Veritas Online

Ejercicio Profesional

Dictamen del seguro social: el nuevo anexo V

Dictamen del seguro social: el nuevo anexo V
octubre 30
12:45 2013

Por L.C. Rolando Silva Briceño

Integrante de la Comisión Representativa de Organismos de Seguridad Social del Colegio (CROSS)

rolando.silva@insightta.com

 Aunque los cambios no difieren de manera sustancial, podría implicar la eliminación de beneficios para el patrón y para el Contador más trabajo.

A principios de mayo de 2013, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dio a conocer los nuevos formatos en los que deberá presentarse el dictamen en materia de seguro social.

Los nuevos anexos no difieren aparentemente de forma radical con los que veníamos utilizando en los últimos años, sin embargo el que se refiere al Seguro de Riesgos de Trabajo sufre cambios sustanciales, que seguramente tendrán repercusiones para los patrones y para los dictaminadores.

El primer aspecto es el periodo al cual se refiere la información reflejada. Anters debía corresponder al último periodo disponible antes de la presentación del dictamen. Ahora, la información debe corresponder a la fecha de la revisión, es decir, al periodo dictaminado (ejercicio 2012 en este caso).

Este cambio al parecer contribuye a una revisión más objetiva, pero se debe limitar a lo documental, pues la inspección física podría arrojar datos que no corresponden con el periodo a evaluar. Otra modificación es la separación de las empresas prestadoras de servicios (outsourcing) del resto. Para esto el anexo solicita se señale si la empresa es “presta servicios”; cabe destacar que esta situación sin contexto generará confusión al no ser lo específico que se requiere, muchas empresas prestan servicios sin ser un outsourcing.

Una vez que se informa que la empresa es un outsourcing, se deberá plasmar el número de beneficiarios a quienes se les prestó el servicio, indicar si se tiene asignado un registro patronal por clase (RPC) y posteriormente requisitar el apartado V.

El desglose e incluso la obtención de la información sumarán varias horas hombre al presupuesto programado, ya que de acuerdo con el instructivo habrá casos en los que la revisión a estos contratos se deba efectuar a 100% y en otro se tomará una muestra que podría llegar a cientos de contratos si es un outsourcing con un número importante de clientes.

Por otro lado, nos enfrentamos a lo dispuesto en el apartado III, donde como conclusión de la revisión, el dictaminador deberá confirmar que la clasificación del patrón es la correcta o en su caso señalar cuál debió utilizar el patrón durante el ejercicio sujeto a revisión, incluyendo la fecha en la que se considere que debió hacerse la reclasificación.

Se concluye que en su caso la reclasificación producto del dictamen se efectuará con la fecha que el dictaminador señale en el anexo, pudiendo ser el primer día del año del ejercicio dictaminado, o incluso anterior si el dictaminador se hace durante su revisión de elementos para documentar esta situación, haciendo énfasis en que al señalar una fecha anterior al inicio del ejercicio dictaminado, el Contador podría excederse en las atribuciones que le asigna la empresa.

Esto traería como consecuencia la desaparición del “beneficio” en los artículos 29 y 30 del RACERF, momento en el que tendrá efectos la reclasificación cuando se deriva de un dictamen de Contador Público o de una corrección de la fecha en que se entregaron los resultados al IMSS, beneficio al que muchos patrones con la intención de corregirse se apegaban, buscando cotizar de manera correcta mediante un ejercicio espontáneo sin el total de la carga financiera, que una corrección de este tipo implica y que podría llevar al cierre a algunas compañías.

CONCLUSIÓN:

El nuevo anexo V implica para el Dictaminador y Patrón un trabajo mucho más detallado. Para el patrón podría significar la eliminación de un beneficio en el tema de reclasificación y la erogación de cantidades considerables, con actualizaciones y recargos por 18 meses en algunos casos.

Para el Contador implica la modificación sustancial en el trabajo y tiempo asignado para una revisión de este tipo, además de una preparación técnica adicional respecto a la peligrosidad de algunas actividades y la responsabilidad que conlleva.

Es importante como patrón y como dictaminador establecer una postura y platicarlo a la brevedad, para presentar de manera oportuna el dictamen y evitar que desate un perjuicio al patrón.

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: