Veritas Online

Capital Humano

Coaching, herramienta para el ecosistema directivo

Coaching, herramienta para el ecosistema directivo
Julio 01
07:00 2017

¿Cómo podemos convertirnos en líderes si nadie nos enseñó? El coaching lleva a la acción para disolver obstáculos internos que impiden desarrollar el máximo potencial.

El coaching es la herramienta más poderosa de desarrollo profesional y organizacional que existe. La palabra coach es de origen húngaro y significa “transportar personas de un lugar a otro”. Por lo tanto el coaching no es solo plática ni mucho menos “rollo”; el coaching debe llevar a la acción.

Hace más de dos mil años, Sócrates utilizó la técnica de hacer preguntas poderosas para extraer el conocimiento de sus discípulos; a esta técnica se le llama Mayéutica. Desde entonces, y a lo largo de la historia moderna, innumerables han sido las aportaciones de la filosofía, la psicología y el humanismo al arte de “conocerse a sí mismo”, a través de dar respuesta a preguntas fundamentales.

El coaching como lo conocemos hoy día nació en 1974, año en que el estadounidense Timothy Gallwey, quien se desempeñaba como entrenador de tenis en la Universidad de Harvard, publicó un libro titulado El juego interno del tenis. En este, Gallwey afirma que “el oponente que habita dentro de nuestra cabeza es mucho más poderoso que el que está al otro lado de la red”. Por tanto, la labor del coach consiste en eliminar, o por lo menos reducir, los obstáculos internos, promoviendo que fluya una habilidad natural para hacer bien las cosas.

Si asumimos que el coaching considera a las organizaciones como una red conversacional y la comunicación está altamente influenciada por el ánimo de las personas, coordinar acciones se vuelve un reto y una misión crítica que requiere desarrollar las habilidades de la inteligencia emocional como herramientas clave.

El coaching se lleva a cabo mediante sesiones de conversación planeadas, privadas y confidenciales donde el coach disolverá obstáculos internos que impiden a las personas desarrollar al máximo su potencial, o en su caso desarrollar habilidades que hasta el momento han permanecido inactivas.

El coach, junto con el coachee, determinarán las tareas que se realizarán después del proceso de introspección, las cuales llevarán conseguir principalmente los siguientes objetivos:

[1] Esclarecer los comportamientos que contribuyen al éxito en el trabajo, de la misma forma que aquellos que están obstaculizando la eficiencia.

[2] Identificar las fuerzas individuales y las necesidades de desarrollo.

[3] Desarrollar el autoconocimiento (concientización).

[4] Identificar estrategias de superación y crear un plan de acción de desarrollo.

[5] Identificar los recursos, para garantizar el éxito continuo.

[6] Alinear las cinco condiciones esenciales que permiten el crecimiento en la posición: introspección, motivación, capacidad, práctica en lo real, responsabilidad.

A la luz de las exigencias del mercado actual, las organizaciones requieren de un adecuado manejo de habilidades, entre las cuales destacan: adaptabilidad, análisis de problemas, asunción de riesgos, creatividad, comunicación persuasiva, conocimiento y desarrollo de colaboradores, tolerancia al estrés, escucha, energía, flexibilidad, independencia y relaciones interpersonales.

El orden en el que se desarrollen dichas capacidades dependerá de la situación particular de cada individuo, el cual con la ayuda de su coach, seleccionará y ponderará aquellas que mejor le ayuden a resolver el reto actual.

Desarrollar estas competencias ayudará a los líderes a dirigir equipos de alto desempeño, motivados, que interactúan efectivamente aún en momentos difíciles, incluyendo la integración y fusión con otras empresas.

Lamentablemente en la escuela, y a través de cursos, solo podríamos aprender la teoría, pero aplicar estas habilidades requiere un trabajo personal que nos permita llegar a niveles más profundos de nuestro ser, diluir los obstáculos internos que nos impiden actuar adecuadamente con todo nuestro potencial y generar así la transformación tan necesaria cuando tenemos el privilegio y la responsabilidad de liderar las vidas profesionales de las personas a nuestro cargo para que a su vez cada una de ellas desarrolle al máximo su propio potencial, con un objetivo común.

Lic. Sonia Morales Guerrero
Directora General, FNM Transitions, S.A. de C.V.
sonia@transitions.com.mx

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment