Veritas Online

Inversión Patrimonial

El dinero no es un fin, es un medio

El dinero no es un fin, es un medio
noviembre 01
2020

Si el mundo se acabara mañana, yo hoy todavía plantaría un árbol».

Martin Luther King

En diferentes ocasiones he comentado con usted, amable lector, mi particular punto de vista sobre el dinero. En estos días, leí una extraordinaria reflexión de Anthony Isola, responsable del área de educación de la firma Ritholtz Wealth Management LLC, cuyo objetivo es asesorar en temas integrales de retiro. Y coincidí con él en lo que, como consultores, buscamos hacer en nuestra comunidad: ayudar a construir patrimonios en un sentido integral, en el que el dinero sea un medio, no un fin. De poco servirá acaudalar una gran fortuna, a costa de una enfermedad o de la pérdida de tiempo para la familia. Aquí comparto el texto de Anthony, que redactó al cumplir 56 años de edad:

El dinero no puede comprar la felicidad, pero ayuda. La salud, la riqueza y la tranquilidad juegan un papel importante en no mirar atrás con arrepentimiento por lo que podría haber sido. La edad no es garantía de sabiduría. He cometido muchos errores en el camino y he aprendido de la mayoría de ellos. Estas son algunas de las cosas que he hecho bien:

El dinero compra libertad, no cosas. Ahora mismo trabajo porque quiero. Eso hace toda la diferencia. No hay nada mejor que tener el control del día y elegir con quiénes interactuar. Cuanto antes se comprenda esto, mejor.

Viva por debajo de sus posibilidades. El hecho de que pueda permitirse comprar algo no significa que deba hacerlo. Siempre habrá alguien que tenga más. Aceptar esto es lo último en alivio del estrés.

Casarse bien y no molestar a los hijos. Nada más importa. Se sentirá miserable 99% del tiempo, sin tomar en cuenta cuánto dinero tenga. El divorcio es uno de los mayores destructores de riqueza del planeta (en sentido amplio). En lo que respecta a los niños, odian los sermones y las quejas. Elija sus batallas, así como las posibilidades de salir victorioso. Presionar constantemente a los hijos para que sean algo que no son, es un error fatal.

Invertir temprano y con frecuencia. El tiempo es el combustible para la capitalización. No hace falta ser un genio para convertirse en millonario. Invertir en un fondo de índice amplio durante 50 años es muy bueno.

Seguir adquiriendo habilidades y certificaciones. Cuanto más calificado esté, más le pagarán. Las habilidades son el motor de los altos salarios.

Reemplazar el alcohol y la comida chatarra con ejercicio y naturaleza. Esto debería ser el número uno en la lista. Sin salud mental y física, no hay nada, a pesar de lo que pueda demostrar su cuenta del banco. Éstas son las dos clases de activos más importantes, más allá de lo que dicen los expertos.

Diversificar las fuentes de ingresos. No poner todos los huevos en una canasta es una buena estrategia para la mayoría de las cosas.

Ser codicioso cuando otros tienen miedo. No es fácil ganar dinero en los mercados. La riqueza nace de los mercados bajistas, no alcistas. No es divertido, pero marca la diferencia cuando todo está dicho y hecho.

Pagarse primero a sí mismo. Configure contribuciones automáticas.

Hacer el bien. El karma funciona. Cuando ayuda a las personas, éstas tienden a ayudarle. Haga lo correcto y sucederán cosas buenas. Es posible que tarde un poco más de lo esperado.

C.P. Carlos Ponce Bustos
Socio fundador de SNX, Constructores de Patrimonio
cponce@snxsinexcusas.com

Related Articles

Búsqueda