Veritas Online

Desarrollo y Capacitación

El muestreo en la auditoría de estados financieros

El muestreo en la auditoría de estados financieros
abril 18
07:16 2018

Los estados financieros son imprescindibles para conocer la situación económica y financiera de una empresa, por ello es importante realizar una auditoría que sea capaz de reflejar resultados esperados y posibles errores partiendo de una muestra representativa. Al respecto, el C.P.C. y P.C.FI. Antonio Bojorges García impartió el curso El muestreo en la auditoría de estados financieros bajo la coordinación del C.P.C. José Braulio Manuel Pérez Hernández, ambos integrantes de la Comisión de Auditoría, el pasado 16 de abril en las instalaciones de la Sede Sur del Colegio.

El Contador Bojorges apuntó que para la auditoría, “no se está obligado a examinar todas las transacciones de la empresa o de las partidas” y para ello se elige una muestra que puede ser 1) a criterio (no estadístico) o 2) muestra estadística. En la primera se seleccionan las más importantes, inusuales, de un periodo determinado o las que llamen la atención del auditor; y la segunda opción se realiza con métodos matemáticos basados en cálculo de probabilidades para determinar el tamaño de la muestra, la selección de partidas y la evaluación de los resultados.

“El muestreo consiste en la aplicación de un procedimiento de cumplimiento o sustantivo a menos de la totalidad de las partidas que forman el saldo de una cuenta o clase de transacción (muestra), que permitan obtener y evaluar la evidencia de alguna característica del saldo o de las transacciones para llegar a una conclusión con relación a tal característica”, explicó el expositor.

Declaró que la tarea del auditor es identificar factores que se deben tomar en consideración al usar el muestreo para diseñar, seleccionar la muestra y evaluar sus resultados. Esto se hace mediante la aplicación de sus procedimientos de auditoría a una muestra representativa de las transacciones o partidas y obtener la evidencia suficiente y competente que se requiere.

Agregó que en la auditoría se pueden correr tres tipos de riesgo, “es la posibilidad de que el auditor pueda dar una opinión sin salvedades sobre unos estados financieros que contengan errores y desviaciones de normas de información financiera, en exceso a la importancia relativa”, argumentó. El riesgo puede ser inherente, que involucra a la empresa, al caso y al producto; riesgo de control, si no hay control interno y existen errores; y riesgo de detección. Las medidas que se pueden tomar para reducir el riesgo de control serían confiar en el control interno y hacer pruebas de cumplimiento, por otro lado, para reducir el riesgo de detección es necesario aplicar pruebas sustantivas, pruebas de transacciones y procedimientos de revisión analítica.

Sobre los desaciertos, concluyó que un error tolerable se define como “el máximo que el auditor estaría dispuesto a aceptar y que el resultado del muestreo ha alcanzado su objetivo”, además, que este mismo error no altere el grado de confianza que tenía planeado depositar en el control. El error esperado es una estimación que se realiza tomando en cuenta herramientas como los resultados de una auditoría anterior, un estudio previo o alguna prueba preliminar que sirva como antecedente y finalmente, estos errores se examinan en una muestra mayor para concluir que el valor del universo está razonablemente representado.

 

Tania Berenice Pérez Quiroz
Asesora editorial
tperez@colegiocpmexico.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: