Veritas Online

Ámbito Universitario

Derechos Humanos. Una nueva concepción

Derechos Humanos. Una nueva concepción
mayo 01
07:00 2017

Los derechos humanos han evolucionado en correspondencia con los fenómenos sociales, por lo que se debe replantear la manera de entenderlos y aplicarlos.

Los derechos humanos deben ser entendidos desde una nueva perspectiva. Los lineamentos políticos, culturales y filosóficos que daban fundamento y enmarcaban dichos derechos se han transformado por el entorno de una economía globalizada y la temporalidad de la llamada era del conocimiento, sumado al encuentro territorial de la vorágine del libre mercado de occidente y la política de derechos mínimos del oriente. Este choque ha provocado cisma al interior de la concepción misma de los derechos humanos tradicionalmente entendidos, pues como menciona, Hurtado citando a Villoro, en Reseñas bibliográficas: Luis Villoro, Los retos de la sociedad por venir, l a d octrina d e los d erechos humanos en boga fue formulada en un lugar y una fecha precisos: es el resultado de la experiencia de exclusión de la burguesía europea en el siglo XVIII. El lugar, las personas y el momento, ahora son distintos, razón por la que se debe construir una nueva concepción respecto de los derechos humanos, en todas las categorías y niveles, para estar en posibilidad de llevar la teoría y la doctrina a la práctica general e igualitaria.

Se debe agregar, que desde el relanzamiento a nivel mundial de los derechos humanos mediante la Declaración Universal, del 10 de diciembre de 1948, esta ha tenido un significativo desarrollo en su aplicación, estudio y entendimiento. En cuanto a su aplicación, fue debidamente aceptada por la mayoría de los países a pesar de la gran diversidad cultural, incluso aquellos que no la adoptaron la asumen como referencia desde un juicio positivo o negativo.

Por lo anterior, podemos retomar a Rodríguez Camarena, en La globalización y los derechos humanos, donde afirma que los derechos humanos “han sido afectados fáctica y conceptualmente por dos fenómenos que atacan a su pretendida universalidad: la globalización y el pluralismo que deriva de la posmodernidad”, estos fenómenos económico políticos han afectado todos los aspectos de la vida del hombre en sociedad, los derechos humanos no son la excepción.

Como resultado del encuentro de los derechos humanos versus l os f enómenos de la globalización y el pluralismo, es donde los estudiosos desde la teoría del derecho, la filosofía, la sociología, la historia y la política intentan reconstruir un gran rompecabezas, retomando lo que aún funciona como elementos filosóficos o legales a manera de fuentes históricas; complementando espacios vacíos con nuevos elementos, figuras y conceptos de la realidad social, en busca de una nueva concepción de los derechos humanos que requiere ser estudiada a través de nuevas herramientas.

Como punto de inicio se propone un análisis objetivo de lo que ocurre en el presente social, la observación detallada de los fenómenos sociales repetibles y significativos, donde los sujetos del objeto de estudio son las personas físicas o morales y los gobiernos y sus instituciones, de donde surgen nuevas hipótesis que también requieren nuevos modelos y métodos para ser explicados al alcance del entendimiento de los participantes para que estos puedan entender la nueva concepción de los derechos humanos y su aplicación más universal hasta el momento de buscar un nuevo cambio de paradigmas.

SURGIMIENTO DE NUEVOS DERECHOS

Debemos agregar que, como consecuencia de lo anteriormente descrito, todo cambio de paradigmas alienta la producción de nuevos elementos y figuras que sostengan la integración de un modelo diferente. Es necesario advertir en esta realidad social la aparición de nuevos derechos, atendiendo a la evolución de los niveles o generaciones de derechos humanos: los de primera generación —las libertades públicas— son sencillos de garantizar dado que en principio solo exigen abstenciones por parte de las autoridades; los derechos políticos, de segunda generación, exigen tanto conductas de hacer como de no hacer, en tanto que los derechos sociales, la tercera generación, son solo proclamas o buenos deseos subordinados a la coyuntura económica y a la previsión presupuestales que de los poderes públicos pudieran realizar en algún periodo de tiempo (Rodríguez, 2012). Con lo anterior, podemos decir que los derechos humanos han evolucionado en correspondencia con los fenómenos sociales, por lo que se debe replantear la manera de entenderlos y aplicarlos.

Los fenómenos sociales son una nueva manera de comprender la realidad de los hombres en convivencia, y por ello la necesidad de reedi car los derechos humanos”.

Asimismo,debemos reflexionar que las sociedades en la actualidad, ven como los p ilares del entendimiento respecto de los derechos humanos se desmoronan para descubrir una realidad distinta, donde las personas encuentran una novedosa gama de derechos, los de segunda y hasta tercera generación, y muchos hablan de una cuarta o quinta, todos ellos surgidos de la llamada era de la información. En este tenor, la tecnología tiene un papel protagónico. Como en muchas ocasiones la realidad corre a alta velocidad por el camino de la historia, en comparación con las hipótesis jurídicas por mucho rebasadas y hasta dejadas a un lado por la lentitud con que se mueven los procesos legislativos, cada vez más tensos y burocráticos. Los fenómenos sociales son, en su caso, una nueva manera de comprender la realidad de los hombres en convivencia; aquellos que viven con la seguridad de lo conocido, se han percatado que los proyectos que construyeron en un largo periodo de tiempo están a punto de derrumbarse, entonces reconocen la necesidad de reedificar.

Como se afirmó anteriormente, la nueva concepción de los derechos humanos debe alcanzar la universalidad y admitir el análisis de todos los derechos y libertades. Todo estudio o investigación respecto al tema de derechos humanos debe ser bienvenido y aceptado.

Nuestro país requiere profundizar en los estudios políticos, sociales, legales y filosóficos de los derechos humanos, buscando siempre la originalidad, ya que eso permitirá encontrar la medida justa de nuestra realidad actual y futura como sociedad mexicana. Es bienvenido el apoyo brindado por otras latitudes, pero la tropicalización de preceptos no siempre resulta adecuada a nuestra idiosincrasia y condiciones.

Mtro. Isaías Reyes Bojórquez
Coordinador de Derecho, FCA-UNAM
ireyes@fca.unam.mx

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: