Veritas Online

Ejercicio Profesional

Marco Regulatorio Global. Desafío de la profesión contable

Marco Regulatorio Global. Desafío de la profesión contable
marzo 01
08:32 2018

La diferencia significativa entre el valor de mercado de las empresas y su valor en libros deja en evidencia que los estados financieros no están siendo capaces de brindar a los mercados toda la información necesaria para la toma de decisiones de inversión.

De acuerdo con el Marco Conceptual emitido por el International Accounting Standards Board (IASB), el objetivo de la información financiera es proporcionar a los usuarios información que será utilizada en el proceso de toma de decisiones, mismas que dependerán de la rentabilidad que esperen obtener. Los usuarios para definir su mejor expectativa de rentabilidad de una empresa, evaluarán la futura perspectiva de entrada de efectivo neta y la administración realizada por la gerencia de los recursos de la entidad.

Es válido preguntarse si efectivamente la información incluida en los estados financieros cumple con dicho objetivo. Para contestar esta pregunta podemos analizar el índice Price to Book Value (PBV), el cual representa el precio de las acciones totales de una empresa dividido por su valor en libros. El PBV de las empresas que componen el INBEX 35 es en promedio 2.7, con un valor mínimo de 0.27 y un máximo de 8.28 a marzo de 2017. Dichas cifras muestran que los estados financieros no están siendo una herramienta exitosa a la hora de predecir el valor de una empresa.

Esta situación puede explicar las críticas que la información financiera recibe de los inversores, quienes aluden a que dicha información mira hacia el pasado y no sobre el futuro, no se expresa en función de flujos de efectivo, aplica criterios de valoración controvertidos y no tiene en cuenta todos los riesgos asociados al negocio de la empresa. Para suplir la información no proporcionada por los estados financieros, los mercados están recurriendo a otros informes que contienen información que es también preparada con base en normas emitidas por diferentes organismos. Dichas normas, sumadas a las Normas Internacionales de Información Financiera (IFRS, por sus siglas en inglés), constituyen un complejo marco regulatorio global que los usuarios deben conocer y entender para hacer una adecuada interpretación de la información contenida en los diferentes informes.

UNA TELA DE ARAÑAS NORMATIVA

Permítanme referirme brevemente a todo el entramado regulatorio ante el que se enfrentan, tanto preparadores como usuarios de la información disponible para la toma de decisiones en los mercados.

Uno de esos informes es el de auditoría, preparados siguiendo los alineamientos contenidos en las Normas Internacionales de Auditoría (NIA), emitidas por la International Federation of Accountants ( IFAC). La actual estructura simplificada de los informes de auditoría se ha visto revolucionada con la reciente modificación de principales riesgos detectados por el auditor durante el proceso de auditoría. Adicionalmente se pide al auditor que explique la razón por la cual considera que dichos riesgos son cuestiones clave de auditoría y qué procedimientos ha realizado para obtener evidencia suficiente y apropiada sobre los mismos.

Por otro lado, las memorias de sostenibilidad son informes que las principales empresas del mundo emiten desde hace ya varios años. Estos informes son preparados siguiendo las directrices de las normas emitidas por la Global Reporting Initiative (GRI, 2016), las que permiten a las empresas evaluar y comunicar su desempeño económico, ambiental y social.

Los inversores aluden a que la información que muestran los estados financieros mira hacia el pasado y no sobre el futuro”.

Si entramos en el mundo informativo de las empresas cotizadas, los organismos reguladores de las bolsas de valores les exigen, además de la información requerida con generalidad, la emisión de informes de gobierno corporativo, los cuales revelan información relacionada con las normas, procedimientos y principios que regulan el funcionamiento de los órganos de gobierno de la empresa, llámense accionistas, directorio y alta gerencia. Adicionalmente, dentro de la memoria anual, las empresas generalmente incluyen un informe de gerencia, en el cual, la alta gerencia brinda su visión y discusión sobre lo sucedido durante el ejercicio económico y las perspectivas del futuro. Las organizaciones profesionales emiten pautas de buenas prácticas para que sus asociados emitan los informes de gerencia.

Cabe recordar que el Committee of Sponsoring Organizations of the Treadway Commission (COSO) emite normativas que definen los elementos que debe contener un adecuado sistema de control interno de una empresa (COSO, 2013). Este marco normativo es utilizado, tanto por preparadores de información financiera –para diseñar su sistema de control interno– como por sus auditores, para realizar la evaluación de riesgo de control de la auditoría.

Esta compleja tela de araña normativa no para de sorprendernos. La nueva IFRS 15 (IASB, 2016b) brinda directrices para el reconocimiento de ingresos procedentes de contratos con clientes. Para realizar su apropiada adopción, las empresas se verán obligadas a rediseñar su sistema de control interno para ser capaces de generar información necesaria para su aplicación, con la cual no cuentan en la actualidad, y probablemente a recurrir al Big Data y a las técnicas de Data Analytics para procesar información histórica que le permita realizar estimaciones apropiadas para proceder al reconocimiento de ingresos de transacciones complejas.

La adopción de las normas mencionadas y la posterior emisión de los informes regulados por las mismas representan un alto costo para las empresas y generan un volumen de información para los usuarios que no estamos convencidos que sean capaces de procesar en forma adecuada para tomar decisiones de inversión. En respuesta a esta situación surge la idea de contar con un Informe Integrado (Integrated Reporting, IR) regulado por las normas emitidas por el International Integrated Reporting Council (IIRC, 2013). El IR busca comunicar cómo una empresa es capaz de crear valor mediante el procesamiento de insumos por parte de su modelo de negocios. Dichos insumos por parte de su modelo de negocios. Dichos insumos están relacionados a los diferentes tipos de capital utilizados por una empresa, los cuales son clasificados en las siguientes categorías: financiero, industrial, intelectual, humano, social y natural.

Ante esta situación nos formulamos estas preguntas: a) ¿Los estados financieros están cumpliendo con el objetivo definido en el marco conceptual?, b) ¿Pueden los estados financieros llegar a brindar la información contenida en los otros informes para cumplir con el objetivo para el que fueron creados?, c) ¿Los profesionales contables están capacitados para considerar la información en los otros informes en el proceso de emisión de estados financieros?

Los desafíos requieren que los contadores se transformen en asesores integrales para generar información de valor.

LA EVOLUCIÓN DE LAS IFRS

Las IFRS brindan principios contables para el reconocimiento y medición de las transacciones realizadas por una empresa en el cuerpo de los estados y también requieren que las empresas realicen ciertas revelaciones mínimas para ayudar a los usuarios a interpretarlos. Las empresas se pueden ver tentadas a abusar de las revelaciones para proveer a los usuarios de aquella información que los Estados no son capaces de brindarles. Ese abuso puede ser interpretado como “propaganda”, mediante la cual la gerencia hace llegar a los usuarios mensajes de optimismo que no siempre coinciden con la realidad. Alerta de esta situación, el IASB ha limitado en el marco conceptual la libertad de los emisores a incluir revelaciones voluntarias, ya que requiere que dichas revelaciones deben ayudar a los usuarios a entender la forma en que las transacciones se reflejan en los estados financieros y los juicios que la gerencia haya realizado que tienen efecto significativo sobre los importes reconocidos en ellos. Para limitar la tentación de las empresas a cometer abusos en los estados financieros, el IASB ha reincorporado el concepto de prudencia al Marco Conceptual, el cual había sido eliminado en 2010. Justamente su eliminación se debió al abuso que los emisores hacían de la prudencia asimétrica, siendo conservadores a la hora de reconocer activos e ingresos, pero contabilizando pasivos y pérdidas ante la mínima posibilidad de su existencia, situación que llevaba a la manipulación de ingresos. El concepto de prudencia ha vuelto, pero se debe aplicar una prudencia cautelosa, actuando con esta a la hora de reconocer, tanto activos e ingresos como pasivos y pérdidas. La prudencia asimétrica ha sido erradicada.

Consciente de que los estados financieros no están cumpliendo con su rol genuino y de la importancia que adquieren las revelaciones a la hora de proporcionar información valiosa a los usuarios para la toma de decisiones, el IASB ha definido
como una de sus principales prioridades en su Plan de Trabajo 2017-2021 la revisión profunda de los requerimientos de revelación existentes en las IFRS, realizar investigación para crear una nuevanorma de revelaciones y reconsiderar el rol primario de los estados financieros.

LOS DESAFÍOS DE LOS CONTABLES

Los profesionales contables deben estar a la altura a la hora de considerar, durante el proceso de emisión de información financiera, la información que está siendo utilizada por los mercados para asignar valor a una empresa y para entender la capacidad de la misma de crear flujos de efectivos y rentabilidad. El desafío lleva a que los contables se transformen en los asesores integrales de confianza que sus clientes necesitan para generar información de valor para los mercados.

A la hora de aplicar las políticas contables y su juicio profesional, los responsables de la contabilidad deben ser capaces de considerar información de riesgos, de control interno y gobierno corporativo, de sostenibilidad, utilizar técnicas de análisis de datos y evaluar el uso y transformación que hacen las empresas, no solo del capital financiero, sino también del capital industrial, intelectual, humano, social y natural.

Los desafíos de la profesión contable en el contexto de un complejo y cambiante marco regulatorio global son enormes y exigen un constante proceso de actualización profesional. Esto es, sin duda, lo mejor que nos puede pasar como profesionales: ser parte de un mundo que nos exija evolucionar para crear valor a nuestros clientes, a los mercados y a la sociedad a la que pertenecemos.

ARTÍCULO ORIGINAL
Este artículo es una reseña del original titulado Los desafíos de la profesión contable ante un complejo marco regulatorio global, publicado en AECA 118, junio 2017. AUTOR: Nicolás Gambetta, Universidad ORT Uruguay.

 

Redacción Veritas
veritas@colegiocpmexico.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: