Veritas Online

Bursátil

Ciudad de México: Primer bono de carbono forestal en América Latina

Ciudad de México: Primer bono de carbono forestal en América Latina
noviembre 01
08:00 2018

Es el primer modelo en su tipo impulsado por un gobierno local, en Latinoamérica. La intención es capturar más de 32 toneladas de carbono y preservar por 30 años especímenes de pino, encino y oyamel.

En la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) nos hemos mantenido constantes en impulsar el desarrollo de los mercados sustentables en nuestro país, a través del desarrollo de instrumentos, cuyos beneficios sociales y ambientales ayuden a mitigar el impacto de los efectos del cambio climático. Es por ello que el Gobierno de la Ciudad de México (GCDMX), por medio de la Secretaría del Medio Ambiente (SEDEMA), con la colaboración de la Plataforma Mexicana de Carbono MéxiCO2, emitió, en la BMV, el primer bono de carbono forestal como parte de las acciones para combatir los efectos del cambio climático a nivel nacional e internacional, enmarcados en su objetivo de Mejoramiento sustentable de los recursos naturales y la biodiversidad, esto de acuerdo con el Programa de Acción Climática de la Ciudad de México (PACCM) 2014-2020.

El bono de carbono forestal es el primer modelo en su tipo, impulsado por un gobierno local, en América Latina. Mediante la venta de 3,909 bonos de carbono forestal durante el primer año, se beneficiarán las familias de 339 ejidatarios en San Nicolás Totolapan, sitio con 2,274 hectáreas forestales.

Cada bono de carbono es equivalente a mil kilogramos de carbono capturado, que puede ser comercializado en los mercados, y los cuales permiten dejar en pie a los árboles que protegen a la atmósfera. A través de los bonos se capturarán 32,603 toneladas de carbono durante los próximos cinco años, con la preservación del ejido que alberga a especies de pino, encino y oyamel, el cual será protegido por un prometedor periodo de 30 años.

Este instrumento se registró ante la empresa Climate Action Reserve (CAR), con sede en California, que certifica de forma estricta y bajo estándares internacionales la calidad del carbono, proceso que otorga certidumbre a los inversionistas.

La iniciativa beneficiará a las familias de 339 ejidatarios en San Nicolás Totolapan, en la CDMX, territorio con 2,274 hectáreas forestales.

Durante la ceremonia de lanzamiento en la BMV, José Ramón Amieva, Jefe de Gobierno capitalino, destacó que gracias a la riqueza y al valor ambiental de los núcleos agrarios, los ejidos y las comunidades de nuestro país es posible la colocación de estos bonos de carbono, que superaron los requerimientos mínimos del Banco Mundial, y ofrecen un esquema innovador para México y Latinoamérica.

Por su parte, Jaime Ruiz Sacristán, Presidente del Grupo BMV, acentuó que la iniciativa ubica a la CDMX como punta de lanza en el mercado de carbono que comenzará a funcionar en nuestro país el siguiente año y que las reducciones de emisiones de carbono suman de forma importante en las herramientas financieras para contrarrestar el problema ambiental.

El combate al cambio climático ha cobrado relevancia a nivel global tras los notables estragos ambientales que vivimos actualmente, por lo que es previsible su impacto a la economía. Ante este panorama, los mercados han reaccionado favorablemente y las acciones para disminuir su velocidad ya forman parte de las carteras de diversos inversionistas.

Este difícil reto apenas comienza, y en la BMV estamos seguros de que seguiremos trabajando para desarrollar instrumentos e impulsar todas las iniciativas que permitan la sostenibilidad de México y el mundo.

Lic. Carlos Jesús Ocampo Vargas
Comunicación Corporativa Grupo BMV
bmv-comunicacion@grupobmv.com.mx

Facebook Comments

Related Articles

A %d blogueros les gusta esto: