Veritas Online

Internacional

COVID-19, impactos económicos en México y el mundo

COVID-19, impactos económicos en México y el mundo
agosto 31
2020

Cuando inició la crisis sanitaria, se esperaban repercusiones importantes en la economía global. Con el paso de los meses, las proyecciones son menos optimistas.

En las pláticas y análisis sobre el panorama económico nacional de hace exactamente un año, afirmar que ya había una recesión económica o que se caminaba en esa dirección siempre era un factor de discusión. Algunas industrias como la construcción y la automotriz mostraban señales de contracción, y la incertidumbre sobre lo que sucedía fuera de México no era un buen presagio de cómo cerraría ese año ni lo que vendría para el siguiente.

En los dos primeros meses de 2020 se analizaba si el crecimiento había sido 0% para 2019 o si había ocurrido una ligera disminución en el Producto Interno Bruto (PIB), lo que evidentemente no eran buenas noticias económicas para comenzar el año. Después, lo inesperado: una nueva pandemia no sólo ponía en riesgo la salud de las personas, sino que amenazaba de forma directa a la economía global.

¿Dónde está el origen de esta crisis económica mundial? Todo comenzó con el cierre de algunas fábricas en China, lo que provocó que la oferta de algunos productos decayera. De forma casi inmediata, también se dio el cierre parcial o total de algunas ciudades en el mismo país, lo que ocasionó una disminución en el consumo de ciertos servicios y productos, lo cual contrajo la demanda. De forma paralela y conforme el virus se fue expandiendo a otros países, con un terrible impacto inicial en algunas ciudades europeas, se cerraron fábricas, tiendas, restaurantes y en general el comercio tradicional no esencial. La gente dejó de salir y de consumir este tipo de bienes, por lo menos de la manera en que se hacía.

Proyecciones a la baja

Es evidente que hay industrias más afectadas que otras, como la automotriz, la de construcción, la de turismo y de aviación. También es probable que existan algunas que se vean beneficiadas, como el comercio electrónico y las tecnologías de la información. Pero es un hecho que, de manera global, se esperan impactos en las economías no vistos en las crisis más recientes. Una muestra de esto es cómo en crisis anteriores se tenía un epicentro muy marcado que posteriormente se podía expandir a otros países o zonas, con efectos no necesariamente idénticos o simultáneos. La situación actual se está viviendo de igual forma en todos los países, con contracciones en la oferta y en la demanda, lo cual tiene impactos inmediatos en el desempleo y a corto y mediano plazo, en el PIB.

Si se compara la tasa de desempleo de Estados Unidos de América (EUA) en la crisis que inició en 2008 con los datos de mayo del presente año, es notorio que el mercado laboral reaccionó mucho más rápido y agresivo en la presente crisis que en aquel año, pues el nivel de desempleo actual es mucho mayor al pico de la crisis anterior y llegó mucho más rápido (bastaron un par de meses).

La Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) del mes de abril mostró que la población ocupada disminuyó en 12.5 millones de personas. La misma encuesta en mayo mostró números similares respecto al mes anterior, lo cual es un reflejo de que lo que sucede aquí es muy similar a lo ocurrido en EUA, donde la pérdida de empleos fue casi inmediata. Como era de esperarse, el sector informal ha sido el más afectado y los esfuerzos por parte de las empresas tampoco pueden ser infinitos.

Cuando inició la crisis sanitaria, se esperaba y se sabía que tendría un impacto importante en la economía mundial; sin embargo, conforme han pasado los meses, las proyecciones económicas son cada vez menos optimistas y reflejan impactos en el PIB muy importantes para 2020.
Por ejemplo, en Latinoamérica, el impacto esperado en el PIB para Brasil es de -8%, en Argentina de -7.3%, en Perú de -12%, en Colombia -4.9% y en Chile -4.3%, por mencionar algunos.

En EUA la expectativa es una contracción de 6.1%; se espera que China sí crezca en 1% y que Japón disminuya en 6.1 por ciento. Se estima que la Zona Euro termine el año con una contracción de 9.1%, lo cual refleja la problemática global que se enfrenta.

En México se espera que la economía reciba golpes por varios lados, empezando por una disminución en las exportaciones, el comportamiento volátil del precio del petróleo, cierres para el turismo y las restricciones de movilidad impuestas para disminuir los contagios. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) agrupó las principales estimaciones económicas de diferentes organismos al 1.º de julio del presente año, mostrando que casi todas las instituciones esperan contracciones de entre 7 y 9%, las cuales no son muy alentadoras, por lo que es necesario aplicar diferentes mecanismos para salir lo más rápido y mejor posible de esta crisis.

Estrategia generalizada

Al analizar las acciones llevadas a cabo por el gobierno mexicano, en muchas de ellas hay similitudes en comparación con las de otros países, y tienen que ver con dotar de liquidez al mercado mexicano, para salir adelante. La gran diferencia recae en la política fiscal, ya que la máxima preocupación del gobierno parece estar en la recaudación, buscando mantener la postura de no endeudarse, por lo que no ha mencionado apoyos en materia fiscal que ayuden a personas, empresas y demás participantes en la economía a conservar más recursos para afrontar la crisis.

De igual forma, como se puede observar en las medidas económicas y fiscales que algunos países han implementado, se detecta un común denominador enfocado en llevar a cabo acciones anticíclicas, orientadas a aligerar las obligaciones fiscales y a reforzar la liquidez de los operadores económicos para salir avante y, sobre todo, evitar caer en un posible estancamiento o recesión económica derivado de esta pandemia.

L.E. Fernando Pliego Vincent
Integrante de la comisión de Precios de Transferencia del Colegio
Socio de Salles, Sainz – Grant Thornton, S.C.
Fernando.pliego@mx.gt.com

C.P.C. Jesús Guillermo Mendieta González
Integrante de la comisión de Auditoría Fiscal del Colegio
Socio de Mendieta y Asociados, S.C.
jmendieta@gmayasoc.com

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: