Veritas Online

Ejercicio Profesional

CFDI, un comprobante seguro y eficaz

CFDI, un comprobante seguro y eficaz
julio 01
07:02 2017

Además de ser el único medio de comprobación fiscal reconocido por el SAT, la expedición del CFDI también tiene el objetivo de disminuir los riesgos de fraude y evasión fiscal.

Ante la necesidad de disminuir los costos que ocasionaba la emisión de facturas en papel, los complicados procedimientos para su emisión, así como erradicar la circulación de comprobantes fiscales apócrifos, en 2004 el Servicio de Administración Tributaria (SAT) cambió la forma de emitir las facturas a un esquema electrónico.

Con este cambio se favoreció la asignación de atributos de seguridad que los comprobantes en papel no ofrecían a los contribuyentes. El comprobante fiscal en archivo electrónico tiene las siguientes características:

Íntegro. La información en el comprobante está protegida y no puede manipularse ni modificarse sin que se descubra.
Auténtico. La identidad del emisor del comprobante puede
No repudio. El contribuyente que emita un comprobante fiscal digital no puede negar haberlo generado.
Único. Por el folio, número de aprobación y el sello digital no puede repetirse o duplicarse.

En 2014 se generalizó la obligación de emitir comprobantes fiscales en archivos digitales, instituyéndose como el único medio de comprobación fiscal reconocido legalmente por el SAT de expedición obligatoria por los actos que realicen los contribuyentes por ingresos que reciban o por las retenciones a las contribuciones que efectúen.

Para que un comprobante fiscal tenga plena validez se requiere que cumpla con los requisitos establecidos en los artículos 29 y 29-A del Código Fiscal de la Federación (CFF), así como con las especificaciones tecnológicas del Anexo 20 de la Resolución de la Miscelánea Fiscal (RMF).

El esquema de factura electrónica opera con un estándar tecnológico en lenguaje XML, reconocido internacionalmente para estructurar la información, en el que se incorporan todos los requisitos y la información de carácter fiscal, así como de comercio exterior.

Para poder emitir comprobantes fiscales es necesario contar con algunos insumos que se pueden obtener directamente del Portal del SAT: Registro Federal de Contribuyente vigente, e.firma o contraseña y Certificado de Sello Digital (CSD).

CÓMO GENERAR FACTURAS ELECTRÓNICAS

Una vez que se cuenta con estos insumos, se puede utilizar la herramienta gratuita del SAT en la que solo hay que registrar los datos que identifiquen la operación y los demás que exijan las disposiciones fiscales, la aplicación generará el archivo electrónico, validará la estructura y sintaxis, asignará el folio, certificará con el sello del contribuyente y timbrará con el certificado del SAT.

También, el contribuyente puede acudir con un proveedor autorizado para la certificación de comprobantes fiscales digitales por internet, actualmente hay 76 empresas autorizadas, las cuales requieren acreditar y cumplir con los requisitos legales que estipula el SAT, además de permitir las auditorías técnicas, a fin de garantizar la seguridad operativa y de infraestructura de la organización.

Una vez que la factura ha sido solicitada por el cliente, se genera de manera automática, no obstante, la disposición fiscal establece que, a más tardar, 24 horas después de la operación, acto o actividad de la que derivó la expedición, el contribuyente emisor deberá remitir al SAT o al proveedor de certificación el archivo electrónico que ampara la factura.

Una vez que el comprobante fiscal fue certificado con el sello digital del SAT (timbrado), el contribuyente emisor deberá entregar o poner a disposición de sus clientes el archivo electrónico del Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) y, cuando les sea solicitada por el cliente, su representación impresa.

La regla 2.7.1.36. de RMF vigente, “Entrega o puesta a disposición del CFDI a clientes”, establece que previo acuerdo entre el emisor y el receptor, se podrá entregar o poner a disposición del receptor el archivo electrónico del CFDI, a través de cualquiera de los siguientes medios electrónicos:

[a] Correo electrónico proporcionado por el cliente.
[b] Dispositivo portátil de almacenamiento de datos.
[c] Dirección electrónica de una página o portal de internet (solo para
descarga).
[d] Cuenta de almacenamiento de datos en internet o de almacenamiento de datos en una nube en internet, designada al efecto por el cliente.

Por su parte, el SAT pone a disposición de los contribuyentes en su portal de internet servicios electrónicos para consultar y verificar la autenticidad de los CFDI, utilizando los servicios asociados a los comprobantes fiscales digitales, incluso pueden descargar el archivo XML.

Es importante saber que la no emisión de comprobantes fiscales es una práctica por la que el SAT puede aplicar multas que van desde 13 mil 570 a 77 mil 580 pesos, y en caso de reincidencia, clausurar preventivamente el establecimiento del contribuyente por un plazo de tres a 15 días.

CANCELACIÓN

A partir de julio de 2017, con las modificaciones al CFF, las facturas emitidas ya no podrán ser canceladas sin contar con la autorización del receptor de la misma, esto para dar mayor certeza a los contribuyentes receptores, pues se ha detectado que diversos contribuyentes emisores del CFDI cancelan las facturas electrónicas de manera unilateral con diversas finalidades, entre ellas, la de no acumular como ingreso para efectos del Impuesto Sobre la Renta (ISR) la cantidad facturada, lo que podía ocasionar efectos fiscales no deseados a las personas a favor de quienes se expiden dichos comprobantes, por ejemplo, la imposibilidad de efectuar la deducción.

En la RMF para 2017, se incorporó la regla 2.7.1.38, la cual establece el mecanismo para la cancelación de facturas, disponiendo que cuando el emisor de un CFDI desee cancelar, enviará al receptor del mismo una solicitud a través del Buzón Tributario.

A su vez, el receptor del comprobante fiscal deberá manifestar, en el mismo medio a más tardar dentro de las 72 horas siguientes contadas a partir de la recepción de la solicitud de cancelación del CFDI, la aceptación o negación de la cancelación del CFDI; el SAT considerará que el receptor acepta la cancelación del CDFI si transcurrido dicho plazo no realiza manifestación alguna.

Actualmente, la factura electrónica trasciende a pagos de distinta naturaleza: la nómina, la prestación de servicios de dependencias gubernamentales, los donativos y las cuotas al Instituto Mexicano del Seguro Social; además, abona a la transparencia promoviendo la rendición de cuentas, se genera una mayor seguridad jurídica y ayuda a disminuir la generación de comprobantes apócrifos que afectan a la economía formal, por lo que su uso disminuye los riesgos de fraude y de evasión fiscal.

Servicio de Administración Tributaria
www.sat.gob.mx

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: