Veritas Online

Metadata

Confusión estadística

Confusión estadística
julio 01
2020

“Hay mucha más inseguridad en Iowa, dijo mi suegro cuando se mudó de Iowa a California. Y así era, por lo menos de acuerdo con el periódico que estaba leyendo: uno que no prestaba atención a los crímenes en su propia área y que hacía un recuento de los más recientes asesinatos en Iowa. La conclusión de mi suegro era estadística, de manera informal. Estaba basada en una muestra, claramente sesgada. Además, cometió un error: asumió el espacio que el periódico le daba a las noticias del crimen como un indicador de criminalidad.”

Así comienza Cómo mentir con la estadística, escrito en 1954 por Darrell Huff. En el libro presenta una serie de ejemplos que muestran cómo el lenguaje de la estadística, tan atractivo en la ciencia, es utilizado para exagerar, confundir o sobre simplificar hechos que suponen una noticia que debe ser comunicada. 

La era de la información supone que los periodistas deben ser profesionistas con una alta literacidad de datos o que la suma de su equipo de trabajo debe conseguirla. Además, tiene que prevalecer en ellos su habilidad para comunicar”.

Desde siempre, pero más aún en la era en la que vivimos, los métodos estadísticos y su rigor científico son necesarios para resumir y mostrar de manera comprensible la gran cantidad de datos que nos llega como una avalancha desde una infinidad de fuentes digitales. El periodismo de datos consiste en recabar y analizar grandes volúmenes de datos y hacer comprensible la información para su audiencia. Esto implica que el periodista de datos debe utilizar el método científico, tener competencias computacionales, analizar grandes volúmenes de datos y saber comunicarlos. Pareciera que estamos hablando de un científico de datos.

La era de la información supone entonces que los periodistas deben ser profesionistas con una alta literacidad de datos o que la suma de su equipo de trabajo debe conseguirla. Además, tiene que prevalecer en ellos su habilidad para comunicar, razón principal de su oficio. Hoy en día un periodista de datos debe ser capaz de generar productos de información tales como artículos basados en datos, visualizaciones interactivas, conjuntos de datos abiertos y aplicaciones de noticias. El reto para los periodistas de datos es de gran envergadura.

Pero, ¿qué hay de la audiencia? ¿Cómo deben adaptarse los lectores, escuchas y navegantes de internet a esta nueva era en la que las noticias pueden significar datos complejos, referencias estadísticas y cuestiones que suenan más a conceptos científicos que a noticias? En esta misma columna, hace unos meses, hablaba de la alfabetización de los datos. En ese momento lo proponía como una necesidad al interior de las organizaciones, como un requisito para tomar decisiones basadas en datos de manera sistemática. Ahora, en el contexto de la contingencia ambiental, me pregunto: ¿Hemos llegado a un punto en que la alfabetización debe ser a gran escala para entender temas de discusión pública? ¿Ha llegado el momento en que todos debemos exigir un mínimo de rigor científico cuando nos informan, y además tener los conocimientos para comprender lo que se nos muestra cómo noticias?

No sé si estoy exagerando, quizás basta con seguir leyendo las noticias de manera superficial, y en casos como los cálculos de la pandemia, vivir en la confusión estadística. Felices datos.

Mtro. Christian Vázquez Sánchez
Director de Analítica Estratégica y Gestión de Datos en SSI-Soluciones Software Inteligente
christianvs@gmail.com

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: