y su avasallante producción cinematográfica que junto con las principales producciones de cine en otros países nos influyen en modas, estilos, lenguajes, valores y antivalores.

Son tiempos de aprender a alta velocidad, pues las reglas han dado un giro radical, tenemos que asimilar la nueva megatendencia: el veloz rebasa al lento.

Su participación es determinante, pues marca los gustos y preferencias de las mayorías. Si a esto le agregamos la publicidad y promoción de las principales marcas mundiales, nos encontramos su presencia en casi todas partes, con lo cual hasta nuestros gustos, preferencias y algunas tradiciones están cambiando; por supuesto que hay ejemplos evidentes de la globalización, algunos nefastos como sucede en América con el narcotráfico: Bolivia y Perú producen, Colombia procesa, México transporta, Estados Unidos distribuye y consume.

Los globalifóbicos hacen frente a una guerra ya perdida, para bien como para mal, el cambio es envolvente e inevitable. La única posición que podemos adoptar es ser protagonistas para integrarnos y conducir este poderoso fenómeno sociopolítico, económico-productivo y de mercados, o quedarnos como espectadores celebrando cuando se produzcan situaciones favorables o lamentándonos cuando no sea así.

Nuestra decisión es estar o no estar, ser triunfadores o perdedores, valientes o cobardes, activos o pasivos ante el cambio. Nuestras realidades nos exigen cambiar a alta velocidad. Pero seguramente se preguntará qué debemos transformar: nuestra actitud. Son tiempos de aprender a alta velocidad pues las reglas han dado un giro radical, tenemos que asimilar la nueva megatendencia: el veloz rebasa al lento.

Aun cuando se carezcan de otras fortalezas ante la realidad, debemos movernos a alta velocidad, aprender más rápido que la competencia, son tiempos de aprender, y se preguntará ¿de quién?, de los mejores del mundo que usualmente son los más grandes y por tanto, más lentos. La mediana y pequeña empresa tienen que focalizar que su mayor ventaja ante la moderna competencia es que pueden ser más veloces que las más grandes empresas. No hay alternativa, o nos hacemos competitivos o adelantamos nuestro retiro.

Por Lic. Miguel Ángel Cornejo

Presidente de la Fundación Miguel Ángel Cornejo S.C.

presidencia@cornejoonline.com

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: