Veritas Online

Ejercicio Profesional

Disposición fiscal ¿qué pasó con la e-contabilidad?

Disposición fiscal ¿qué pasó con la e-contabilidad?
julio 01
08:00 2018

La entrada en vigor de la contabilidad electrónica ocasionó muchas inconformidades entre los contribuyentes, quienes estimaron que era inconstitucional. Después de 40 mil amparos y un largo camino legal, las modificaciones tecnológicas en materia fiscal seguirán su curso.

La reforma fiscal de 2014 trajo consigo varias modificaciones fiscales, entre ellas, el uso de la tecnología para el registro y almacenamiento de la contabilidad. Así el artículo 28 del Código Fiscal de la Federación (CFF) estableció las nuevas reglas para llevar la contabilidad para efectos fiscales, indicando qué documentos la integran (frac. I); la forma de realizar los registros y asientos contables (frac. II); el almacenamiento de estos en medios electrónicos y la conservación de la documentación comprobatoria (frac. III); y el controvertido envío mensual de información contable –catálogos de cuentas, balanzas de comprobación, y en algunos casos, las pólizas contables– al Servicio de Administración Tributaria (SAT), bajo reglas de carácter general (frac. IV).

Esta disposición fiscal fue estimada como inconstitucional por los contribuyentes, y se presentaron alrededor de 40 mil juicios de amparo en su contra, mismos que actualmente se están resolviendo de manera definitiva; lo que es motivo de este artículo, asimismo se explicará de forma breve el estado actual y qué debe hacer el contribuyente.

EL FALLO

Después de la resolución de solo cinco asuntos, la declaratoria de constitucionalidad de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), y que se diera a conocer el 28 de octubre de 2016, los criterios definitivos sobre los temas del buzón tributario, revisiones electrónicas, envío de la información contable y la contabilidad electrónica (e-Contabilidad) al publicarse alrededor de 40 jurisprudencias, se ordenó a los jueces y magistrados del país a aplicar las mismas a todos los casos pendientes, incluyendo la inconstitucionalidad del Anexo 24 de la Resolución Miscelánea Fiscal (RMF) para 2015 por estimarse que se violaron los derechos a la legalidad y a la seguridad jurídica de los contribuyentes, en tanto que los lineamientos técnicos dé forma y sintaxis para la generación de los archivos XML especificados por consorcio W3, toda vez que estos no son emitidos por una autoridad competente y hacerlo en un idioma diverso al español, cuyo efecto del amparo consiste en no enviar la información contable hasta que se modificara o reformara tal anexo o los citados lineamientos técnicos.

A partir de ese momento inició otro proceso judicial en el cual los jueces de distrito, al dictar sus sentencias, debieron aplicar las jurisprudencias aludidas, incluyendo la relativa a la inconstitucional de los lineamientos técnicos de forma y sintaxis para la generación de los archivos XML; sin embargo, bajo el argumento de que a partir del primero de noviembre de 2016 entró en vigor un reformado Anexo 24 de la RMF y, por ende, al existir nuevos lineamientos técnicos se ha subsanado la violación constitucional. Ante tal ilegalidad, los contribuyentes impugnaron las sentencias de amparo mediante el recurso de revisión ante los tribunales colegiados de todo el país, solicitando la aplicación de la jurisprudencia, aun por suplencia de la queja por la declaratoria de inconstitucional referida.

No obstante, algunos contribuyentes no controvirtieron la inconstitucionalidad del Anexo 24 de la RMF en la sentencia de amparo de primera instancia que le fue adversa, por lo que se encontraron obligados a acatar el reformado Anexo 24 de la RMF para 2016, e incluso una ilegal y retroactiva disposición transitoria (Trigésimo Quinto) de la RMF para 2017 para presentar la e-Contabilidad desde el primero de enero de 2015, y más aún después del nuevo Anexo 24 de la RMF para 2017.

SITUACIÓN ACTUAL

Existen varios supuestos a considerar; aquellos contribuyentes que les dictaron una sentencia constitucional de los lineamientos técnicos de forma y sintaxis para la generación de los archivos XML del Anexo 24 de la RMF para 2015 y no impugnaron la misma, por lo que quedó firme dicha sentencia y, en consecuencia, están obligados a cumplir con el envío de la información contable, salvo que lo hayan impugnado nuevamente; y aquellos contribuyentes que solicitaron la revisión del amparo por lo que se refiere a los lineamientos técnicos para la generación de los archivos XML del citado Anexo 24, así como aquellos que han impugnado las nuevas disposiciones y están en proceso sus juicios de amparo.

En este último caso, la suspensión de no enviar la información contable quedó acotada a la reforma del Anexo 24 de la RMF para 2016 y para 2017, a menos de que se impugnara el Trigésimo Quinto transitorio de la RMF para 2017 y el nuevo Anexo 24 citado y se obtuviera una nueva suspensión, supuesto en el cual los contribuyentes no envían a partir del primero de noviembre de 2016 –incluso enero de 2015– la información contable, sino hasta que se concluya el juicio.

No obstante, la Segunda Sala de la SCJN –día 13 de abril de 2018– señaló que el lineamiento técnico-operativo del Anexo 24 reformado en la RMF para 2016 y el nuevo para 2017 ya fue subsanado por el SAT, toda vez que considera que ya no se viola los derechos a la legalidad y a la seguridad jurídica a emitirse los citados lineamientos técnicos en un formato informático, además de que al estar en el portal del SAT no lo emite el consorcio W3, sino el Administrador General de Comunicaciones y Tecnologías de la Información (AGCTI) del SAT, quien cuenta con atribuciones para emitirlo, en apoyo a las labores del Jefe del SAT, en términos del artículo 42, fracciones XIII y XVI, del Reglamento Interior de dicho organismo.

Con ello se abrió paso para que los contribuyentes estén en condiciones de cumplir con la obligación de enviar la información contable a que se refiere la fracción IV del artículo 28 del CFF.

QUÉ SIGUE

Todo pareciera que ha llegado el fin de esta batalla jurídica; sin embargo, el 2 de marzo de 2018 el Tribunal Pleno en Materia Administrativa del Primer Circuito pronunció un importante y fuerte criterio jurídico (PC.I.A K/123 A, 10 inciso a), aplicable incluso a todas aquellas dependencias de la administración pública, que consiste en que si utilizan su página de internet para dar a conocer disposiciones de carácter general con las que vinculan al administrado o al particular –entiéndase contribuyente en este caso– para cumplir obligaciones, estas deben publicarse en el medio de publicación oficial, llámese DOF o Gaceta Oficial, según corresponda, ya que no hacerlo así y solo hacerlo en la página de internet viola el principio de publicidad de las disposiciones legales, en tanto que no se da oportunidad al administrado o al particular de estar informado. Además, si bien es cierto que la AGCTI del SAT cuenta con atribuciones para emitir las soluciones tecnológicas requeridas por dicho órgano desconcentrado, ello no sustituye la obligación de que sea el legislador (véase arts. 6o. y 73, frac. XVII, constitucionales), quien provea en una ley el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

Si partimos de la base y entendemos que en la página del SAT se encuentran dos versiones para la generación de los archivos XML y así cumplir con el envío de la información contable, el cual no cumple con la formalidad del acto administrativo. Así se abre un nuevo frente legal y jurídico para que los señores ministros fijen un criterio jurídico al respecto, entre otros, que naturaleza jurídica y efectos tiene la citada página del SAT, qué requisitos deben cumplir los archivos que contienen los lineamientos técnicos para la generación de los archivos XML, lo que sin duda será otra historia.

CONCLUSIONES

Ante la declaratoria constitucional pronunciada por la SCJN del denominado sistema jurídico e-Contabilidad, la mayoría de los contribuyentes que impugnaron esta obligación están a punto de cumplir con ella, así como aquellos que perdieron su caso en los tribunales y no recurrieron a ese fallo o les fue adverso en definitiva, a menos que hayan obtenido el amparo, que en el mejor de los casos la protección abarca del 1 de enero de 2015 al 31 de octubre de 2016, o bien, hayan impugnado o impugnen mediante un nuevo juicio de amparo, ahora el Anexo o Documento Técnico ubicado en la página del SAT, bajo la premisa de que se viola el principio de publicidad de las disposiciones legales a las que se ha hecho referencia y obtenga una suspensión al respecto, pues no cumplir con esta obligación fiscal será acreedor a multas.

L.D. Antonio Alberto Vela Peón
Integrante de la Comisión Fiscal del Colegio
a.vela@bakertillymexico.com

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: