Veritas Online

Económico y Financiero

CEESP: Reforma energética y debilidad en la economía

CEESP: Reforma energética y debilidad en la economía
noviembre 07
10:24 2016

El nuevo plan de negocios de Pemex se deriva de las posibilidades que permite la Reforma Energética. Este plan y la licitación de diciembre, deberá mejorar las expectativas en general, mejorar las finanzas públicas y permitir un mayor crecimiento. El que verdaderamente se dé este efecto resulta fundamental, frente a los muchos elementos que restan a la confianza empresarial y del consumidor. La Reforma Energética en este sentido, es uno de los grandes logros en la actualidad. Está permitiendo grandes cambios en el país. El CEESP presentó elementos para esta Reforma desde que inició su discusión en 2013. Los resultados serán un elemento fundamental de cambio para la nación.

Este proceso es un factor positivo, y necesario actualmente, sobre todo frente a la debilidad que muestra la economía. Los resultados recientes de diversas variables macroeconómicas reflejan que el mercado interno, que se ha ido consolidando como el principal motor del crecimiento, mantiene un comportamiento favorable: las ventas al menudeo y el sector servicios muestran tasas de crecimiento anuales elevadas, impulsadas en parte por la dinámica que conserva el financiamiento, el aumento de las remesas familiares, el efecto del tipo de cambio en estas, y todavía, aunque en menor medida conforme aumenta la inflación, a la ganancia real del salario.

Pero de otra parte, las actividades del sector real siguen debilitadas inhibiendo un mayor ritmo de avance de la economía: la producción industrial lleva dos meses consecutivos con variaciones anuales negativas, respondiendo por una parte, al efecto de la menor actividad petrolera y por otra, a la constante caída en la construcción de infraestructura como consecuencia de los menores flujos de inversión pública. Las cifras indican que la inversión fija bruta acumuló en agosto cinco meses con variaciones anuales negativas.

Estos resultados llevaron al INEGI a reportar que en el tercer trimestre del año el PIB creció a un ritmo trimestral de 1.0%, después haber caído 0.2% en el trimestre previo. En términos anuales la economía creció 1.9%.

Sin embargo, tal parece que este entorno no es suficiente para anticipar un mejor desempeño económico. La confianza empresarial y del consumidor se mantienen en niveles considerablemente bajos, además de que los especialistas continúan corrigiendo a la baja sus expectativas de crecimiento, tanto para el presente como para el siguiente año.

Tal parece que los especialistas perciben señales de alerta que no se reflejan totalmente en los resultados recientes de la evolución de los indicadores macroeconómicos, pero que pueden ser suficientemente importantes para que la actividad económica de México permanezca aletargada por un tiempo más.

En este escenario se percibe que la inflación seguirá al alza para finalizar el año en niveles de 3.3% y en el 2017 en 3.6%, lo que anticipa que seguirán las presiones cambiarias sobre los precios al consumidor y evidentemente sobre el salario real, con la posibilidad de que el consumo se vea afectado. La estimación sobre los resultados del sector externo también reflejan preocupación debido a que se prevé que la cuenta corriente de la balanza de pagos se mantenga en cerca de 3.2% del PIB, mientras que los flujos de inversión extranjera directa serán insuficientes, tanto este como el año siguiente, para cubrir ese faltante. Evidentemente esto mantendrá las presiones sobre el tipo de cambio, que aunado al aumento de tasas de interés, que para el 2017 se anticipa que los cetes a 28 días ronden el 5.5%, sin duda serán factores que pueden incidir en el crecimiento, que ya se pronostica muy cerca de 2.0% para el 2016 y 2.3% para el 2017, porcentajes que cada vez se acercan más al nivel mínimo del rango estimado en el paquete económico 2017.

Sin duda es clara la necesidad de acelerar la instrumentación de acciones que contribuyan a establecer un ambiente de negocios propicio para impulsar un mayor ritmo de avance de la economía. La inversión es fundamental en este contexto y es ahí donde se debe poner mayor énfasis. En este sentido la reforma energética representa un cambio de rumbo fundamental en el país. Deberá permitir mucho más inversión en este sector, y así la creación de empleos y crecimiento.

Savings decline and neglected investment as a finanancial business symbol as a metal piggy bank decaying with rust as a finance problem metaphor as a 3D illustration.

La falta de inversión en el sector energético hizo evidente la carencia de recursos para atender este sector tan importante para la competitividad y productividad del aparato productivo del país, y la necesidad de abrir sectores que eran exclusivos del gobierno a la participación privada a través de la reforma energética, la cual permite que la inversión y producción se puedan realizar de manera conjunta mediante alianzas.

El recién proyecto de negocios que presentó Pemex para el periodo 2016-2021, contempla medidas que revitalizarán la actividad petrolera en el mediano y largo plazos, de tal forma que irá retomando su fuerza como generador de crecimiento e incidiendo positivamente en los niveles de competitividad de la economía del país.

Se plantea un saneamiento financiero que permitirá alcanzar un superávit primario de 8.4 mil millones de pesos (mmp) en 2017, después de cuatro años seguidos con déficit, además de anunciar que su balance financiero negativo en 149 mmp que se espera para este año, se revierta para que en cinco años se obtenga un superávit de 43 mmp. De igual manera, este plan de negocios considera la posibilidad de que la producción de crudo sea de 1.944 millones de barriles por día, como se aprobó en el Congreso recientemente.

Además de la estrategia de reducción de costos, que parece dará mejores resultados de lo que se esperaba, la estrategia de farm-outs contribuirá para que la producción se incremente 15% hacia el año 2021. Con este plan de negocios, también será posible que con la mayor actividad privada, la recaudación y el flujo de recursos de Pemex se incrementen, ayudando a fortalecer su situación financiera y consolidarse nuevamente como la empresa más grande de México.

El entorno sigue siendo complicado y refleja niveles de desconfianza elevados en el sector empresarial, entre los consumidores y en la percepción de los especialistas  Estas acciones deben apoyar un cambio en la percepción.

Es fundamental que las señales cambien de dirección y apunten hacia la confianza de que la instrumentación eficiente de las reformas estructurales serán la base de un ritmo de crecimiento elevado, sano y sostenido que fortalezca la posición de México en los mercados internacionales y mejore el nivel de vida de los hogares.

MÉXICO

De acuerdo con la estimación oportuna del INEGI, durante el tercer trimestre el PIB registró un repunte trimestral de 1.0%, después de que un trimestre antes cayera 0.2%. Sin embargo, este resultado sigue mostrando debilidad en el comportamiento de la economía, si se considera que fue el menor avance para el mismo trimestre en los últimos tres años. El impulso principal del comportamiento del PIB, provino del crecimiento de 1.5% que registraron las actividades terciarias, aunado al efecto proveniente del avance de 1.2% del sector agropecuario. Por el contrario, el sector secundario tuvo una disminución trimestral de 0.1%, lo que fue su segunda baja consecutiva, reflejando la debilidad de la economía estadounidense, la caída de la actividad petroleras y la disminución de la inversión en infraestructura. En términos anuales la economía creció 1.9%.

imagen1

A pesar de los favorables resultados de algunas variables macroeconómicas, los indicadores de confianza empresarial sigue en picada, de tal manera que en octubre se ubicaron en niveles históricamente bajos. El indicador de confianza del sector construcción se ubicó en 44.7 puntos, en tanto que el del sector comercio en 44.2 puntos, lo que significó una disminución anual de 2.3 puntos en ambos casos. El indicador del sector manufacturero reportó 44.8 puntos, 1.7 puntos menos que el mismo mes del año pasado. Sobresale el hecho de que prácticamente en los tres sectores, la mayor desconfianza se concentra en el indicador que recoge la opinión sobre si este es el momento adecuado para invertir.

imagen2

Las cifras más recientes indican que en agosto la inversión fija bruta tuvo un repunte mensual de 0.5%, después de una disminución de 1.3% un mes antes. Sin embargo, este resultado no fue suficiente evitar que en términos anuales mantuviese su comportamiento negativo por quinto mes consecutivo al reportar una baja de 0.8%. La fuente de este debilitamiento se concentra en la inversión en construcción, que tuvo una disminución mensual de 0.8% y una anual de 3.0%. Por el contrario la inversión en maquinaria y equipo creció 1.7% y 1.6%, respectivamente.

imagen3

ESTADOS UNIDOS

El Departamento del Trabajo informó que durante octubre la nómina agrícola se incrementó en 161 mil trabajadores, cifra que además de estar por debajo de los 175 mil estimados por el mercado, fue inferior a la cifra revisada de septiembre que se ubicó en 191 mil, 35 mil más que el dato preliminar. La creación promedio mensual de empleos en los primeros diez meses del año es de 181 mil, que se compara desfavorablemente con los 229 mil promedio del mismo lapso del año pasado. No obstante, se debe tener en cuenta que en octubre el mercado laboral pudo haber tenido un efecto negativo como consecuencia del huracán Mateo que afectó la costa. Por su parte, la tasa de desempleo representó 4.9% en octubre, una décima menos que el porcentaje de septiembre.

imagen4

Por su parte, el Departamento de Comercio señaló que durante septiembre el ingreso personal tuvo un avance de 0.3%, porcentaje ligeramente inferior a la estimación del mercado (0.4%), mientras que el gasto personal estuvo en línea con lo estimado al crecer 0.5% en el mes. Esto permitió que la tasa de ahorro personal se ubicara en 5.7% en septiembre, después de que un mes antes representara 5.8% en agosto.

imagen5

Durante septiembre el gasto en construcción disminuyó 0.4% mensual, cuando el mercado anticipaba un incremento de 0.5%. Este resultado fue impulsado en su totalidad por un descenso de 0.9% en el gasto no residencial, ya que el residencial aumentó 0.4%. El gasto en construcción privada total cayó 0.2% en septiembre, debido a una baja de 1.0% en el no residencial, ya que el residencial creció 0.5%. En el caso del gasto en construcción pública se observó una baja de 0.9%, reflejo de la caída de 0.7% en el gasto no residencial y de 9.9%  en el residencial. Estos resultados indican que el gasto no residencial sigue siendo débil y un lastre para la economía.

imagen6

AGENDA ECONÓMICA: NOVIEMBRE

captura

INDICADORES FINANCIEROS SEMANALES

captura2

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado A.C.

www.ceesp.org.mx

 

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: