Veritas Online

Cápsulas de Ética

El sentido de la vida de la mujer

El sentido de la vida de la mujer
marzo 31
10:19 2014

Hace varios años escribí un artículo sobre este tema en ocasión de la celebración del Día Internacional de la Mujer, ahora lo escribo en memoria de mi amada esposa. Cada persona debe plantearse siempre la pregunta sobre el sentido de su vida y de la actividad que desempeña, nadie puede permanecer ante ella sin interés, quedándose al margen. Es algo que afecta profundamente el propósito de la propia vida y constituye un tema fecundo de reflexión y creatividad.

¿Cuál es el sentido de nuestra vida? ¿Qué significado tiene lo que hacemos? ¿Qué estoy haciendo con mi vida… y con la de los demás? Para contestar no basta la reflexión intelectual. Es necesario que te dejes afectar interiormente, que te abras a tus experiencias vitales con todas tus potencias y sentidos.

“Ponme como sello sobre tu corazón… Pues fuerte es el amor como la muerte.” (Cantar de los cantares, 8;6).

Este testimonio demuestra la importancia de la reflexión sobre el sentido de la vida y el profundo significado de la mujer en la vida del hombre. Lograr el éxito en la vida se asemeja a un viaje que estamos invitados a emprender: imaginen un largo camino y véanse al final convertidas en mujeres brillantes, dinámicas, triunfantes. Este camino abre ante ustedes diversas perspectivas, les ofrece como tarea el proyecto de una vida entera. De ahí la pregunta sobre el sentido de la vida.

Ciertamente el camino no es fácil, sobre todo para la mujer que se desenvuelve en planos muy diversos y asume varias actividades en forma simultánea: en el hogar, como esposa, madre; en el trabajo, en la sociedad. En cada una de esas actividades encuentra múltiples problemas y algunos de ellos muy complejos de resolver.

La mujer es inteligente, creativa, aprecia la naturaleza y tiene una inclinación hacia lo bello, hacia el arte y despliega muchas potencialidades en ese sentido. La casa de cada una de ustedes, por ejemplo, proyecta su personalidad. El hogar es la materialización de los proyectos de la mujer, es donde su esposo, ella y sus hijos no solamente viven, sino que deben vivir a gusto.

La mujer es compendio de belleza, gracia, talento y carácter; con razón ha desempeñado un papel providencial en la vida del hombre

La casa es obra de la mujer y es obra de todos los días. La mano femenina es la que se ingenia para sorprendernos con esos pequeños cambios diarios que hacen agradable la vida: las flores, los cuadros, las antigüedades, el mantel, las cortinas, los cojines, el árbol de Navidad y muchos objetos más que tienden a proporcionar alegría y felicidad.

“Entrando en mi casa, descansaré en ella, porque no es amarga su conversación ni dolorosa su convivencia, sino placer y gozo”. (Libro de la Sabiduría).

La mujer es compendio de belleza, gracia, talento y carácter. Con razón se ha dicho que ha desempeñado un papel providencial en la vida del hombre. La armonía, serenidad y alegría de la vida de familia dependen en gran medida de la mujer, esposa y madre quien, con su intuición, tacto, afecto, paciencia y su generosidad, suaviza asperezas y tensiones.

¿Por qué me he sentido tan a gusto cuando he hecho un buen trabajo? Porque he sido creativa, porque he desplegado muchas potencialidades, porque he proyectado mi personalidad. Decía Gibran Jalil Gibran:

“El trabajo es amor hecho presencia. Se ama a aquel por quien se trabaja, se trabaja por aquel a quien se ama”.

Lo importante es que te vayas abriendo a los demás, que te vayas involucrando cada vez más en actividades laborales o profesionales y en obras sociales. Son muchos los que reclaman lo que tú puedes dar. Creo que hacer algo por los demás es la forma más fecunda de utilizar los conocimientos y la experiencia que has adquirido.

Ustedes en justicia deben sentirse orgullosas de lo que hacen, y lo que hacen es solamente para expresar un gran afecto por su familia, sus amigos, su trabajo y por la humanidad.

Por C.P. Enrique Zamorano García

Maestro Emérito del IPN

ezamorany@prodigy.com

 

Facebook Comments

Related Articles

1 Comment

  1. Vicente Robleda
    Vicente Robleda abril 09, 03:32

    Quiero atestiguar con un fraterno abrazo al reconocimiento de un gran ser humano, ante sus elocuentes palabras de admiración a la mujer, reciba mis más sincero comentario de respeto y agradecimiento.
    Alguien dijo que la obra más grande del mundo es ver y poder cuidar a una mujer embarazada. Yo creo que inclusive a las no embarazadas cuando son bien amadas y respetadas.

    Reply to this comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: