Veritas Online

Fiscal

CFDI, operaciones celebradas con público en general

CFDI, operaciones celebradas con público en general
mayo 01
07:00 2018

Con todas las actualizaciones tecnológicas para las declaraciones fiscales es importante que los empresarios lleven un control de sus operaciones con público en general para soportar de mejor manera su control interno y tener información oportuna.

Con los avances de la tecnología se han optimizado tiempos y formas para realizar cualquier acto, principalmente en el ámbito de los negocios. En este contexto, la materia tributaria emigró de una era de papel a una tecnológica basada en el aspecto digital.

A principios del presente milenio se establecieron cambios en la legislación fiscal, tendientes a incursionar en la “nueva revolución digital” para conseguir dos objetivos esenciales en nuestro sistema tributario: la simplificación en el cumplimiento de las obligaciones fiscales, y la fiscalización de las operaciones de los contribuyentes para hacer más efectiva la recaudación en México.

Uno de los cambios fue implementar los Comprobantes Fiscales Digitales, que bajo ciertos estándares informáticos podían ser emitidos por las empresas que así lo desearan y que en virtud de un proceso de homologación y sistematización emigraron en 2011 a lo que actualmente conocemos como factura electrónica o Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI), para mejorar la transparencia en los procesos mercantiles y reducir evasiones o delitos fiscales.

El 1 de julio de 2017 entró en vigor la nueva versión de la factura electrónica 3.3, cuyo uso se volvió obligatorio el 1 de enero de 2018, contiene cambios fiscales fundamentales para alcanzar los propósitos señalados, cargando al documento mercantil en su versión digital, mayores atributos por medio de claves y catálogos prediseñados por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) que permiten especificar más la información, establecer modelos de riesgos más eficaces, y a su vez mejorar el control del flujo de efectivo. Ante los cambios en la emisión del CFDI, las operaciones de negocios de los particulares deberán reportarse de manera instantánea al momento de la elaboración de las facturas digitales o recepción del pago de dichas operaciones, proporcionando información qué, cómo y cuándo la autoridad requiera.

ESTADÍSTICAS DE LAS OPERACIONES

De acuerdo con cifras del SAT, al 31 de diciembre de 2017 había 64.6 millones de contribuyentes de los cuales más de 62% son asalariados. El resto se dedica a una actividad de negocios, alrededor de 22% del padrón se dedica al comercio al pormenor.

Partiendo del hecho de que para efectos fiscales se considera una operación con el público en general aquella por la cual se obtenga un comprobante fiscal simplificado, las compras efectuadas bajo el programa Buen Fin habitualmente son realizadas con el público en general. Sin embargo, destacan aquellas que se llevan a cabo en efectivo, dado que son catalogadas operaciones con el público en general, por la razón que los consumidores no pretenden aprovecharlas fiscalmente. Aunque por supuesto pueden ocurrir ciertos casos donde las personas que liquiden sus compras en efectivo sí requieran un CFDI con todos los requisitos (dejando de ser en el acto operaciones con el público en general), para disminuir su carga tributaria, pero para ello deben respetar las condiciones establecidas, las normas impositivas.

Por su parte, los resultados de la proporción de las ventas realizadas por tipo de pago se presentan en la tabla de la siguiente página. La finalidad de presentar esta serie de datos y estadísticas, es denotar la importancia de las operaciones con el público en general, en función de su participación o realización en nuestra economía. Por tanto caben las siguientes preguntas: ¿Se debe emitir un CFDI por las operaciones celebradas con el público en general, o basta con declarar el ingreso fiscal? En su caso, ¿qué procedimiento se debe cumplir para emitir el CFDI correspondiente?

FORMA DE COMPROBAR LAS OPERACIONES

El primer párrafo del art. 29, del Código Fiscal de la Federación (CFF) dispone, entre otros casos, que cuando las leyes fiscales establezcan la obligación de expedir CFDI por los actos o actividades que realicen o por los ingresos que se perciban, se deberán emitir a través de la página de internet del SAT.

De acuerdo con el art. 29-A, fracción IX del CFF, la autoridad obliga a cumplir con los requisitos fiscales para el CFDI que determine el SAT, a través de las reglas de carácter general, es por ello que para emitir los CFDI por venta al público en general se debe de observar la Resolución Miscelánea Fiscal (RMF), en este caso en su última versión para el ejercicio 2018.

La regla 2.7.1.24 de la RMF explica sobre la expedición de comprobantes por operaciones con el público en general, de la cual se puede analizar que los contribuyentes pueden elaborar, a su elección, un CFDI global con periodicidad diaria, semanal o mensual, donde consten los importes correspondientes a cada una de las operaciones en el periodo respectivo, agregando el número de folio o de operaciones del comprobante, utilizando las claves genéricas que vienen establecidas en la regla 2.7.1.26 de la referida RMF.

Por su parte, las personas físicas que tributen en el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) podrán elaborar un CFDI de forma bimestral a través de la aplicación MIS CUENTAS (2.8.1.5 RMF). Los comprobantes de operaciones al público en general deberán contener todos los requisitos establecidos en el art. 29-A del CFF y cuando así proceda el número de registro de la máquina, equipo o el logotipo fiscal.

Para llevar el control de las operaciones se puede optar por emitir los comprobantes simplificados, indicados en el art. 14 del CFF, en alguna de las tres formas especificadas en la mencionada regla 2.7.1.24 RMF (incluso todas) que a continuación se mencionan:

  1. Comprobantes impresos en original y copia. Los comprobantes que al efecto se emiten los podemos definir como notas de remisión o de venta y deben foliarse para llevar el control de las operaciones. Los que tributan en el RIF pueden optar por utilizar esta fracción para sus transacciones, la cual simplifica más la realización de los CFDI al público en general.
  2. Comprobantes consistentes en copia de la parte de los registros de auditoría de sus máquinas registradoras. En el caso de que los comercios utilicen máquinas registradoras, se pueden usar los conocidos tickets que se incluyen en los registros internos de auditoría del software propio de dichas máquinas registradoras. En este caso, los contribuyentes pueden controlar sus operaciones con el público en general y tener una mejor verificación y procesos administrativos.
  3. Comprobantes emitidos por los equipos de registro de operaciones con el público en general. Finalmente, esta opción se refiere a que se pueden administrar a través de los equipos y sistemas de registro contable electrónico que permitan identificar en forma expresa el valor total de las operaciones celebradas cada día con el público en general, así como el monto de los impuestos trasladados en dichas operaciones, que cumplan con ciertos requisitos y con los que se registren los eventos que han afectado a la entidad, las cuales deben ser accesibles y entendibles para la autoridad fiscal al momento de consultar la información contenida en dichos equipos.

En torno a las operaciones y en función de alguna de las modalidades para la emisión de los comprobantes simplificados indicadas (incluso todas), se pueden emitir un CFDI en forma global en un rango de 72 horas después de haber hecho los cierres de las operaciones del periodo correspondiente; esto es diario, semanal o mensual, e incluso bimestral para el caso del RIF.

En el CFDI global se deberá expresar por separado el monto del Impuesto al Valor Agregado (IVA) e Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a cargo del contribuyente. Los usauarios del RIF que apliquen el beneficio fiscal establecido en el art. 23 de la Ley de Ingresos para 2018, no deben expresar por separado el monto del IVA y el IEPS.

A su vez la RMF exceptúa emitir un CFDI global por operaciones celebradas por un valor inferior a cien pesos, siempre y cuando los adquirentes de los bienes o receptores no soliciten el documento mercantil.

Desde el 1 de enero de 2018, el CFDI global debe emitirse con la versión 3.3 y cumplir con los requisitos establecidos en el art. 29-A del CFF, así como con las especificaciones técnicas establecidas por la autoridad hacendaria.

NÚMERO DE EXPEDICIÓN DEL CFDI CON CRP

En la presente sección se parte de la premisa que las operaciones inicialmente se celebran a crédito, y posteriormente se van realizando cobros parciales, a cuenta de la operación inicial.

Primeramente, precisamos que el primer párrafo del art. 29 del CFF regula dos aspectos relacionados con el CFDI; el primero se refiere a la obligación de los contribuyentes que obtengan los ingresos o realicen los actos a emitir el comprobante fiscal, el segundo regula el supuesto para solicitarlo.

Dado que el tercer párrafo del art. 29-A del CFF indica que las cantidades amparadas en los comprobantes fiscales que no reúnan algún requisito de los establecidos en esta disposición o cuando los datos contenidos en los mismos se plasmen en forma distinta a lo señalado por las disposiciones fiscales, no podrán deducirse o acreditarse fiscalmente.

En este sentido, el art. 29-A, fracción VII, inciso b del CFF, precisa que cuando la contraprestación no se pague en una sola exhibición se emitirá un CFDI por el valor total de la operación en el momento en que esta se realice y se expedirá un CFDI por cada uno de los pagos que se reciban posteriormente.

En efecto, la segunda parte del primer párrafo del art. 29 del CFF exige que las personas que adquieran bienes disfruten de su uso o goce temporal, reciban servicios o aquellas a las que les hubieren retenido contribuciones deberán solicitar el CFDI respectivo. Para tal efecto, la regla 2.7.1.35 RMF establece los pormenores para la expedición del CFDI por los pagos realizados.

Sin embargo, cuando la operación se hubiera pactado a crédito, de manera transitoria aplican dos excepciones:

  1. La primera, según regla 2.7.1.42 RMF, brinda la posibilidad de no expedir el CFDI con complemento para recepción de pagos cuando las operaciones se celebren con un contribuyente del RIF y siempre que el importe total del CFDI sea menor o igual a cinco mil pesos.
  2. La segunda, según el art. 7 Transitorio de la referida RMF 2018, que para los efectos de la regla 2.7.1.35, se podrá optar por expedir CFDI sin incorporar el Complemento de Recepción de Pago (CRP) pagos hasta el 31 de marzo de 2018. Por tanto, a manera de conclusión, las referidas opciones en materia de la emisión del CFDI con el CRP, en estricto sentido aplican para el emisor (mas no para el receptor) del comprobante y solo para aquellas operaciones celebradas con el público en general que inicialmente se hubieran pactado a crédito, y por las que se hubieran expedido comprobantes simplificados, ya que dichas operaciones no se aprovecharán fiscalmente, pues en caso contrario, quienes realicen los pagos deberán exigir el CFDI con el CRP respectivo, para estar en posibilidades de deducir y acreditar fiscalmente.

CONCLUSIONES

Emitir un CFDI con operaciones al público en general debe cumplir con ciertos controles de administración, los cuales soportarán los CFDI globales que se emitan por los periodos que opte el contribuyente.

Los empresarios deben tomar en cuenta que una vez cumpliendo con sus procesos administrativos que motiven sus negocios, deben elaborar un CFDI global, en el cual se soporten todas las operaciones que se hubieran realizado.

Es vital cumplir con las reglas administrativas que emite el SAT, pues de lo contrario podría ser acreedor a una sanción entre 13 mil 570 a 77 mil 580 pesos, o bien clausurar preventivamente el establecimiento por un plazo de tres a 15 días, respectivamente. Esto aplica solo cuando se es reincidente.

Resulta importante que los empresarios lleven un control de sus operaciones celebradas con el público en general, pues soportará de mejor forma su control interno, y obtendrá información veraz y oportuna al momento de tomar decisiones con respecto a sus operaciones financieras.

Finalmente, en materia de la facilidad de no emitir el CFDI con el CRP, esencialmente solo aplica para aquellos cobros relacionados con operaciones celebradas a crédito con el público en general, pues los contribuyentes que pretendan darle efectos fiscales a los comprobantes, invariablemente deben solicitar el CFDI con este complemento, a menos que la autoridad brinde seguridad jurídica, y emita oficialmente su criterio respecto a si la facilidad de no emitir el CFDI con el CRP es alcanzable para aquellos contribuyentes que realizan los pagos, y que pretendan deducir y acreditarlos fiscalmente.

 

Mtro. Néstor Gabriel López López
Presidente de la Comisión PLD / FT del Colegio
de Contadores Públicos Chiapanecos
gabriel@ceiconsultores.com.mx

L.C. José Carlos Cruz Gómez
Socio del Colegio de Contadores Públicos Chiapanecos
jose94@gmail.com

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: