Veritas Online

Económico y Financiero

Difícil invertir si se es conservador

Difícil invertir si se es conservador
febrero 28
15:06 2014

La coyuntura financiera y económica, en la mayor parte del mundo occidental, hace muy difícil el que los inversionistas conservadores (que son los más numerosos) puedan tener buenos resultados con sus inversiones; las razones son muchas y, sin querer jerarquizar, mencionaré algunas.

Desde hace algunos años casi todos los gobiernos, y principalmente de los países más desarrollados, han implementado medidas para que la tasa de interés se mantenga en el nivel más bajo posible; el ejemplo más claro está en Estados Unidos, que con el objetivo de estimular su economía a partir de la crisis de 2008, la Reserva Federal (Fed) tomó la decisión de bajar la tasa de interés de referencia (tasa que esta institución tiene capacidad de fijar) hasta un nivel de 0 a 0.25; este, el nivel más bajo que recuerdo.

Este movimiento tuvo el efecto inmediato de reducir el rendimiento de los bonos del tesoro estadounidense, que se emiten a corto plazo. Además de lo anterior, en 2010 la Fed inició sus programas cuantitativos de emisiones de dinero para comprar bonos con garantía hipotecaria y bonos emitidos por el Tesoro en todos sus plazos (de uno hasta 30 años).

Lo anterior ocasionó que el rendimiento de los bonos a 10 años, que en circunstancias de estabilidad tenían un rédito más o menos de 5%, cayeran abajo de 1.5%. Estas medidas han traído como consecuencia que los inversionistas conservadores, quienes invierten en bonos del Tesoro a corto plazo (de uno a cinco años ) al día de hoy estén recibiendo rentas de 0.25% a un año; 1.6% para los que invierten a cinco años.

En México pasa lo mismo, el rendimiento de los Cetes a corto plazo es de 3.13% y a cinco años de 5.20%. En resumen, tanto en EU como en nuestro país los rendimientos de corto plazo para los inversionistas son negativos, lo que quiere decir que los ahorros muy conservadores ni siquiera protegen el capital debido a que no alcanzan —cuando menos— la tasa de inflación; si a los números anteriores les quita los impuestos, ahorrar a estas tasas es el peor negocio que se puede hacer.

En EU y en México los rendimientos de corto plazo son negativos; los ahorros muy conservadores no protegen el capital porque no alcanzan la tasa de inflación

Otra razón que ha influido para que las tasas de interés hayan caído, sobre todo en los mercados emergentes como el de México, es que la enorme liquidez mundial, causada por la expansión monetaria en EU, Gran Bretaña, Japón y Australia, principalmente, ha provocado que una parte de esos fondos que buscan mejores rendimientos, mismos que se ofrecen en los países más desarrollados, busquen resultados más atractivos invirtiendo en deuda soberana de países emergentes como México, Brasil, Perú y Colombia, por ejemplo.

Este fenómeno ha ocasionado que los bonos de largo plazo de estos países se hayan subido y en consecuencia las tasas de interés se hayan caído; por ejemplo, en México la tasa de interés en bonos gubernamentales, tanto a corto como a largo plazo, están en mínimos históricos. Si a todo esto le agregamos que como producto del todavía débil crecimiento de la economía mundial, la inflación es pequeña sobre todo en los países más adelantados, es probable que las tasas de interés bajas permanezcan aún en niveles históricamente reducidos durante los próximos 12 a 18 meses.

Con el fin de evitar esa situación, lo único que puede ayudar es arriesgarse un poco y hacer lo siguiente: en las inversiones de renta fija invertir en portafolios o Sociedades de Inversión, que sin adquirir riesgo de crédito a través de operaciones de compra-venta a corto plazo, hayan obtenido en el pasado beneficios por arriba del cupón de los bonos en los que invierten; otra decisión es invertir en algún portafolio o Sociedad de Inversión que se construya a través de índices bursátiles globales. Está comprobado que el invertir a través de índices es más fácil, más seguro y más barato que invertir en acciones individuales. Por supuesto, el mejor consejo se lo puede dar su asesor financiero.

Por Lic. Manuel Somoza

Presidente de Somoza, Mussi y Asociados

somoza@finamex.com.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: