Veritas Online

Fiscal

Deducciones fiscales: La complejidad de los requisitos

Deducciones fiscales: La complejidad de los requisitos
junio 01
2016

Conocer la normatividad, pero sobre todo los requisitos con los que hay que cumplir para deducir impuestos, podría evitarle un gasto no deducible, que al final tiene un costo financiero.

Las deducciones autorizadas son tan complejas, que se complica cumplir con todos los requisitos que señalan las disposiciones fiscales para su deducción. Muchas veces el incumplimiento es por no conocer la normatividad fiscal o por la falta de procedimientos administrativos que aseguren que no hay riesgo de un rechazo masivo de deducciones ante una fiscalización de las autoridades.

Entre otras, las deducciones fiscales son los gastos, inversiones y el costo de ventas, mismas que se podrán restar de los ingresos acumulables para determinar la utilidad fiscal, y así obtener la base para el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) de las personas físicas y morales.

Para que las erogaciones, inversiones y el costo de ventas puedan considerarse deducciones autorizadas deben de cumplir con una serie de requisitos, donde a falta de uno causaría su no deducibilidad.

Los requisitos que deben cumplir las deducciones autorizadas son los generales y los particulares. Los requisitos generales principales son:

  • Ser estrictamente indispensable para la actividad del contribuyente.
  • Estar amparadas con un Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) y la forma de pago en montos mayores a 2 mil pesos deben ser mediante cheque nominativo, transferencia electrónica bancaria, tarjeta de crédito, débito, servicios o monedero electrónico.
  • Estar registradas en contabilidad y restadas una sola vez.
  • Cumplir con las obligaciones de retención y entero de impuestos a cargo de terceros.

Así tendremos los requisitos particulares aplicables a conceptos específicos, como los que se mencionan.

DESARROLLO 

La mayoría de los contribuyentes adolecen en su administración debido a que carecen de controles efectivos, políticas y procedimientos que garanticen una  revisión permanente sobre todos sus gastos e inversiones.

Imagen2

Aunado a lo anterior, las deducciones autorizadas para efectos fiscales están plagadas de trámites que hacen que un gasto o inversión sea no deducible a falta del cumplimiento de algún requisito, ya sea de forma o de fondo. La complejidad está en las siguientes erogaciones e inversiones:

  • Cuando se aplica la deducibilidad en forma proporcional. La aplicación proporcional principal será fácilmente identificable, en el caso de inversiones se podrá hacer en el monto original de la inversión y en su depreciación, pero en los gastos que se generan por el activo parcialmente deducible no es tan fácil debido a la falta de control o de continuidad en papeles de trabajo.
    • Por ejemplo: Las inversiones que son parcialmente deducibles, como la adquisición de un automóvil con un valor mayor a 175 mil pesos. La diferencia no es deducible y en la misma proporción los gastos por mantenimiento, gasolina, seguros y derechos. Esto implica tener identificado cada gasto para hacer su aplicación proporcional como deducible por cada unidad, durante los cuatro ejercicios fiscales en que se deducirán vía depreciación, si es que no se enajena antes.
    • Los intereses por préstamos obtenidos por parte del contribuyente, cuando son destinados para la actividad operación del negocio y para préstamos al personal. Se tiene que determinar la proporción en la cual serán deducibles los intereses y hacer la aplicación durante el plazo otorgado para el pago del préstamo.
  • Cuando la deducibilidad es permitida cumpliendo todas las condiciones y todos los supuestos. Para el caso de honorarios a administradores, comisarios y el consejo directivo deben ser planeados bajo un presupuesto que permita asegurar que se cumplirán con todas las condiciones y supuestos, y evadir el riesgo de que no sean deducibles. Las condiciones y los supuestos son los siguientes:
    • En los honorarios o gratificaciones a administradores, comisarios, directores, gerentes generales o miembros del consejo directivo, de vigilancia, consultivos o de cualquier índole.

[1] Se determinarán en cuanto a monto total y percepción mensual o por asistencia, afectando en la misma forma los resultados del contribuyente.

[2] Y que satisfaga los siguientes supuestos:

a. Que el importe anual determinado para cada persona no sea superior al sueldo anual devengado por el funcionario de mayor jerarquía de la sociedad.

b. Que el importe total de los honorarios o gratificaciones determinadas no sea superior al monto de los sueldos y salarios anuales devengados por el personal del contribuyente.

c. Que no excedan de 10% del monto total de las otras deducciones del ejercicio.

  • Cuando la deducibilidad es permitida cumpliendo ciertas condiciones y montos fijos por evento. Viáticos nacionales o en el extranjero.

[1] Solo comprende alimentación, hospedaje, transporte, arrendamiento de auto y pago de kilometraje.

[2] Serán viáticos cuando se realicen a más de 50 kilómetros de donde se ubique el establecimiento del contribuyente.

[3] Que sean erogados por personal del contribuyente o prestadores de servicios profesionales.

[4] Hasta los montos que aparecen en la Figura 2 serán deducibles.

[5] Cuando se eroguen los gastos de alimentación deben acompañarse de comprobante de transporte o de hospedaje. Si lo acompaña solo con comprobante de transporte, el pago de la alimentación tendrá que hacerse con la tarjeta de crédito de quien realiza el viaje.

[6] En caso de que el total o una parte de los viáticos erogados con motivo de seminarios o convenciones efectuados en el país o en el extranjero formen parte de la cuota de recuperación que se establezcan y en el CFDI no se desglose el importe correspondiente, solo será deducible el  límite establecido por día por concepto de alimentación.

Para el caso de los viáticos, a mayor frecuencia de gastos de viaje, mayor riesgo de acumular gastos no deducibles, porque a causa de cualquier circunstancia no se cumple con todos los requisitos.

Imagen1

  • Casos especiales. Los gastos por conceptos de alimentación distintos de los viáticos (es decir, que se hagan dentro de un radio de 50 kilómetros del domicilio fiscal del contribuyente), su deducibilidad será hasta 8.5%, siempre y cuando su pago sea mediante tarjeta de crédito, de débito o de servicios o mediante monedero electrónico autorizado por el Servicio de Administración Tributaria.
  • Cuando son conceptos especiales que requieren una serie de requisitos específicos debido a su trascendencia e importancia en el personal de la empresa y por su vinculación con los instrumentos laborales deben ser planeados, consensuados, aceptados y autorizados por la administración y los representantes de los trabajadores: previsión social, fondo de ahorro, aportaciones a fondos de pensiones. La Ley del ISR y su reglamento señalan los requisitos a cumplir de cada uno de estos conceptos.
  • Deducciones que son deducibles siempre y cuando se realicen con proveedores autorizados. Vales de despensa y vales de gasolina.
  • Política. Para cumplir con los requisitos de las deducciones y evitar que al final del ejercicio la empresa tenga un ISR a cargo mayor al que correspondería debido a tener erogaciones no deducibles considerables, se recomienda implementar una política y un procedimiento en materia de deducciones fiscales para asegurar su cumplimento (Véase Figura 1). Por ejemplo: “Todos los gastos, compras e inversiones deben ser indispensables, por lo que solo se aceptarán los que reúnan los requisitos para su deducibilidad, siendo responsables de su verificación todos los encargados de área o departamento.”

CONCLUSIÓN

Es necesario tener presente los requisitos sobre los gastos e inversiones para garantiza su deducibilidad y revisar que cumplan con todos mediante la implementación de una política y procedimiento de verificación, además la difusión de los requisitos al personal involucrado en el proceso.

Un gasto no deducible tiene un costo financiero, representa un pago de ISR innecesario, porque deriva de un gasto indispensable para la actividad de la empresa, pero que tal vez no cumplió con los requisitos que señala la ley.

C.P. M.I. Carlos Orozco-Felgueres Loya
Presidente del Grupo Felgueres, Asesores Fiscales y Patrimoniales
carloso@orozcofelgueres.com

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: