Veritas Online

Desarrollo y Capacitación

Ciberseguridad y su legado tras la pandemia

Ciberseguridad y su legado tras la pandemia
septiembre 22
2020

Tomar las medidas necesarias que salvaguarden información personal como empresarial fueron los objetivos primordiales del curso en línea Ciberseguridad.

La icónica frase “quédate en casa” aplica a los ciudadanos como a los ciberdelincuentes, siendo éstos últimos los que han hecho del confinamiento su modus operandi para cometer fraudes a través de los medios digitales, mismos que están al alcance de todos los cibernautas que acceden a las redes sociales, compran en línea, realizan consultas bancarias, entre otros.

La pandemia por Covid-19 no sólo ha dejado al mundo en reclusión social y en una severa crisis económica, también ha desencadenado una nueva forma de delinquir.

Tomar las medidas necesarias que amparen la información de usuarios, quienes hacen uso de los medios digitales, fueron objetos primordiales del curso en línea Ciberseguridad, que realizó el Colegio el 22 de septiembre, y que contó con la magistral participación de la contadora Silvia Rosa Matus de la Cruz, con el apoyo de Alberto Ratia Mendoza, ambos integrantes de la comisión de Tecnologías Financieras del Colegio.

Los legados obligados tras la pandemia son las medidas de seguridad adoptadas para no ser víctimas del fraude digital, pues el coronavirus ha vulnerado los medios electrónicos, y como lo refiere Matus de la Cruz durante su participación: “El crimen está cambiando del mundo físico, al mundo del ciberespacio”.

Al respecto, la contadora comentó que organismos internacionales como el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) y el Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat) han alertado sobre los riesgos de lavado de dinero y estafas por medio del robo de información y actos de corrupción.

A lo largo del curso, se expusieron algunos de los atentados que han sufrido internautas, personajes de la política e instituciones bancarias al ser víctimas del robo de identidad y las consecuencias generadas.

De los cibercrímenes más comunes figuran el fraude por correo electrónico e Internet; hurto y mal uso de información personal; robo de datos financieros o de tarjetas bancarias; sustracción y venta de datos corporativos; chantaje cibernético; criptología, ciberespionaje, por citar algunos.

“Conocer los riesgos en las redes permite a los usuarios estar preparados para disminuir el número de víctimas”, para ello, es necesario tomar una serie de medidas que pueden aminorar el impacto como actualizar de forma regular el software y el sistema operativo; instalación de antivirus o de una solución de seguridad integral para Internet, usar contraseñas difíciles de aprender, entre una serie de consejos sugeridos por la expositora.

Posteriormente, Ratia Mendoza junto a Matus de la Cruz describieron de forma breve algunas de las prácticas de estafa más comunes y cómo prevenirlas, sin pasar por alto la participación de algunos actores detrás de la escena como Anonymous.

Como cierre del curso, los asistentes expusieron algunas situaciones que han enfrentado en manos de los ciberdelincuentes y de las acciones tomadas.

Noemí García
Coordinación editorial
ngarcia@colegiocpmexico.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: