Veritas Online

Económico y Financiero

Comercio con EUA: CEESP no prevé cambios en 2017

Comercio con EUA: CEESP no prevé cambios en 2017
noviembre 28
11:30 2016

México es el tercer país proveedor de bienes a la economía de los Estados Unidos, y también el tercero hacia donde esa economía dirige sus productos, intercambio que equivale a cerca de 500 mil millones de dólares al año.

Aun cuando no hay señales claras de las políticas que instrumentará Trump como presidente de los Estados Unidos a partir de enero del próximo año, la preocupación sobre lo que pueda llegar a lograr, ha generado un ambiente de tal incertidumbre que por una parte motiva que los mercados financieros no puedan terminar de controlar los elevados niveles de volatilidad que muestran recientemente, y por otra, ha sido el factor principal sobre el que se han apoyado las recientes correcciones en los pronósticos de crecimiento para el próximo año.

El tema de mayor preocupación es el relacionado con los cambios propuestos en materia de intercambio comercial, que ha aumentado el nerviosismo por la posibilidad de tirar por la borda todos los beneficios que ha generado el Tratado de Libre Comercio (TLCAN) a sus integrantes desde el inicio de su operación. Inversión, empleo, desarrollo tecnológico y precios más bajos, son algunos de los privilegios que se han obtenido de este acuerdo comercial.

En este contexto y dada la elevada integración de la economía mexicana con la estadounidense, los especialistas y organismos especializados, se han concentrado en tratar de ubicar cuál sería el efecto para la economía mexicana si Trump cumple con su propuesta de modificar la política comercial del TLCAN.

Sin embargo, hasta el momento solo se tiene la percepción cualitativa de que el impacto sería importante, pero el desconocimiento de las medidas concretas que pueda tomar el gobierno de los Estados Unidos impide, hasta ahora, la estimación del efecto cuantitativo que pueda tener en el producto de México.

Aunado a esto, pareciera ser que las autoridades de nuestro vecino del norte desestiman un efecto importante de verse afectado el flujo comercial entre los dos países. En este sentido, deberán considerar que México es el tercer país proveedor de bienes a la economía de los Estados Unidos, y también el tercero hacia donde esa economía dirige sus productos, intercambio que equivale a cerca de 500 mil millones de dólares al año.

Para aproximadamente el 60% de los estados que integran la Unión americana, Canadá o México ocupan el primer o segundo mercado de exportación más grande. Muchas pequeñas empresas exportadoras americanas tienen a sus principales clientes en Canadá o México y bajo el NAFTA. El comercio de Estados Unidos con sus dos socios comerciales ha apoyado a más de 140,000 pequeñas y medianas empresas.

A medida que el comercio de los Estados Unidos se ha incrementado como resultado de los acuerdos comerciales, también lo ha hecho el número de empleos relacionados con el comercio, que incluso en algún momento ha crecido más rápido que los empleos estadounidenses en general, según se menciona en el documento “The Impact of Trade on U.S. and State-Level Employment: 2016 Update” elaborado por Trade Partnership Worldwide, LLC.

Russia November. 08, 2016 Donald Trump with american flag. New american president is Donald Trump.

No hay duda del beneficio que también ha tendido la economía estadounidense en materia de empleos como resultado de la liberación comercial. A solicitud de la U.S. Chamber of Commerce se realizó un amplio estudio acerca de los efectos del comercio de los Estados Unidos con los socios del TLCAN, en el que se indica que el comercio con Canadá y México apoya un total neto de casi 14 millones de empleos en los Estados Unidos, de los cuales, casi cinco millones son apoyados por el aumento del comercio generado por este tratado. Ninguna otra iniciativa emprendida por el gobierno de los Estados Unidos ha generado empleos a una escala comparable a la del TLCAN, con excepción de la liberalización comercial multilateral iniciada en 1947.

Es evidente que las autoridades estadounidenses deben hacer una evaluación seria, alejada de decisiones viscerales, sobre el impacto que tendría para ese país dejar el bloque comercial de Norteamérica. Es claro que los costos serían elevados, dado el valor total que representa el intercambio comercial, como la cantidad de puestos de trabajo que de él dependen.

Un aspecto que se ve altamente favorecido por la apertura comercial es la inversión extranjera directa. Los flujos de recursos entre países estimulan el crecimiento y la creación de empleos, tanto en los países de origen como en los receptores de los recursos. De 1999 al tercer trimestre del presente año la inversión extranjera directa proveniente de los Estados Unidos hacia México sumó 457,230 millones de dólares. Por otro lado, las ventas en México por parte de las filiales mayoritarias de los Estados Unidos ascendieron a 43,400 md, mientras que las ventas en Estados Unidos de empresas mayoritariamente mexicanas sumaron 7,500 md, esto en 2013.

Estas cifras son las que hacen que la incertidumbre aumente cuando existe la posibilidad de alguna modificación unilateral en materia de apertura comercial. Sin embargo, también son la razón que reducen la posibilidad de un ajuste drástico en la relación comercial el próximo año, debido al costo que representaría para los países involucrados. Hay que considerar, como ya lo mencionamos, el hecho de que gran parte de los estados que integran la Unión Americana tiene como destino principal el mercado mexicano, además de que poco más de la mitad de la inversión extranjera en nuestro país proviene de empresas estadounidenses, que son las que pueden ser una parte fundamental en la defensa del TLC. Esta posición, si bien no impide un periodo de cautela entre los inversionistas, tampoco significa que el capital extranjero tenga la intensión de salir de México.

En este entorno, más allá de plantear escenarios caóticos, sería prudente considerar la posibilidad de una actualización del acuerdo comercial en América del Norte en favor de todas estas variables que resultan benéficas para los países integrantes del acuerdo, e incluso integrar algunas más como los temas de propiedad intelectual, laboral, medio ambiente y energía, entre otros.

Es momento de evaluar las ventajas de ser una de las economías más abiertas del mundo e instrumentar las medidas necesarias para fortalecer esta posición.

MÉXICO

Cifras revisadas del INEGI indican que durante el tercer trimestre del año, el PIB creció 1.0% respecto al trimestre previo, lo que permitió que en términos anuales su avance fuese de 2.0%, una décima por arriba de la cifra oportuna publicada al finales de octubre. El avance trimestral respondió principalmente al impulso proveniente del crecimiento 1.4% en las actividades terciarias. Le siguió en dinamismo las actividades primarias que aumentaron 2.0%, mientras que las secundarias tuvieron una incremento de solo 0.1%. Es importante señalar que el crecimiento del PIB del segundo trimestre se corrigió al alza de una caída de 0.2% a un avance de 0.1%, respondiendo a la corrección en las actividades primarias de una caída de 0.3% a un aumento de 1.8% y en las terciarias de una avance de 0.1% a uno de 0.5%. En el sector secundario no hubo cambios.

imagen1

Durante los primeros quince días de noviembre, los precios al consumidor aumentaron 0.77%, que fue la mayor alza para el mismo lapso en los últimos tres años. Este avance refleja principalmente el efecto del incremento de 5.67% en el rubro de precios de energéticos, debido a la corrección en las tarifas eléctricas, como consecuencia, por una parte, de la terminación de la tarifa de temporada calidad en varias ciudades del país, y por otra, del aumento en el costo de las tarifas autorizado a partir del primer día del mes. Con esto el indicador de precios no subyacente tuvo una alza quincenal de 2.47%, con lo que fue el origen del 77% del incremento general de precios. Por su parte, el subíndice subyacente aumentó 0.23% en la primera quincena, el alza más pronunciada para el mismo periodo desde 2011, reflejo en buena medida de la depreciación del tipo de cambio. Con estos resultados, la variación anual de los precios al consumidor se elevó a 3.29%, la inflación subyacente fue de 3.33% y la no subyacente de 3.18%.

imagen2

Durante septiembre las ventas al menudeo mostraron debilidad al reportar una caída mensual de 0.2%, después de cuatro meses consecutivos con resultados positivos. A pesar de ello, su comparación anual fue de 7.9%, una décima de punto porcentual por arriba del registro previo. Si bien durante el mes solo tres de los nueve segmentos de ventas reportaron variaciones negativas, fue especialmente la caída de 7.8% en el segmento de ventas de abarrotes, alimentos, bebidas, hielo y tabaco la principal fuente de la variación negativa del indicador general de ventas minoristas. Los otros dos rubros con datos a la baja fueron el de productos textiles, bisutería, accesorios de vestir y calzado con una baja de 0.2% y el de enseres domésticos, computadoras, artículos para la decoración de interiores y artículos usados  con una disminución de 0.1%. Por el contrario, la mayor alza se observó en el rubro de artículos de papelería, para el esparcimiento y otros artículos de uso personal, que reportó un incremento mensual de 2.7%.

imagen3

Durante octubre el valor total de la exportación de mercancías volvió a terreno negativo al reportar una caída anual de 4.4%, como consecuencia de la baja de 4.9% en las exportaciones no petroleras, respondiendo a la caída de 6.1% que tuvieron las ventas externas del sector manufacturero, toda vez que las exportaciones agropecuarias y extractivas aumentaron en 16.5% y 57.0%, respectivamente. Por su parte, el valor total de bienes adquiridos en el exterior disminuyó 5.9%, reflejo de una menor ritmo de actividad económica y la depreciación del tipo de cambio. Las importaciones de bienes de consumo cayeron a una tasa anual de 9.4%, las de consumo intermedio bajaron 5.1% y la adquisición de bienes de capital se contrajo 6.9%. De esta manera, el saldo de la balanza comercial en octubre fue deficitario en 899.5 millones de dólares, con lo que en el periodo enero-octubre se acumuló un déficit de 13,364 millones de dólares.

imagen4

ESTADOS UNIDOS

La National Association of Realtors informó que durante octubre las ventas de viviendas existentes sumaron 5.6 millones a tasa anual ajustada, lo que significó un incremento mensual de 2.0%, en tanto que comparado con el mismo mes del año pasado el avance fue de 5.9%. Las ventas aumentaron en las cuatro regiones del país, destacando las del sur, donde crecieron 2.8%. Le siguió la zona oeste, donde el avance fue de 2.3%, en el Noreste 1.4% y en el oeste aumentaron 0.8%.

Por su parte, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano informó que en octubre la venta de casas nuevas fue de 574 mil unidades, cifra que además de resultar inferior al pronóstico del mercado que anticipaba 578 mil unidades, significó una caída de 1.9%, respecto al dato del mes previo. Sin embargo, respecto al mismo mes del año pasado mantuvo un comportamiento positivo al mostrar un incremento de 17.8%.

imagen5

El Census Bureau informó que en octubre las órdenes de bienes duraderos aumentaron a un ritmo mensual de 4.8%, porcentaje muy superior al pronóstico del mercado que esperaba un avance de 1.1%. Este resultado reflejó principalmente el efecto del aumento de 12.0% en los pedidos de transporte. Excluyendo este rubro, los pedidos totales crecieron 1.0%, también por arriba de la previsión de 0.3% del mercado. Este informe muestra su cuarto mes consecutivo con incrementos en los pedidos duraderos, lo que sugiere que una actividad productiva más dinámica en los siguientes meses.

imagen6

AGENDA ECONÓMICA: NOVIEMBRE-DICIEMBRE

captura

INDICADORES FINANCIEROS SEMANALES

captura2

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado A.C.

www.ceesp.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: