Veritas Online

Cápsulas de Ética

El árbol de mostaza

El árbol de mostaza
enero 31
14:13 2014

Por C.P. Enrique Zamorano García

Maestro Emérito del IPN

ezamorany@prodigy.com

 

James Collins y Jerry Porras, de la Universidad de Stanford, llevaron a cabo una investigación para descubrir los principios exitosos de las compañías visionarias y ellos afirman que los valores básicos de esas compañías constituyen un fundamento sólido como una roca, su propósito básico, su razón de existir; sus valores sirven de faro que las guía durante siglos, como una estrella fija en el horizonte.

En su obra Empresas que perduran, hacen una fascinante narración sobre algunas compañías visionarias como Sony, Walt Disney Company, Walmart Corporation, Johnson & Johnson, etcétera, las que casi desde su fundación cuentan con una ideología central.

Cuando Masaru Ibuka inició Sony, en 1945, en medio de las ruinas de Japón derrotado y destruido por la guerra, tomó en arrendamiento un cuarto abandonado, en lo que quedaba de un edificio bombardeado e incendiado, que había sido una tienda de departamentos en el sector comercial de Tokio, y con siete empleados y mil 600 dólares de economías personales empezó a trabajar. Ibuka se concentró durante varios meses en algo notable para un empresario: codificó una ideología para la recién fundada compañía.

Investigadores de Stanford afirman que los valores de las compañías visionarias sirven de faro que las guía durante siglos

Él pensó que si fuera posible establecer condiciones en que las personas pudieran unirse con un firme espíritu de equipo y ejercer con toda libertad su capacidad tecnológica… entonces esa organización podría proporcionar un placer indecible y producir beneficios incalculables. Entre sus objetivos fundamentales se encontraban:

  • Establecer un lugar de trabajo donde los ingenieros pudieran experimentar el placer de la innovación tecnológica, tener conciencia de su misión en la sociedad y trabajar sin restricción ninguna.
  • Llevar a cabo actividades dinámicas en tecnología y en producción para la reconstrucción del Japón y la elevación de la cultura nacional.
  • Aplicar la tecnología avanzada a la vida del público en general.

Historias como esta es la de otras empresas que comenzaron siendo pequeñas empresas, con poco capital pero con grandes ideales, pasión y perseverancia de sus fundadores. Tal es el caso de Bimbo, que inició siendo una pequeña panadería en el centro de la Ciudad de México y ahora es la panificadora más grande del mundo, que vende sus productos en México, Estados Unidos, China y muchos países más.

Estos casos traen a mi mente la parábola de la “semilla del árbol de mostaza”, la cual es muy pequeña, apenas si se nota en la palma de la mano y cuando esta se siembra en tierra fértil, a las pocas semanas brota una mata; tiempo después crece y se transforma en un arbusto, sigue creciendo y venciendo los obstáculos que significa la presencia de otros árboles del bosque y finalmente, emerge a plena luz, como el más alto de sus congéneres.

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: