Veritas Online

Ética y Valores

Cultura de la inmediatez, ¿habilidad o riesgo?

Cultura de la inmediatez, ¿habilidad o riesgo?
marzo 01
2020

En esta era digital se tiene acceso a la información en menor tiempo. A cambio, la sociedad se ha vuelto intolerante a la espera.

En busca de elementos teóricos sobre la denominada cultura de la inmediatez, se puede llegar a la conclusión de que el concepto en apariencia novedoso se relaciona con el tiempo y el valor que se le ofrece, no sólo por ser un tema involucrado o asociado con las nuevas generaciones, aun cuando éstas muevan, cambien al mundo y hagan que todos giren sobre sus tendencias, como sucede con los millennials o generación Y, así como los centennials, también conocidos como generación Z.

Esta cultura es una acción conocida de forma permanente en la humanidad, es decir, no se ha desarrollado en esta era tecnológica, pero sí se ha potencializado con el bum de las aplicaciones que ofrecen facilidades para obtener las cosas. La inmediatez o, dicho de otra manera, la respuesta pronta, rápida y expedita ha permanecido de forma heredada y adecuada a cada generación, aunque en el presente se incrementó por las nuevas generaciones cada vez más alejadas de los convencionalismos, del trasfondo de las cosas, del hecho de que satisfacer una necesidad o deseo tiene que ver con el tiempo y el valor otorgado.

En este sentido, durante la historia de Momo, de Michael Ende, se vislumbra la esclavitud de la humanidad a la manía del ahorro del tiempo y su aprovechamiento para realizar otras cosas al instante, o bien, ir adelante en la búsqueda de un fin determinado.

Si bien es cierto que en la era de la información o era digital, se tiene acceso a la información en menor tiempo desde cualquier parte del mundo, también es real que la sociedad se ve atrapada en la cultura de la intolerancia a la espera; sin paciencia, reflexión, análisis, pensamiento crítico… En sí, al goce de la vida. De este modo, se mengua el valor al sentido del autoservicio, la atención al cliente y el diálogo, entre otros atributos que conforman la estructura de la calidad en el servicio o calidad de vida.

Como consecuencia, el proceso de las relaciones interpersonales e intrapersonales corren el riesgo de perder su valor intrínseco derivado de las realidades virtuales, ya que en el ahora, la rapidez se ha convertido en una ventaja competitiva aun cuando se pierda la libertad y, en la mayoría de los casos, también la eficiencia.

Estar conectados lleva a una desconexión. Se quiere conocer los hechos y la información general de forma inmediata. Se necesitan las cosas para ya y no hay oportunidad de esperar. Se quiere de inmediato una respuesta a mensajes de WhatsApp, correos y publicaciones en diversas redes sociales, descargas rápidas de aplicaciones y entregas vertiginosas de compras a través de plataformas móviles. Incluso no se puede esperar al capítulo de una serie y hasta se espera que la gente se teletransporte a las citas.

No es un problema de gestión del tiempo, ni de ser consciente del que se dedica a cosas que merecen la pena, sino a una invasión digital nociva creada por el ser mismo, que decide no desconectarse del trabajo y dar seguimiento a los correos electrónicos a través de diversos dispositivos. Esto introduce a permanecer en un estado psicótico de miedo, incapacidad y rechazo, ya sea por parte de amigos, grupos sociales, compañeros y colaboradores de trabajo; peor aún, a sentir temor por un despido y por ser poco aptos para aprovechar el tiempo.

Conclusiones

Las cosas bien hechas requieren tiempo, sin tomar decisiones tan apresuradas, sí administradas con su ponderación de prioridad, de modo que permitan evaluar la funcionalidad y propicien cambios no abruptos que conlleven a una posible caída de incompetencia.
En esta era digital es contagiosa la mentalidad errática de que la espera es una pérdida de tiempo y este es parte del capital, pero el dinero se crea, se conserva, se multiplica con disciplina, con enfoque.

Y quien posee el tiempo de los hombres tiene un poder ilimitado».
Michael Ende

Mtra. y C.P. María Guadalupe Martínez Castañeda
De la comisión de Ética y Responsabilidad Profesional del Colegio
Jefe Fiscal en Latam Servicios Integrales, S.A. de C.V.
docencia_mgmc@yahoo.co.uk

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: