Veritas Online

Calidad y Productividad

¿Cuál es el origen de las empresas?

¿Cuál es el origen de las empresas?
marzo 31
2014

En Estados Unidos se dio una singular reunión, en la que participaron las universidades más destacadas en temas de negocios y dirección de empresas. El misterio a descubrir era ¿por qué los egresados, en su mayoría, no habían alcanzado el éxito de sus propios padres?, quienes, por supuesto, no asistieron a tan distinguidos e ilustres centros educativos, pero sí fueron los fundadores de sus propias empresas; mientras sus hijos –alumnos– segunda generación, herederos corporativos, no lograron un éxito en proporción, considerando su bagaje intelectual que rebasaba por mucho al de sus progenitores al iniciar su vida empresarial.

La conclusión fue: el diferente capital emocional entre unos y otros; a los primeros los movió la necesidad como factor común. La mayoría había iniciado con escasos recursos económicos, con demasiadas carencias se lanzaron a la aventura empresarial, con más emociones que recursos materiales. Desde un punto de vista realista, en el momento menos oportuno, cuando las circunstancias les eran adversas; algunos de ellos –ahora empresarios– fueron despedidos, se encontraron sorpresivamente ante una crisis no experimentada con la pregunta ¿de qué voy a vivir?, no hay trabajo, nadie me contrata. Se dieron a la tarea de inventar cómo sobrevivir, el hambre como impulsor, los llevó a tomar decisiones que transformaron su vida para siempre.

Reza un aforismo: “Es más fácil educar a un hijo en la carencia que en la abundancia”. Cuando se tiene todo no se aprecia en su real dimensión lo que uno no posee. ¿Qué es la pobreza? Carencia. Hay quienes son pobres en dinero, otros en reconocimiento, afecto, salud, familia, etcétera. Riqueza significa estar satisfecho; así, encontramos pobres ricos y ricos pobres.

El impulso y la necesidad de líderes obsesionados por convertir sus fantasías en realidad ha sido el motor para dar inicio a muchas empresas

Los seres humanos buscamos lo que necesitamos: alimentos, afecto, salud, entre otras cosas, y dejamos de hacerlo cuando estamos satisfechos. Gran detonador es la necesidad tanto en el campo material y psicológico, como en el espiritual.

  • Primer factor: necesidad.
  • Segundo factor: sueños.

La necesidad de convertir un sueño en realidad ha sido el motor para dar inicio a muchas empresas, el impulso de líderes obsesionados por convertir sus fantasías en realidad, ejemplos: Walter E. Disney, Thomas Alva Edison, Tom Watson y muchos otros. La importancia de soñar con los ojos abiertos, de creer que los podemos convertir en realidad, es el horizonte que se imagina el emprendedor. Los sueños anteceden a la realidad, es la semilla de la cual germina el progreso, es vital para continuar evolucionando. Nuestra realidad está construida sobre cimientos oníricos, alguien soñó con el periódico, la radio, televisión, computación…

Los sueños son vitales para avanzar. Gracias a los soñadores nuestro mundo es mejor; seguirá siéndolo mientras no dejemos de creer. Para crear hay que creer y creer firmemente en nuestros sueños. Sin embargo, hay que diferenciar en forma dramática entre ser empresario y especulador; a los primeros los mueve una auténtica vocación de servicio, a los segundos una ganancia económica. Existen especuladores cuya función es obtener mayor rendimiento al capital, su empresa es servir a inversionistas o a ellos mismos, es tan ética y legítima como cualquier otra actividad.

Desafortunadamente algunos han interpretado el abusar de otros como si fuera una actividad empresarial. Hay quienes explotan al trabajador o la ignorancia, engañando a sus clientes con promesas de que sus productos o servicios van a satisfacer sus necesidades, sabiendo de antemano que no será así. Los auténticos empresarios por vocación de servir buscan el bien, por supuesto, son agudos, con “g”, con ingenio, perspicaces, buscadores de oportunidades. Además, como trabajadores son ingeniosos.

Por Lic. Miguel Ángel Cornejo

Presidente de la Fundación Miguel Ángel Cornejo S.C.

presidencia@cornejoonline.com

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: