Veritas Online

Económico y Financiero

CEESP: PIB del primer trimestre confirma debilitamiento

CEESP: PIB del primer trimestre confirma debilitamiento
mayo 27
2019

El viernes pasado el INEGI dio a conocer su cifra revisada sobre el crecimiento del Producto Interno Bruto durante el primer trimestre del año, con la que simplemente se confirma el debilitamiento de la actividad económica del país. Si bien se ha señalado que este comportamiento es normal en cada inicio de sexenio, la tendencia de los principales indicadores macroeconómicos muestra que, en esta ocasión, el desempeño de la actividad productiva es aún más moderado. Evidentemente esto ha seguido siendo parte de las decisiones de los analistas para seguir ajustando a la baja sus pronósticos para todo el año.

Las cifras revisadas del INEGI confirman que en el primer trimestre del año la economía efectivamente tuvo una disminución de 0.2% respecto al trimestre previo, tal como lo indicó la estimación señalada. Sin embargo, al compararse con el mismo periodo del año anterior, el PIB tuvo un modesto avance de 0.1%, una décima menos que la estimación. Ello refleja con mayor claridad el impacto de los eventos que afectaron la actividad económica en los primeros meses del año como fue la escasez de gasolina y el bloqueo de vías férreas.

La caída del PIB en el primer trimestre y las variaciones mensuales positivas del IGAE en enero y febrero, implicaron que marzo fue el mes de ajuste de este indicador, que reportó una reducción de 0.6% en ese mes, en línea con la evolución de diversos indicadores, como fue la disminución mensual de la producción industrial (1.2%) que se dio a conocer hace algunas semanas o la baja anual (0.5%) de las importaciones.

Más aún, resultados más recientes de otras variables que igualmente tienen relevancia dentro del PIB mantienen un comportamiento a la baja. Entre los datos que se dieron a conocer está la disminución de 0.2% en marzo de las ventas al menudeo, después de haber mostrado tasas positivas en el primer bimestre. Esto contribuyó para que su crecimiento respecto a un año antes cayera de 2.5% en febrero a 0.7% en marzo.

La construcción es un sector que ha resentido notoriamente la debilidad de la actividad económica; el valor de su producción en marzo reportó una caída mensual de 0.3% y una de 6.2% respecto al mismo mes del año pasado, acumulando nueve meses consecutivos a la baja. Evidentemente esto se refleja en una menor capacidad para generar empleos en uno de los sectores más intensivos en mano de obra. Durante marzo, el personal ocupado en la construcción cayó 1.2% respecto a febrero y 4.6% con relación a marzo de 2018, sumando ocho meses a la baja de manera ininterrumpida.

No obstante lo anterior, en opinión de las autoridades la economía va por buen camino destacando el favorable resultado de otros indicadores.

Recientemente la Secretaría de Economía informó que en el primer trimestre del año se captaron 10,161.9 millones de dólares por concepto de inversión extranjera directa, monto que, según cifras preliminares, superó en 7.0% los 9,502.4 millones captados en igual periodo del año pasado. Sin duda, es una buena noticia. Sin embargo, falta claridad en la información. En la “Información estadística general de flujos de IED hacia México desde 1999” publicada en el portal de las Secretaría de Economía, en el primer trimestre del 2018 la IED directa fue de 12,644.2 millones de dólares (cifra superior en 3,141.8 md a la publicada en el boletín de la Secretaría para los tres primeros meses de ese año). Es decir, hay dos cifras para el primer trimestre de 2018. Una del boletín y otra del acervo estadístico de los flujos de IED del portal de Economía. El problema es que, si se toma la primera como buena, lo señalado en el boletín (crecimiento anual de 7% de la IED) es correcta. Pero si la cifra del portal es la correcta, entonces habría una disminución anual del trimestre de casi 20%. Cabe mencionar que, si este último fuera el caso, la reducción se concentraría en el sector manufacturero.

Respecto a lo anterior, hay que considerar que, de acuerdo con la metodología de cálculo de la IED, las “cifras pueden considerarse definitivas solamente después de 12 trimestres de actualización”1/ , debido a que “algunas notificaciones al Registro Nacional de Inversiones Extranjeras se presentan con cierto rezago con respecto a las fechas en las que se realizaron las inversiones”.

Adicionalmente, las autoridades celebraron que en los primeros cuatro meses del año la inversión extranjera en la bolsa de valores creciera a una tasa anual de 23.4%, lo que sería una señal de la buena expectativa que tienen los inversionistas. No obstante, más allá de la confianza que esto pudiese reflejar, el atractivo de los inversionistas se centró, desde finales del 2018, en los bajos precios de las acciones.

En suma, se puede concluir que las cifras indican que la actividad económica sigue debilitándose y los pronósticos de crecimiento para el año siguen a la baja. Entre los ajustes más recientes están los realizados por el IMEF, que redujo su pronóstico para el presente año de 1.5% a 1.4%, Citibanamex que lo bajó de 1.4% a 1.2% y hay indicios que otros lo están bajando a ese nivel.

La posibilidad de elevar el ritmo de crecimiento a una tasa anual de 4.0% al final de sexenio, como lo prevén las autoridades, se complica cada vez más. De hecho, los especialistas consideran que el promedio de la tasa anual de crecimiento para los próximos diez años será de 2.2%. Incluso los más optimistas anticipan una tasa de avance promedio de sólo 2.8%

MÉXICO

Cifras revisadas del INEGI indican que durante el primer trimestre del presente año la economía registró una caída trimestral de 0.2%, en línea con las estimación oportuna que se dio a conocer a finales de abril. De igual forma, las variaciones sectoriales se mantuvieron sin cambio respecto a la estimación del INEGI. El sector primario creció a una tasa trimestral de 2.6%, el secundario cayó 0.6% y el terciario se contrajo 0.2%. No obstante, en términos anuales el PIB creció solo 0.1%, una décima por debajo de la estimación oportuna del INEGI, con lo que se confirma el debilitamiento de la actividad económica del país.

Con la caída del PIB en el primer trimestres y el hecho de que el IGAE reportara avances en los primeros dos meses del año, era de esperarse que marzo fuese el mes de ajuste a la baja. Las cifras indican que en ese mes el IGAE se contrajo 0.6%, tanto en términos mensuales como respecto a marzo del año pasado. Durante el mes las actividades primarias cayeron 2.0%, pero crecieron 4.8% respecto al año pasado. Las actividades secundarias cayeron 1.3% en el mes y 2.6% en términos anuales, mientras que las terciarias tuvieron un aumento mensual de 0.1% y uno anual de 0.3%.

Durante marzo las venta al menudeo cayeron a una tasa mensual de 0.2%, lo que respondió a la caída en seis de los nueve segmentos que integran el indicador general de ventas, resaltando la baja de 2.7% en el rubro de artículos de ferretería, tlapalería y vidrios, y la de 1.2% en el de vehículos de motor, refacciones, combustibles y lubricantes. En términos anuales las ventas al menudeo aumentaron solo 0.7% en marzo, después de haber crecido 2.5% un mes antes.

MÉXICO

Durante la primera quincena de mayo, los precios al consumidor disminuyeron 0.30%, como consecuencia de la disminución de 1.49% en el subíndice de precios no subyacente, que reflejó la baja de 3.87% en los precios de energéticos, comportamiento que respondió principalmente a la disminución de 20.54% en el rubro de electricidad, debido a la entrada en vigor de las tarifas eléctricas de verano en diversas ciudades del país. Por su parte, el subíndice de precios subyacente reportó un aumento quincenal de 0.09%. Con estos resultados, la inflación anual de la primera quincena de mayo se ubicó en 4.43%, en tanto que la inflación subyacente fue de 3.77% y la no subyacente de 6.41%.

Durante abril, los resultados del intercambio comercial de México mejoraron notoriamente. Después de que en marzo las exportaciones cayeran 1.2% anual, en abril mostraron un repunte de 6.1%, principalmente por el crecimiento de 7.6% en las exportaciones no petroleras, en especial por el incremento de 7.8% en las del sector manufacturero. Por su parte, las exportaciones petroleras cayeron 14.3%, debido principalmente a una disminución en la plataforma de exportación de 200 mil barriles diarios, ya que el precio del barril fue 2.62 dólares superior al del año pasado. Las importaciones totales crecieron 1.6%, impulsadas por un alza de 2.9% en la adquisición de bienes de consumo y el aumento de 2.8% en las de uso intermedio. Por el contrario las importaciones de bienes de capital disminuyeron 9.2%. Con estos resultados, el saldo de la balanza comercial en abril fue superavitario en 1,370 millones de dólares, de tal manera que el saldo acumulado de los primeros cuatro meses del año fue deficitario en solo 446.4 millones.

ESTADOS UNIDOS

La National Association of Realtor, informó que con base en cifras ajustadas a tasa anual, en abril se vendieron 5.19 millones de viviendas existentes, cifra que además de resultar menor a los 5.35 millones estimados por el mercado, fue 0.4% inferior al mes previo. Respecto al mismo mes del año pasado, la caída fue de 4.4%. El resultado mensual respondió principalmente a la caída de 4.5% en las ventas de vivienda en la región noreste del país y a la baja de 0.4% en el sur. En la zona del medio oeste se mantuvieron sin cambio, en tanto que el la zona sur, la venta de vivienda usada aumentó 1.8% en el mes. No obstante, en su comparación anual todas las regiones reportaron cifras negativas: En el medio oeste hubo una caída de 7.9% en la venta de casa usadas. En el oeste cayeron 5.9%, en el noreste 4.5% y en el sur 1.7%.

Por su parte, el Departamento de Vivienda y Desarrollo urbano informó que, con base en cifras ajustadas a tasa anual, en abril se vendieron 673 mil viviendas nuevas, cifra que si bien superó las 665 mil estimadas por el mercado, fue menor en 6.9% a la reportada un mes antes. No obstante, comparadas con el mismo mes del 2018, las ventas de casas nuevas crecieron 7.0%. En su comportamiento mensual, las ventas de casas nuevas disminuyeron en el medio oeste (7.4%), en el sur (7.3%) y en el Oeste (8.3%). Por el contrario, en el Noreste crecieron 11.5%.

AGENDA ECONÓMICA

INDICADORES FINANCIEROS SEMANALES

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado A.C.
www.ceesp.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

A %d blogueros les gusta esto: