Veritas Online

Actualidades de la NIIF

El peso de las revelaciones

El peso de las revelaciones
febrero 01
2020

Ante la cantidad de información que requieren las NIIF al preparar estados financieros, el CINIF tiene la tarea de revisar los objetivos de revelación y las revelaciones específicas, con el fin de reducirlas.

En los últimos años ha existido una discusión sobre la pesada carga que significa para el preparador de estados financieros el crecimiento de las revelaciones que requieren las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF o IFRS, por sus siglas en inglés), las cuales han aumentado por los requerimientos que se señalan en normas recientemente emitidas.

Cuando las entidades públicas mexicanas adoptaron las NIIF en 2012, el tamaño de las notas de los estados financieros creció significativamente. Las páginas destinadas se duplicaron en la mayoría de los casos, pues las revelaciones que pedían las Normas de Información Financiera (NIF) eran menores. En algunos casos las notas han abarcado hasta cien páginas. Entidades que preparan los estados financieros y usuarios cuestionan la utilidad de tantas revelaciones y el detalle de éstas, que hacen que el lector se pierda e invierta mucho tiempo para dilucidar qué es lo realmente importante y qué se incluye sólo porque la NIIF lo requiere en forma general. Incluso se escucha el chascarrillo de que las notas ya no son parte de los estados financieros, sino que los estados financieros son parte de las notas.

Una de las razones por las que se han incrementado las revelaciones se debe a la petición de los analistas de estados financieros de contar con información como el detalle de la integración de muchos de los rubros, así como los juicios aplicados para determinar las cifras que se informan. En el Consejo de la Junta de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB, por sus siglas en inglés) existen analistas de estados financieros que hacen sentir su peso al momento de determinar qué revelaciones deberían requerirse en cada una de las nuevas NIIF o interpretaciones a las mismas.

El problema es que los preparadores siguen al pie de la letra la infinidad de revelaciones requeridas, sin cuestionar su importancia relativa y su necesidad».

En ciertos países esta tendencia se ha exacerbado por los requerimientos de los reguladores o por el entorno litigioso. Un ejemplo es el tamaño de las revelaciones en los estados financieros de los bancos, pues los reguladores piden obligatoriamente una gran cantidad de éstas, al considerarlas necesarias para que haya transparencia en la información que se presenta y proteger así a los usuarios e inversionistas del sector.

Esta tendencia parece cambiar, pues el IASB trabaja en un proyecto de Iniciativa de Revelaciones, para que las que se presenten sean realmente necesarias, en atención a su importancia relativa. La tarea no es sencilla, pues hacer ese juicio no es fácil. Para hacer una prueba de cómo reducirlas se escogieron dos normas, la NIF 19, Beneficios a los Empleados, y la NIIF 13, Medición del Valor Razonable. Para cada una de estas normas están definiendo los “objetivos de revelación”, que representan la información esencial que debe presentarse, y las revelaciones específicas que se requieren para cumplir los objetivos, las cuales estarán sujetas a su importancia relativa, a juicio de la administración de la entidad.

En la junta de Consejo del IASB en noviembre de 2019, el staff presentó sus recomendaciones para definir los objetivos de revelación que deben ser atendidos en estas NIIF y cuáles son las revelaciones específicas que estarán sujetas a juicio para cumplir con los principios, en atención a su importancia relativa. Los consejeros del IASB estuvieron de acuerdo con las propuestas, que serán refinadas con base en los comentarios vertidos en la junta. El paso siguiente será hacer pruebas con varias entidades para ver cuál sería el resultado. Esa prueba piloto servirá para determinar cuáles serán esenciales en cada norma y cuáles estarán sujetas a juicio.

Independientemente de la acción del IASB, el Consejo Mexicano de Normas de Información Financiera (CINIF) empezó hace varios años a reducir las revelaciones en algunas NIF para ciertas entidades. Por ejemplo, en las normas relativas a instrumentos financieros ha segregado cuáles revelaciones son sólo para entidades con actividades financieras y no deben ser provistas por otras. Las revelaciones para entidades financieras son básicamente las relativas a exposición y administración de riesgos financieros. Este fue un paso importante que dio el CINIF hace varios años. Sin embargo, falta revisar los objetivos de revelación y las revelaciones específicas sujetas a juicio de las demás NIF, lo que será una tarea importante para el CINIF en los próximos años.

Nos esperan cambios importantes en el área de revelaciones, que focalizarán el esfuerzo de las entidades al preparar los estados financieros y facilitarán su utilización por los usuarios.

C.P.C. Juan Mauricio Gras
Investigador e integrante del Consejo Emisor del CINIF
jgras@cinif.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: