Veritas Online

Atisbos

El poder de los medios

octubre 01
06:00 2016

En 1834, como resultado de un detallado estudio de las prácticas democráticas en el naciente  EUA, el politólogo y filósofo francés Alexis de Tocqueville publicó La Democracia en América. No obstante su conservadurismo, sigue siendo un referente de la ciencia política porque recogió las experiencias iniciales de lo que se convertirían en usos y costumbres de las actuales “democracias occidentales”.

El texto es voluminoso y, para entender la época, no tiene desperdicio. Algunas partes del contenido se han vuelto clásicas. Tal el caso de la participación de los diarios (en la época no existía radio, televisión o Internet) en la formación de la opinión ciudadana. La afirmación de Tocqueville es lapidaria: “…sin los diarios no puede entenderse la democracia, con ellos, apenas es posible gobernar…”. Crean o destruyen prestigios sin piedad y muchas veces sin información. En principio se les explicó y justificó como un contrapeso del poder arbitrario. En la actualidad ya no es claro de qué lado está la arbitrariedad. El fenómeno es global, tienen agenda e intereses propios y al leerlos o escucharlos, está presente la duda de si es información o propaganda lo que comunican.

¿Cuál es la diferencia entre periodismo y propaganda? La respuesta difiere aun entre los expertos. George Orwell, por ejemplo, uno de los críticos más perspicaces de los usos del lenguaje en la política y en el periodismo de opinión, advirtió sobre la facilidad con que la labor de reporteros y comentaristas se convierte en propaganda. Definió al periodismo como: “publicar algo que alguien más no quiere que se publique”. En su opinión el periodismo es como el ejercicio físico: si no duele no funciona, con la diferencia de que en el periodismo el dolor se le debe causar a alguien más.  Ni contigo, ni sin ti; contigo porque me matas y sin ti porque me muero, parece ser el verso que define la relación sadomasoquista entre el poder de los medios y el poder político (tanto el legítimo como el fáctico).

Social media network icons pattern

En nuestro país es muy difícil determinar su número pero es claro que se trata de decenas de miles de comunicadores y periodistas distribuidos en una infinidad de diarios, revistas, estaciones de radio, emisoras de televisión, sitios de Internet, etcétera. Si tomamos en cuenta los diarios que registra el sitio www.prensaescrita.com en México hay más de 500 y se calcula que en toda la República hay alrededor de 800 estaciones de radio en A.M. y más de 1200 en F.M. A este conjunto hay que agregar las emisoras de televisión, así como las revistas y los sitios de Internet que difunden información y opiniones, las redes sociales (Facebook, Twitter, Periscope) que, en tiempo real, informan, deforman, atacan o apoyan hechos o tendencias y en cuya participación existen informadores.

Este conjunto de medios son una especie de sistema nervioso de la sociedad, muy sensible a cuanto ocurre a su alrededor. La mayoría de estos medios no vive de su público consumidor sino de la publicidad que consigue de fuentes políticas y comerciales. Para dimensionar la magnitud del conglomerado, tres datos nos son de utilidad: en Francia existen 27 diarios, en Alemania 23 y en España 150. El desproporcionado volumen que existe en nuestro país tal vez se explique por el atraso educativo y la corrupción.

EPÍLOGO

Los asimétricos medios que conviven en nuestro país representan una notable paradoja: tienen en sus manos los instrumentos informativos torales y al mismo tiempo una parte de ellos se encuentra mal formado o poco informado. Realizan una  significativa labor dentro de nuestra incipiente democracia y al mismo tiempo sufren de carencias que ponen en serias dudas su efectividad. Pero ahí están necesarios e incómodos, al mismo tiempo.

C.P.C. Roberto Álvarez Argüelles

Expresidente del IMCP

mireyagarza@yahoo.com.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: