Veritas Online

Atisbos

Crisis del empleo

Crisis del empleo
abril 01
11:32 2014

In memoriam Arturo Díaz Alonso, docente por excelencia.

Al analizar los efectos devastadores del desempleo, tanto en México como en el resto del mundo, la prioridad sigue siendo la creación de empleos con la mejor remuneración posible. La población mexicana es, en su mayoría, pobre por falta de empleo o porque tiene empleos con remuneración precaria.  

No tranquiliza saber que el desempleo es un problema global, pero el saberlo nos aporta elementos para reiterar que su origen está en un problema estructural del modelo económico dominante, en México y en el mundo. En la actualidad, conforme a índices divulgados por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el desempleo afecta a más de 200 millones de personas en el planeta, con tendencia a crecer. La tasa global de crecimiento anual del empleo (menos del 1%), no permitirá restablecer los 30 millones de empleos perdidos en la crisis del 2008.

Y este desempleo, reporta la OIT, se ve agravado ya que muchos de los millones de empleos reportados son solo a tiempo parcial porque los ocupantes no encontraron mejor alternativa. Aún antes de la crisis 2008, la mitad del empleo, fuera de la agricultura, estaba en la economía informal y 2 de cada 5 trabajadores vivían por debajo del umbral de la pobreza de 2 dólares al día por persona. Por otro lado, continúa glosando OIT,  el desempleo juvenil afecta a casi 80 millones de personas con una tasa 2 y hasta 3 tres veces superior a la del desempleo de los adultos.

Este deterioro creciente del empleo generó en 25 países, durante 2012, manifestaciones de protesta relacionadas tanto con el empleo como con la insuficiencia de las prestaciones respectivas. Este ambiente de tensión podría empeorar, consecuencia de la desaceleración prevista en la economía global.

A la luz de esta debacle, la OIT recomienda al G-20, del que México forma parte, (En 2012 el grupo se reunió en Los Cabos, B.C.) las siguientes 4 medidas, de acreditada eficacia:

-Aumentar las inversiones en infraestructura generadora de empleo del 5- 6% anual actual, al 8-10% del PIB en los próximos 5 años;

-Garantizar que las pequeñas y medianas empresas, la fuente de mayor generación de empleos, tengan acceso al financiamiento bancario y a los sistemas de apoyo a la gestión y que los créditos ya otorgados crezcan;

-Concentrarse en el empleo para los jóvenes a través de pasantías y servicios de orientación y formación empresarial a fin de facilitar la transición de la escuela al trabajo y

-Establecer pisos de protección social en los países con alto desempleo lo que puede lograrse con 1 o 2% del PIB, dependiendo del país de que se trate.

 

EPÍLOGO

Si los países se concentran en estas medidas, al tiempo que formulan planes creíbles y socialmente responsables para consolidar sus finanzas públicas, la recuperación será más rápida y sólida. La meta es impulsar la tasa de crecimiento del empleo a 1.3% anual, lo que permitiría recuperar en 5 años la tasa que se tenía antes del multicitado 2008.

 

Por C.P.C. Roberto Álvarez Argüelles

Expresidente del IMCP

mireyagarza@yahoo.com.mx

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: