Veritas Online

Cumplimiento

El papel del compliance officer en la empresa

El papel del compliance officer en la empresa
julio 01
2020

Esta figura juega un papel fundamental para prevenir delitos, así como en el cumplimiento de cualquier marco legal aplicable a una organización, ¿cuál es el perfil y cuáles sus tareas?

Con la introducción de la figura del Órgano de Control permanente en el último párrafo del artículo 11 bis del Código Penal Federal (CPF), como la figura idónea para atenuar las penas de las personas morales que pudieran imputarse por cometer los delitos enunciados en el artículo de referencia, se ha dado un realce a la figura del compliance officer u oficial de cumplimiento, si bien es cierto que el mandato legal habla de un órgano colegiado, también lo es que la implementación de dicho órgano depende del tamaño de la persona moral.

Es viable manifestar que el oficial de cumplimiento mencionado en el artículo en comento no debe confundirse con la persona que ve los temas de prevención de lavado de dinero del sistema financiero, o con el referido responsable de cumplimiento para las llamadas actividades vulnerables de la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, ya que en estos dos casos dicha figura en esa materia sólo debe ser vista como una parte del órgano que se estudia en el presente artículo. El compliance officer mencionado en la legislación penal es una persona (o grupo de personas) que tendrá una visión general de la empresa en todos sus ámbitos y aspectos, o bien, por áreas específicas, quien la reporta a un órgano de control designado por la empresa.

El objetivo de las presentes líneas es mostrar los elementos e importancia de esta figura, partiendo de que cada empresa es diferente. Se debe considerar que, para su designación, ya sea elegido de entre el personal interno o externo, su función debe atender a los principios de criterio lógico, necesidad, idoneidad y proporcionalidad; por ello la elección también deberá considerar a la persona o personas que tengan el mejor perfil o el más acorde conforme a los principios y objetivos de la empresa.

Si bien la persona elegida para dicho encargo puede ser un abogado, contador, economista, administrador, etcétera, lo que se debe buscar es que no se genere una incompatibilidad de funciones, es decir, el oficial de cumplimiento debe velar siempre por el cumplimiento normativo.

La actividad consiste en la supervisión diaria y el cumplimiento del sistema de gestión de riesgos que se haya implementado como mitigante de diversos factores, entre ellos el penal. Las funciones referidas pueden desarrollarse directamente o mediante terceros, con supervisión del oficial de cumplimiento, en algunos casos puede asumir otras funciones de vigilancia más allá de la estricta supervisión del funcionamiento del modelo de prevención de delitos.

No se debe olvidar que esta figura requiere autonomía de iniciativa y control respecto de la tarea de supervisión del funcionamiento y de cumplimiento del modelo de prevención del delito, para ello requiere de recursos y medios adecuados para dicha tarea; cabe señalar que, de acuerdo con marcos internacionales, se estipula que en pequeñas empresas las funciones del compliance officer podrán ser asumidas por el propio órgano de administración.

También es importante tener claro que, como un marco de apoyo para el oficial de cumplimiento, el órgano administrativo requiere apoyar para que los integrantes de la empresa asuman la cultura corporativa, ya que la actitud y el compromiso del órgano de administración en gran medida determinará la ética y la integridad de la empresa, y en un punto adicional el propio órgano de administración deberá atender a las facultades de control que pueda tener el compliance officer respecto de las actuaciones de dicho órgano.

Es por lo anterior que la alta dirección debe garantizar un nivel de autoridad interna a esta figura que le permita relacionarse, comunicarse de manera continua y generar respeto y confianza en los miembros de ésta.

Como parte final, es necesario hacer referencia al cuidado que se debe tener en la relación entre el compliance officer y los demás integrantes de la empresa, por ello la mejor forma para crear dicho vínculo es el fomento a la accesibilidad al mencionado encargado de cumplimiento, con lo cual se debe reforzar la formación del ámbito de prevención para los integrantes

En conclusión, el oficial de cumplimiento juega un papel fundamental para prevenir la comisión de delitos y en el acatamiento de cualquier marco legal aplicable a la empresa, como temas laborales, fiscales, de salubridad, ecología, entre otros. Por ello, las empresas deben contar con profesionistas que brinden medidas no sólo para mitigar peligros, sino también para generar beneficios y disminuir costos a través de la mitigación de riesgos.

L.D. y M.D.F. Carlos Alberto Pérez Macías
Integrante de la comisión de PLD del Colegio
carlos.perez@cydconsultores.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: