Veritas Online

Entrevista

Dra. Nashieli Ramírez Hernández, Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal: La fuerza de la legitimidad

Dra. Nashieli Ramírez Hernández, Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal: La fuerza de la legitimidad
mayo 01
08:00 2018

En una época en la que hace falta difusión y educación sobre los derechos humanos, la Presidenta de la CDHDF habla sobre la obligación del Estado para garantizarlos y sobre la importancia de trabajar de manera autónoma y bajo la legitimidad que otorgan los ciudadanos.

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) se define como un Organismo Público Autónomo (OPA) y con personalidad jurídica creado en 1993, cuyos objetivos consisten en la protección, defensa, vigilancia, promoción, estudio, educación y difusión de los derechos humanos para los habitantes y personas que transiten en la Ciudad de México.

La Dra. Nashieli Ramírez Hernández, quien asumió el cargo como Presidenta de la CDHDF en noviembre pasado, luego de desempeñarse como Consejera de la Comisión, habló para Veritas sobre las funciones del órgano que representa, a quiénes protegen, próximas transformaciones, proyectos destacados y la relación de la actividad contable con los derechos humanos.

En vísperas del 25 aniversario de la CDHDF, la Dra. Ramírez Hernández explicó que el esquema de las comisiones es de una defensoría del pueblo ante los abusos de la autoridad, donde se siguen las actuaciones de los garantes de los derechos humanos (el Estado) para documentar las violaciones, proteger a los afectados y obligar solo en el sentido moral a proceder de otra manera. De ello se derivan las recomendaciones a los organismos correspondientes.

“Nos debemos a la gente y nuestra fuerza está en la legitimidad que ellos nos dan, aunado a nuestra autonomía para poder trabajar. Todos somos sujetos de derechos, es obligación del Estado garantizarlos y hay instancias intermediarias como las Comisiones para que esos derechos se cumplan”.

La CDHDF atiende entre 2 y 5 mil quejas al año, mismas que recibe por tres diferentes vías:

  1. Queja directa de la víctima ante la Comisión.
  2. Casos violatorios por oficio (presentes en los diferentes medios de comunicación).
  3. Estudios sistemáticos, informes y reportes especiales que genera la propia Comisión. Hay excepciones si el caso está relacionado con el ámbito federal, la queja se canaliza a la Comisión Nacional de Derechos Humanos o también cuando el asunto violatorio es entre particulares.

Destaca que la CDHDF fue pionera en crear un diagnóstico en la ciudad, mismo que derivó en la implementación del Programa de Derechos Humanos, donde hubo participación ciudadana. Ahora lleva más de 10 años evaluando el cumplimiento de los derechos e informa tres veces al año sobre temas nodales.

VÍCTIMAS Y VICTIMARIOS

Acerca de la controversia sobre quiénes resultan beneficiados por la defensoría de los derechos humanos, la titular expresa que es un reto porque hay una deficiencia cultural. Hace falta promoción, educación y difusión de qué son los derechos humanos, la dignidad y las libertades que deberían gozar los ciudadanos. “Somos una generación de transición, ahora estamos en una ruptura de paradigmas que propicia el marco de los derechos humanos”, comenta la Presidenta de la CDHDF.

Expresa que antes era legal sacar declaraciones a base de tortura, lo cual representaba una evidente violación a derechos por parte de la autoridad, pero ahora, con el Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio, se deben presentar pruebas en el primer contacto y no llegar hasta el Ministerio Público, además de seguir los protocolos de detención. Sin embargo, considera que hay problemas en la implementación de este sistema. “Un eje de cumplimiento de derechos es un eje de gobernanza, hay que modificar actitudinalmente algunos aspectos”, afirma Nashieli Ramírez.

En contraparte, asegura que quienes más conocen sobre derechos humanos son las personas relacionadas con el ambiente legal porque hacen más uso de la herramienta del debido proceso que otros ciudadanos, es cuando se percatan de las fallas del sistema y la CDHDF sigue el actuar de la autoridad en dichos procesos.

A su vez, la Presidenta Ramírez cree que las Recomendaciones que emite la Comisión no deberían tener un carácter obligatorio de tipo sentencia porque hay otras instancias para esa labor y la CDHDF debe continuar como un sistema de calidad moral, que sea ejemplo y empuje a la autoridad a que siga ese camino.

FUTURAS MODIFICACIONES

Nashieli Ramírez comentó que en septiembre entrará en vigor la nueva Constitución Política de la Ciudad de México, que está desarrollada a partir de la Carta de Derechos; el cambio más destacado para la Comisión es que habrá más territorialidad; es decir, existirá una oficina de la CDHDF en cada alcaldía para que los ciudadanos se involucren.

Recordó los medios a los que se pueden acercar las víctimas para presentar una queja:

[1] Directamente en las oficinas de la CDHDF.

[2] A través de los ombudsmóvil, que son vehículos adaptados como oficinas que se encuentran distribuidos en la ciudad.

[3] Las unidades desconcentradas de Iztapalapa y Xochimilco.

[4] En su portal web oficial http://cdhdf.org.mx/ en el apartado de “contacto”.

[5] De manera telefónica.

También editan mensualmente la revista El defensor. La CDHDF cuenta con una Dirección de Educación y Promoción de Derechos, donde uno de sus proyectos es La Casa del Árbol, un espacio lúdicoeducativo dirigido a niños sobre derechos humanos. La Dra. Nashieli recalca la importancia de que las niñas, niños y adolescentes tengan conocimiento de sus derechos dado que actualmente visualiza una crisis al respecto; hay crimen, ausencia de padres por trabajo, embarazos no deseados, violencia como mecanismo para educar, falta de cohesión social, entonces también la Comisión puede intervenir para apoyar integralmente a niños y sus familias.

CONTADORES Y DERECHOS HUMANOS

Respecto al sector contable, concuerda en que el trabajo de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) sería similar al de la CDHDF, pues también realiza estudios y atiende quejas sobre actos que pudieran cometer las autoridades fiscales federales, con la diferencia de que la CDHDF aborda derechos humanos en general y la Prodecon atiende solo los derechos de los contribuyentes.

En palabras de la titular, cualquier habitante de la ciudad puede aportar a la causa desde su actividad laboral, comenzando por incorporar la percepción de derechos, el respeto, la no discriminación y la no criminalización. En el caso del gremio, se relaciona con las auditorías que tienen que ver con los derechos laborales y relaciones humanas. El profesional dedicado a la Contaduría está familiarizado con los números, mismos que en ocasiones representan personas y esto posee una responsabilidad social particular por lo que puede significar en sus derechos.

 

Dra. Sylvia Meljem Enríquez de Rivera
Directora del Centro de Vinculación e Investigación Contable en el ITAM
smeljem@itam.mx

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: