Veritas Online

Auditoría

¿Cómo ser más eficiente?… el muestreo es una opción

¿Cómo ser más eficiente?… el muestreo es una opción
enero 18
18:28 2017

Introducción

El desafió en la actualidad del auditor externo es el responder a su compromiso de servir al interés público, con los más altos estándares de calidad y en cumplimiento a un marco normativo más robusto. El reto no es menor y para lograrlo debe eficientar sus procedimientos de revisión, siendo una de sus opciones la utilización del muestreo.

El presente artículo tiene por objetivo señalar brevemente los puntos principales a considerar en la utilización del muestreo y sus beneficios.

Desarrollo

Las Normas Internacionales de Auditoría requieren que el auditor obtenga una seguridad razonable de si los estados financieros en su conjunto están libres de incorrección material, debido a fraude o error, lo cual dista de una seguridad absoluta. Esto nos lleva a que una auditoría no implica la revisión del 100% de las transacciones realizadas por las compañías; si no, a la obtención de evidencia suficiente y adecuada para reducir el riesgo de auditoría, de ahí el beneficio de utilizar el muestreo en congruencia a los riesgos identificados

El muestreo en la auditoría se basa fundamentalmente en la NIA 530 “Muestreo de Auditoría”, aunque se deben considerar previamente las siguientes para su aplicación optima en la naturaleza y oportunidad: NIA 200 “Objetivos globales del auditor independiente y realización de la auditoría de conformidad con las  Normas Internacionales de auditoría”, NIA 300, “Planeación de la auditoría de estados financieros”, NIA 315, “Identificación y valoración de los riesgos de incorrección material mediante el conocimiento de la entidad y de su entorno”, NIA 320, “Importancia relativa o materialidad en la planificación y ejecución de la auditoría” y NIA 330, “Respuestas del auditor a los riesgos valorados”

Con base en dicho marco normativo, le es posible al auditor externo adquirir un adecuado conocimiento de la entidad y de su entorno, lo que le permitirá identificar los riesgos implícitos en las operaciones de la compañía (riesgo inherente), para posteriormente evaluar el control interno (riesgo de control) y poder diseñar sus procedimientos sustantivos (riesgo de detección). Esto permitirá reducir el riesgo de auditoría, el cual implica el expresar una opinión inadecuada cuando los estados financieros contienen incorrecciones materiales.

El determinar si la evidencia es suficiente y adecuada dependerá de cada compañía y del riesgo que se identifiquen en cada una.

Mayor riesgo = Mayor evidencia (suficiente) y de mayor calidad (adecuada)

Algunos ejemplos de los riesgos que se pueden presentar en los estados financieros son:

  • Cuentas por cobrar que no existan
  • Activos sobre valuados
  • Pasivos subvaluados
  • Sustracción de activos
  • Ingresos no reconocidos en el período correcto

La respuesta del auditor a los riesgos identificados es a través de los procedimientos sustantivos y la manera más eficiente es utilizando el muestreo, el cual involucra la aplicación de procedimientos de auditoría a menos del 100% de las partidas que integran el saldo de una cuenta o clase de transacciones, de tal manera que el auditor pueda llegar a una conclusión sobre el total de la población.

Existen dos tipos de muestreo: estadístico y no estadístico. La diferencia entre ellos es que en el primero la selección de los elementos se efectúa de manera aleatoria y la evaluación de los resultados está basada en las leyes de la probabilidad y el riesgo de muestreo. Por el contrario, en el no estadístico el auditor estima el riesgo de muestreo utilizando el juicio profesional. Por lo anterior, el muestreo estadístico puede ayudar a los auditores a:

  • Diseñar muestras eficientes
  • Medir la suficiencia de la evidencia obtenida
  • Evaluar en forma objetiva los resultados de la muestra.

La decisión sobre la utilización de un tipo de muestreo estadístico o no estadístico es una cuestión de juicio profesional del auditor.  Pero para que sea eficaz, el auditor deberá tomar en cuenta el objetivo específico del procedimiento de auditoría, las características de la población de las que se extraerá la muestra y las condiciones de posibles desviaciones o incorrecciones en los resultados.

Un aspecto relevante a considerar es que todas las desviaciones que se identifiquen deben extrapolarse al total de la población con el fin de obtener una visión general de la magnitud de la incorrección, pero dicha extrapolación puede no ser suficiente para determinar que un importe deba ser registrado. Al evaluar los resultados de la muestra, el equipo de auditoría debe considerar los aspectos cualitativos y cuantitativos de los errores identificados.

Conclusión

Con lo anterior se puede concluir que la manera en la que las auditorías pueden ser más eficientes es canalizando el mayor trabajo sustantivo en las áreas de riesgo y a través de la utilización del muestreo. Ya que el muestreo es una de los mejores medios de los que dispone el auditor para determinar una adecuada selección de los elementos a probar y que le permitirán obtener evidencia suficiente y adecuada para poder alcanzar conclusiones razonables en las cuales basar su opinión

Para profundizar sobre este tema, el 8 de febrero en las instalaciones del Colegio de Contadores Públicos – Sede Sur se impartirá el curso “El muestreo en la Auditoría de estados financieros”.

Heidi Martínez Marín

Socia de control de calidad – Salles, Sainz – Grant Thornton, S.C.

Integrante de la Comisión de Desarrollo de Auditoría – Sede Sur.

 

 

 

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: