Veritas Online

Café con dos de Economía

El endeudamiento y sus implicaciones

El endeudamiento y sus implicaciones
agosto 01
2020

Ante el contexto actual de recesión económica, a nivel global existen diversas estrategias que se han implementado por parte de los agentes económicos para afrontar la desaceleración.

Se pueden identificar de manera muy clara dos tipos de planes contingentes: programas integrales que involucran a los sectores público y privado simultáneamente, o iniciativas a nivel sectorial o individual del sector privado de manera exclusiva.

Al analizar el primer tipo, podemos identificar que la fuente de recursos principal es el endeudamiento público, bajo este esquema es prioridad de los gobiernos apoyar a las empresas para resistir la recesión económica con el objetivo de contener el desempleo.

La forma más rápida para lograrlo es inyectar de recursos al sector privado mediante la suspensión temporal del pago de impuestos, acompañada de una política de créditos a tasas de interés preferenciales para empresas que lo soliciten.

La consecuencia final de este tipo de estrategia es un incremento en la deuda pública. El gobierno alemán estima que su endeudamiento pasará de 60 a 75% del Producto Interno Bruto (PIB) debido a la pandemia. El Ministerio de Economía de Brasil anunció en julio que su deuda pública pasará de 93.5 a 99.1% del PIB.

Las implicaciones finales en los hogares, bajo las condiciones ya descritas, estarán basadas en aumentos de precios en bienes y servicios, así como también en un incremento en impuestos».

A inicios del mismo mes, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció las cifras correspondientes en las que se observa que la deuda para México es actualmente de 49.5% del PIB, lo que representa un incremento de 4% en el último año. JP Morgan estima que la deuda de Estados Unidos de América (EUA) será de 108% del PIB para 2021.

Respecto al segundo tipo de acciones, podemos encontrar iniciativas referentes a reestructuraciones de créditos previos y también a la emisión de deuda para solventar este periodo de poca actividad económica.

Al considerar reestructuraciones tenemos empresas como Aeroméxico, la cual reestructuró 5 mil millones de dólares (mdd) de deuda; Grupo Posadas pospuso pago de intereses y reestructuró niveles de liquidez; Alsea reestructuró créditos en julio y se comprometió a mantener 8 mil 500 millones de pesos (mdp) en capital contable, así como liquidez mínima revisada de manera mensual.

Por otro lado, en cuanto a emisiones de deuda se refiere, en los últimos tres meses encontramos que Kimberly-Clark colocó deuda por 500 mdd, Cox-Energy situó bonos bursátiles por mil mdp, Traxión definió bonos de tres y siete años por un monto total de 3 mil mdp, Fira emitió deuda a finales de junio por 10 mil mdp, Femsa colocó deuda por 700 mdd mediante bono con vencimiento en 2050; y GAP recabó recursos por 3 mil 600 mdp con bonos a siete años y 600 mdp con bonos a tres años.

En general, la principal solución está afianzada en el endeudamiento y es muy importante analizar sus implicaciones. Si las condiciones económicas se empiezan a recuperar de manera relativamente rápida, entonces salir de los endeudamientos será relativamente sencillo.

Sin embargo, si el nivel de actividades económicas se mantiene constante o su recuperación es muy lenta, el endeudamiento se puede convertir en un lastre e incluso la causa principal de quiebra. Para solventar el endeudamiento público, particularmente si presenta una tendencia creciente en él, se requerirán mayores niveles de recaudación, ya sea mediante un aumento en la base gravable o a través de un incremento en impuestos.

Del lado del endeudamiento privado, para salir de él es necesario un abatimiento de costos (lo cual se ve difícil en una recesión económica, porque por lo general la inflación está presente) o un incremento de precios, que usualmente es lo que termina ocurriendo.

Ambos fenómenos generan disminuciones en el poder de compra y, por ende, en el nivel y calidad de vida. Aquellos hogares cuyo ingreso esté definido por los deciles más altos, tenderán a disminuir en menor proporción su nivel de vida; sin embargo, los que están en deciles inferiores experimentarán caídas drásticas.

No es en vano el pronóstico que hace el Banco Mundial respecto al incremento en 140 millones de personas en pobreza extrema para finales de 2021, derivado de la pandemia.

Dr. Salvador Rivas-Aceves
Secretario de Investigación de la Universidad Panamericana
y de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales
srivasa@up.edu.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: