Veritas Online

Administración de Riesgos

Cinco pasos: Cómo reconocer los ingresos

Cinco pasos: Cómo reconocer los ingresos
febrero 01
00:07 2015

Los esfuerzos del FASB y del IASB son una realidad, y las empresas tendrán que familiarizarse con los cinco pasos de la nueva norma de convergencia sobre el reconocimiento de ingresos. Expertos hablan sobre el tema.

No todas las industrias son iguales ante los trastornos que enfrentan al implementar la muy anticipada nueva norma de convergencia sobre reconocimiento de ingresos. “Algunas industrias tendrán sustancialmente más cambios que otras”, según Rusell Golden, Presidente del Consejo de Normas de Contabilidad Financiera (FASB, por sus siglas en inglés), en la 13 conferencia anual sobre información financiera en el Baruch College de Nueva York.

La comparabilidad mundial y al interior de las industrias es una meta de la nueva norma, por tanto se funda másen principios que en los lineamientos por industria específica como han acostumbrado reportar las compañías de Estados Unidos (EU).

FASB y el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB, por sus siglas en inglés) han establecido un grupo de transición para dar respuesta a preguntas sobre la norma cuando las pongan en operación las compañías. Los expertos de un grupo de alto nivel en la Conferencia Baruch opinaron sobre cómo poner a funcionar la norma.

Jan Hauser, Contralora y jefa de contabilidad de General Electric, explicó que los cambios van a ser de enorme importancia para su compañía porque en el entorno diario, la mayor parte del tiempo se usa en el reconocimiento de ingresos. “El reto será, una vez enfilados en ese carril, cómo vamos a aplicar los conceptos”. Se presentan algunos de los lineamientos de Hauser y de los expertos panelistas al describir el proceso de cinco pasos de la norma para el reconocimiento de ingresos.

  • Paso 1. Identificar el contrato con un cliente. La nueva norma dice que los contratos crean derechos y obligaciones exigibles, a los que se comprometen las partes por ley. Estos pueden manifestarse por escrito, de manera oral o quedar implícitos en las prácticas usuales de negocios de la entidad. Un contrato debe cumplir con los siguientes criterios:
  • Es un acuerdo sustantivo.
  • Pueden identificarse las condiciones de pago y los derechos de cada parte.
  • Las partes se proponen ejercer sus derechos.

Además, debe haber una probabilidad de cobro para que se reconozca el ingreso. Esta es una de las pocas áreas donde divergen los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (GAAP, por sus siglas en inglés) de EU y las Normas Internacionales de Información Financiera (IFRS, por sus siglas en inglés) en esta norma, ya que “probable” denota un nivel más alto de seguridad en los GAAP de EU que en las IFRS. La inclusión de “probabilidad” en los lineamientos sobre cobro crea un umbral menor para dicho cobro por la prestación variable para entidades que usen IFRS.

La parte complicada para algunas compañías en el Paso 1 puede ser la contabilización de las modificaciones a los contratos. La norma requiere que los Contadores determinen si la modificación crea un nuevo contrato, o si solo añade más partidas al mismo, con un pago adicional razonable para compensarlas, entonces el preparador trata los elementos añadidos por separado, y no afectan la contabilización del contrato original.

Si no se crea un nuevo contrato, hay dos posibilidades para la contabilización. Si lo que queda por cumplirse en el contrato es distinto de lo que pasó antes, la modificación del contrato deberá tratarse primero como una terminación del contrato original y posteriormente con la creación de un nuevo contrato. Para que un bien o servicio sean distintos, deben cumplirse dos criterios:

  1. El cliente podría beneficiarse con el bien o servicio.
  2. La promesa de transferir un bien o un servicio es identificable por separado de otras promesas en el contrato.

Si lo que queda por hacerse en el contrato no es distinto, las cantidades reconocidas previamente para las modificaciones deberán ajustarse con una recuperación acumulativa. Golden explicó que aunque el lenguaje es complicado, los ejemplos de la norma aclaran los conceptos. “Creo que esto será una gran mejora, simplemente tener aquí esta guía, en vez de tener que pensar y discutir cada vez que hay que hacer una modificación”, aseguró Scott Taub, gerente director de la firma de consultoría Financial Reporting Advisors LLC.

  • Paso 2. Identificar las obligaciones de cumplimiento en el contrato. Si hay más de una obligación de cumplimiento (bien o servicio) representada en el contrato, cada una deberá contabilizarse por separado si son distintas. Si no son distintas, deberán combinarse con otros bienes o servicios hasta crear un paquete que sea distinto.

Un caso sencillo es el de una compañía que instala una alarma contra robos y contrata el monitoreo por cinco años, es probable que concluya que ha creado dos obligaciones distintas. La noción de “distinto” que se usaría aquí, puede ser un reto para los preparadores aplicarla en algunas circunstancias.

El FASB y el IASB han establecido un grupo de transición para responder a preguntas sobre la norma cuando sea puesta en operación por las empresas

  • Paso 3. Determinar el precio. El precio de la transacción es cuánto espera la entidad tener derecho a recibir, y deben considerarse numerosos factores. Primero, necesitan hacerse importantes juicios y estimaciones para determinar el precio de la transacción, uno de los cuales requiere que los negocios registren la cantidad más probable o valor esperado cuando haya una prestación variable.

Por ejemplo, si hay dos posibles resultados, y se cree que lo más probable es que se reciba un bono por completar un servicio a tiempo, se toma en cuenta todo el bono. Pero si hay un gran número de transacciones y se cree que se recibirá un bono de 70% del tiempo, entonces se toma en cuenta 70% de la cantidad del posible bono agregado.

Además, hay una restricción sobre el monto de la prestación variable que deberá incluirse en el precio de la transacción. El objetivo de la restricción declara que una entidad deberá incluir una estimación de prestación variable en el precio de la transacción hasta donde sea probable (FASB) o altamente probable (IASB) que no ocurra una revocación importante del ingreso. Nótese que “probable” en lenguaje del FASB significa esencialmente el mismo nivel de seguridad que la noción de IASB de “altamente probable”.

Las guías previas podrían haber dado como resultado el reporte de cero ingresos en casos de prestación variable, resultados que Taub dijo que no eran representativos o fieles, y que la nueva guía pide reportar alguna parte de esa prestación variable a la vez que mantiene la restricción para atemperar el optimismo. Sin embargo, estimar la prestación variable y aplicar la restricción puede requerir se ejerza un juicio importante.

“Hay que hacer mucho juicio y muchas estimaciones en este proceso”, explicó Dusty Stallings, miembro del grupo nacional de servicios profesionales PwC. “Con esos niveles de estimación y de juicio, va a ser un reto para los preparadores y auditores, especialmente al principio, ya que estamos tratando de tantear nuestro camino por esta guía bastante nueva”.

Es necesario actualizar las estimaciones del precio de la transacción cada trimestre. Y se hizo una leve excepción al lineamiento sobre la prestación variable para tipos específicos de licencia de propiedad intelectual. Si la prestación se basa en regalías con base en ventas, o en uso, entonces no se registran, sino hasta que ocurran las ventas o el uso.

Se requiere descuento si un contrato tiene un componente financiero importante. Los contratos que tengan un plazo largo de pago o que pidan que se pague al vendedor mucho tiempo antes del cumplimiento tienen elementos de financiación y necesitarán que se registre un préstamo como parte del arreglo. El interés debiera presentarse por separado, pero no se requiere descuento si transcurre menos de un año entre el pago y el cumplimiento. “Si hay financiamiento involucrado en el contrato, se va a tener que contabilizar”, aseguró Taub.

  • Paso 4. Asignar el proceso de transacción. El precio de la transacción debe asignarse a cada obligación de cumplimiento. Esto se basa en el relativo precio de venta independiente. Si este no es observable, deberá estimarse. Ya no se requiere evidencia objetiva específica por vendedor para compañías que vendan software, según Golden “Si la tiene, bueno, úsela”, “si no… en esencia, va a estimarla”.

Si se toma el ejemplo citado de la venta de una alarma contra robo y los cinco años de monitoreo, en un caso en que se ha concluido que son dos obligaciones de cumplimiento distintas, la alarma y el monitoreo se venderían por $1,000 cada uno por separado, pero que se venden por un total de $1,800 como paquete. Si se asume que el descuento de $200 no cumple con los criterios para asignarse solo a una de las dos obligaciones de cumplimiento, la entidad reconocería $900 por adelantado por el sistema de alarma contra robos y su instalación, y reconocería $900 por cinco años por el monitoreo.

Aunque hay matices al proceso de reconocimiento de ingresos descritos en cientos de páginas, el núcleo es el proceso de cinco pasos

Si no hay un precio de venta independiente, observable para los distintos elementos, se requeriría entonces que el negocio lo estimara. Es probable que estas estimaciones sean conocidas a los preparadores que las han estado preparando por años bajo EITF 08-1 (Regla del Grupo de Trabajo de Asuntos Emergentes), Arreglos de Ingresos con Múltiples Entregables, dijo Golden. “En muchos casos, será encontrar la mejor estimación del precio independiente”, explicó Taub.

La norma brinda un número de opciones que puede usar un preparador para dar con esa mejor estimación:

  • En un enfoque de valuación con ajuste al mercado, el preparador juzgaría lo que un cliente en un mercado particular podría estar dispuesto a pagar por el producto. Como punto de información, aseguró Stallings, un preparador podría mirar lo que los competidores están cobrando en un mercado particular, ajustado por el margen que podrían necesitar comparado con lo que podría necesitar un competidor. “Si el proveedor es pequeño, podría necesitar un poco más de margen”, expresó.
  • El enfoque de costo esperado más un margen es similar a los lineamientos de la regla EITF 08-1. Permite al preparador pronosticar sus costos esperados por satisfacer una obligación de cumplimiento y luego añadir un margen apropiado.

  • Puede usarse un enfoque residual –que no es el mismo que el enfoque residual bajo las guías anteriores– si el precio es altamente variable o incierto. El precio de venta independiente sería el mismo de la transacción total menos la suma de los precios de venta observables de los otros bienes y servicios. Stallings dijo que esto puede no ser tan fácil como se oye porque si hay un descuento inherente en el contrato, el preparador necesita encontrar una forma de asignar ese descuento sobre todos los bienes y servicios. La norma deja claro que no se espera que se use este método muy seguido, y la guía de “altamente variable o incierto” pretende ser un umbral alto, explicó.

  • Paso 5. Reconocer el ingreso cuando se hayan satisfecho las obligaciones de cumplimiento o al satisfacerlas. Aquí es donde entra en juego el principio esencial de transferir el control –que sustituye al viejo concepto de transferir los riesgos y beneficios de propiedad–. Las obligaciones de cumplimiento se consideran satisfechas –y debiera reconocerse el ingreso– cuando ha ocurrido la transferencia de control o al ocurrir esta. El ingreso debiera reconocerse después de un tiempo si se cumple uno de los tres criterios siguientes:
  1. El cliente recibe y consume simultáneamente los beneficios.

  2. El cumplimiento crea o enriquece un activo que el cliente controla.

  3. El cumplimiento no crea un activo con un uso alternativo a la entidad, y la entidad no tiene derecho a pago por el cumplimiento completado a la fecha. De otro modo, debiera reconocerse el ingreso en algún momento.

ÉXITO HACIA LA CONVERGENCIA

Otros matices al proceso de reconocimiento de ingresos se describen en cientos de páginas. Los preparadores necesitarán familiarizarse con estos, pero el proceso de cinco pasos es el núcleo de una norma que muchos están celebrando como un gran logro de los esfuerzos de convergencia del IASB y el FASB.

>Este artículo es una reseña del original titulado “5 Steps to recognizing revenues”, publicado en la revista Journal of Accountancy, en julio 2014. Traducción para la revista Veritas del Colegio de Contadores Públicos de México A.C., por Jorge Abenamar Suárez Arana.

AUTOR ORIGINAL: Sponsored by Bloomberg BNA.

 

Redacción Grupo Medios

veritas@colegiocpmexico.com.mx

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: