Veritas Online

Seguimos Contando

Compliance corporativo, instrumento fundamental para la conducción de las empresas

Compliance corporativo, instrumento fundamental para la conducción de las empresas
marzo 01
2020

La no existencia de un esquema regulatorio sustantivo y de vigilancia, control y seguimiento, es un indicio de culpabilidad».
Carlos Requena, abogado penalista.

El compliance corporativo es uno de los eventos más importantes de nuestra época, comprende un modelo de gestión de cumplimiento que abarca no sólo los riesgos de responsabilidad civil, mercantil, fiscal o penal, sino también otras normativas internas como estatutos, políticas, Código de Ética y compromisos contractuales, entre otros.

El compliance corporativo engloba un conjunto de procedimientos y buenas prácticas, adoptados por las organizaciones para identificar y clasificar los riesgos legales y operativos por incumplimientos del marco regulatorio al que están obligadas. Estos procedimientos; se orientan a establecer mecanismos internos de prevención, gestión y control para garantizar el cumplimiento normativo de las Entidades.

El compliance corporativo, constituye una respuesta eficiente para garantizar el cumplimiento de marcos regulatorios complejos como el que existe en nuestro país. La Cámara de Diputados cuenta con un listado de más de 300 Leyes Federales, que permanentemente están sufriendo modificaciones y que una gran parte de ellas corresponden cumplir a las Sociedades Mexicanas entre las que destacan: la Ley General de Sociedades Mercantiles, Ley del Mercado de Valores (SAPI), Ley Federal del Trabajo, Ley del Seguro Social, Ley del Impuesto Sobre la Renta, el Código Fiscal de la Federación, Ley del I.V.A., Ley del Infonavit, Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro, Ley Federal “Antilavado” y otras regulaciones específicas, dependiendo del giro de la empresa.

El momento de transición de la política en México ha puesto de manifiesto con mayor frecuencia nuevas disposiciones normativas y procedimientos judiciales y administrativos, en los que se observa mayor severidad de las sanciones derivadas de prácticas fiscales agresivas o de “errores administrativos” por parte de los contribuyentes.

Aquellas empresas que cuenten con un buen sistema de gobierno corporativo, podrán disminuir o eliminar su exposición al riesgo, ya que dentro de las Mejores Prácticas de Gobierno Corporativo, destaca la recomendación de promover y verificar el cumplimiento de las disposiciones contenidas en el marco regulatorio a que está sujeta la Sociedad. Adicionalmente, el Consejo de Administración contribuirá al establecimiento de mecanismos para la identificación, administración, control y revelación de los riesgos a los que pueda estar expuesta la Sociedad.

En la actualidad, las personas jurídicas (sociedades mexicanas), ya son sujetas a sanciones de carácter penal, cuyas consecuencias jurídicas derivan en:

I. Suspensión de actividades;

II. Clausura de sus locales o establecimientos;

III. Prohibición de realizar en el futuro las actividades en cuyo ejercicio se haya cometido o participado en su comisión;

IV. Inhabilitación temporal consistente en la suspensión de derechos para participar de manera directa o por interpósita persona en procedimiento de contratación del sector público;

V. Intervención judicial para salvaguardar los derechos de los trabajadores o de los acreedores, o

VI. Amonestación pública.

Para salvaguardar a las empresas ante la comisión de un delito de algún integrante de la Sociedad, resulta indispensable implementar un programa de compliance, mediante el cual podrá solicitar la exclusión de la culpabilidad de la organización o la reducción de la condena.

C.P.C. y P.C.CA. José Carlos Cardoso C.
Socio director de MGI Bargalló Cardoso y Asociados, S.C.
jcardoso@bargallo.com.mx

Related Articles

Búsqueda