Veritas Online

Salud Fiscal

Dictámenes: razones, plazos y beneficios

Dictámenes: razones, plazos y beneficios
abril 01
2020

Las empresas requieren contar con dictámenes financieros y económicos. ¿en qué consisten y cuáles son las claves a considerar?

Existen varias razones para que las entidades presenten dictámenes. Ya sea porque constituya una obligación ante alguna autoridad, dependencia o regulador, porque son necesarios para la gestión y toma de decisiones efectivas y oportunas de quien las dirige, o bien, porque les da tranquilidad en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales.

Como se verá en este artículo, la emisión de estos dictámenes, excepto el informe de auditoría en materia de Prevención de Lavado de Dinero (PLD), es una actividad exclusiva del contador público independiente, quien es el profesional que presta un servicio autónomo a una empresa o institución cuya actuación está regulada por normatividad de observancia obligatoria, para garantizar un trabajo de calidad, como es el Código de Ética Profesional, las Normas Internacionales de Auditoría, la Norma de Control de Calidad, que exigen contar con integridad, objetividad, confidencialidad, diligencia y competencia profesional.

Entre los dictámenes se encuentran los siguientes:

De estados financieros. Es la opinión respecto si los estados financieros de una entidad han sido preparados, en todos los aspectos materiales, de conformidad con un marco de información financiera aplicable.

Toda entidad requiere contar con información confiable y veraz para tomar decisiones. Son diversos los usuarios de los estados financieros: accionistas, gobierno corporativo, dirección, inversionistas, acreedores, etc. La opinión profesional que emite el contador público independiente incrementa el grado de confianza que tienen los usuarios en los estados financieros.

Aunque no existe obligación para todas las entidades de dictaminarse financieramente, para algunas es requerido por autoridades, reguladores o terceros, como es el caso de las emisoras públicas (y sus subsidiarias), las entidades gubernamentales, así como las que participan en licitaciones públicas, quienes tienen préstamos bancarios o bien por requerimiento de la casa matriz.

Fiscal. Comprende, además del examen de los estados financieros, algunos trabajos adicionales enfocados en revisar el cumplimiento de las obligaciones fiscales de la entidad, lo que le permite conocer y en su caso corregir errores u omisiones identificados durante la revisión, y evitar así el pago de multas, recargos y actualizaciones, en caso de que la entidad sea revisada por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

A partir de 2014 el dictamen fiscal dejó de ser obligatorio. Sin embargo, pueden optar por dictaminarse las personas físicas con actividades empresariales y las personas morales que en el ejercicio inmediato anterior hayan cumplido con cierto monto de ingresos, valor de su activo o número de trabajadores. No podrán ejercer la opción de dictaminarse las entidades paraestatales de la Administración Pública Federal.

Aunque ya no es obligatorio, algunas empresas se siguen dictaminando, pues ven beneficios como la tranquilidad y seguridad del cumplimiento de sus obligaciones fiscales y también las exime de presentar información sobre situación fiscal (ISSIF), en caso de estar obligado de conformidad con el art. 32-H del Código Fiscal de la Federación.

Fiscal de enajenación de acciones. Esta opción sólo aplica cuando la emisora de las acciones sea residente en México y el enajenante sea una persona física o un residente en el extranjero.

Este dictamen tiene el beneficio de efectuar el pago provisional sobre la ganancia obtenida y no la retención de 20 o 25%, según corresponda, sobre el total del ingreso.

De contribuciones locales. De acuerdo con las disposiciones fiscales en algunas entidades federativas en esta materia, existe la obligación de presentar, en determinados supuestos, un dictamen por contador público autorizado, relativo a dichas contribuciones.

En el caso de la Ciudad de México, las contribuciones que se dictaminan son: el impuesto sobre nóminas (ISN), impuesto predial, derechos por el suministro de agua, derechos de descarga a la red de drenaje e impuesto sobre hospedaje.

Otras entidades federativas también han implementado el dictamen del ISN (que en algunas entidades también se conoce como impuesto sobre remuneraciones) y el impuesto sobre hospedaje.

Del IMSS. Están obligados aquellos patrones que cuenten con un promedio anual de 300 o más trabajadores en el ejercicio fiscal in- mediato anterior y el dictamen debe llevarse a cabo por un contador público autorizado; sin embargo, existe la opción de dictaminarse, incluso si no se cumple con los requisitos.

Del Infonavit. Es la opinión res- pecto del cumplimiento de las obligaciones de un patrón relativo a la inscripción, pago de aportaciones y entero de descuentos realizados a los trabajadores. No existe hasta el momento para los contribuyentes la obligación de presentar este dictamen, es opcional.

Informe de auditoría de PLD. Comprende la evaluación del cumplimiento de las disposiciones de carácter general en materia de prevención de operaciones con re- cursos de procedencia ilícita y financiamiento al terrorismo.

El informe tiene el objetivo de brindar a los sujetos obligados la información necesaria para adoptar las medidas que permitan hacer más eficientes sus procesos, mecanismos y herramientas para prevenir operaciones con recursos de procedencia ilícita y financiamiento al terrorismo, así como establecer planes de acción para mejorar las áreas de oportunidad que deriven de la revisión.

Lo elabora el auditor interno o ex- terno del sujeto obligado, quien debe estar certificado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). No se establece como requisito ser contador público, por lo que puede ser cualquier profesionista.

Los sujetos obligados a presentar el informe de auditoría ante la CNBV son diversas entidades financieras tales como instituciones de crédito, sociedades financieras de objeto múltiple, sociedades financieras populares, entre otras.

Conclusiones

Existen dictámenes, en el ámbito financiero, que las entidades están obligadas a presentar de acuerdo con los supuestos establecidos en las diferentes legislaciones; también hay otros en los que la propia legislación da la opción de presentarse, y por último, el dictamen financiero, que no existe normatividad en todos los casos que requieran su elaboración.

El dictaminarse, además de cumplir con una obligación, es una herramienta útil para tomar decisiones y permite a una entidad detectar y corregir de manera oportuna errores u omisiones en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, además identificar áreas de oportunidad en sus controles internos, por lo que su elaboración, más que un costo, representa una inversión.

Se debe considerar que estos dictámenes son emitidos por un contador público independiente, quien cuenta con la preparación, experiencia y capacitación profesional continua que le exigen las normas de la profesión.

Por último, cada entidad deberá evaluar los beneficios de dictaminarse cuando tiene la opción de hacerlo.

C.P.C. y P.C.C.A. Ma. Teresa Cruz Rodríguez
Integrante de la Comisión de Auditoría Fiscal
Socia de De la Paz, Costemalle – DFK, S.C
tcruz@dfkmx.mx

C.P.C. J. Guillermo Mendieta González
Presidente de la Comisión de Auditoría Fiscal
Socio de Mendieta y Asociados, S.C
jmendieta@gmayasoc.com

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: