Veritas Online

Café con dos de Economía

El Brexit y sus posibles consecuencias

El Brexit y sus posibles consecuencias
octubre 01
2019

El 31 de octubre se vence el plazo para que el Reino Unido (UK, por sus siglas en inglés) no sea parte de la Unión Europea (UE), y hay dos posibilidades:

1. Brexit blando. Una salida progresiva durante 21 meses, negociada con la Comisión Europea (CE), que apoyaría una extensión temporal, pero no una renegociación del acuerdo. Durante la transición se diseñarían mecanismos para solventar temas del mercado único, el sistema de salud, el mercado laboral, los controles de precios, las instituciones europeas y las reglas de comercio y unión aduanera, así como los puestos fronterizos entre Irlanda (de la UE) e Irlanda del Norte (del UK).

2. Brexit duro. Salir de manera directa, sin transición ordenada, aplicable al 1.º de noviembre. Este caso tendría solución para las reglas de comercio, al ajustarse a las de la Organización Mundial de Comercio (OMC), y dejaría pendientes los demás temas.

EFECTOS DE UNA SALIDA SIN CONDICIONES

Al analizar el mercado de bienes y servicios, una salida sin reglas definidas afectaría los patrones de comercio con la aplicación de aranceles, lo que podría impactar en los precios de los bienes y servicios y, por ende, en la inflación, que en el UK fue de 1.9% a tasa anual para junio de 2019. Asimismo, el ritmo creciente de su flujo comercial con la UE se podría truncar; 40% de los bienes comercializados en el grupo de países provienen de la isla y en el caso de Alemania, por ejemplo, creció de 30 billones de libras en el año 2000 a 56 billones para 2018. El comercio total entre el UK y la UE es de 318 billones de libras, mientras que con el resto del mundo es de 243 billones, según las cifras de la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS, por sus siglas en inglés) del UK.

También el sistema de salud modificaría su cobertura, pues la población británica sólo tendría acceso a servicios dentro de su territorio y no en todo el continente, y viceversa con la población europea. Un efecto similar ocurriría en el mercado laboral, por lo que se podría incrementar la tasa de desempleo, de 3.8% (1.29 millones de desempleados) en mayo de 2019 en la isla. Un dato relevante es que el desempleo friccional a seis meses pasó de 246,000 a 760,000 en los últimos cinco años para esa misma economía, por lo que la situación se podría agravar. Lo anterior sin duda afectaría las actividades económicas, que ya han disminuido en su crecimiento de 1.8% en 2018 a 0.5% en mayo de este año.

En lo que respecta a la inversión, ésta retrocedió de 34 billones de libras hasta junio y la caída en las actividades económicas podría afectar la recaudación y la deuda pública que en mayo representaba 86.7% del Producto Interno Bruto (PIB) del UK, según los datos de la ONS.

Ante este panorama, varios analistas coinciden en que un Brexit duro podría generar una recesión económica. Sin embargo, no todas son malas noticias, pues generaría un ahorro de 11,200 millones de dólares por concepto de aportaciones a las instituciones europeas. Otro aspecto positivo recae en que el flujo de comercio entre el UK y México podría intensificarse de manera significativa.

Bajo cualquier versión, es indudable que el mercado único, la unión aduanera y las instituciones europeas sufrirán modificaciones. A partir de 2020 veremos nuevas configuraciones en la eurozona, las cuales podrían generar oportunidades para otras regiones del mundo. En el caso de México, establecer un Tratado de Libre Comercio (TLC) con el UK representa una gran oportunidad de intensificar el flujo comercial entre ambas economías, al tiempo de diversificar el de México.

CONCLUSIONES 

Es importante recordar que hay un TLC con la UE. Esta ventana se puede abrir para las economías asiáticas, ¿o no? Habrá que ver qué papel jugará el UK (siempre aliado de Estados Unidos de América, EUA) en la guerra comercial una vez que deje la UE; el flujo comercial con China es de 58 billones de libras anuales, mientras que con EUA es de 81 billones (datos de la ONS) por lo que escoger un bando será costoso. En este mismo espacio, las columnas de los dos últimos meses analizaron indicadores económicos y financieros que dan señales de un cambio de ciclo económico y el Brexit puede ser su detonante.

Dr. Salvador Rivas-Aceves
Secretario de investigación de la Universidad Panamericana
y de la Escuela de Gobierno y Economía
srivasa@up.edu.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: