Veritas Online

Económico y Financiero

CEESP: La vulnerabilidad ante el exterior depende de la fortaleza interna

CEESP: La vulnerabilidad ante el exterior depende de la fortaleza interna
febrero 27
09:11 2017

Uno de los principales factores en los que se debe apoyar la fortaleza de la economía mexicana, es sin duda la salud de las finanzas públicas. Para lo cual, es fundamental que se logre consolidar fuentes de ingresos permanentes y recurrentes, que al mismo tiempo se basen en una política tributaria que estimule la inversión y la creación de empleos. Durante todo el 2016, los ingresos totales del sector público crecieron 10.3% en términos reales, gracias en buena medida a los 239,094 millones de pesos que recibió por concepto del remanente de operación del Banco de México, que no hay que olvidar que es una fuente de recursos no recurrentes. Si excluimos esta cifra y la correspondiente aportación que se dio un año antes, los ingresos públicos habrían crecido 5.6% real.

Es cierto que las reformas han propiciado un importante aumento de los ingresos tributarios a través de una mayor recaudación del impuesto sobre la renta y del IEPS, especialmente el aplicado al precio de la gasolina. Sin embargo, hay que considerar que la permanencia de esta dinámica depende en buena parte del ritmo de crecimiento de la economía en el mediano y largo plazos. Del cierre del 2008 al 2016, los ingresos públicos acumularon un incremento real de 25.7%, mientras que el gasto aumentó 38.1%.

Imagen1

La fortaleza de las fuentes de ingresos es fundamental para que el sector público cuente con los recursos suficientes para cumplir con sus funciones. Por ello es tan importante que la asignación de los recursos sea lo más eficiente posible. No obstante, a partir del 2009 el gasto público muestra un ritmo de crecimiento mayor al de los ingresos, ampliando el déficit público, lo que explica el considerable aumento en la deuda total del país, además de que no hay señales de haberse concretado los recortes preventivos que se anunciaron desde 2015. Esta situación contribuyó para que las calificadoras bajaran la perspectiva de calificación de la deuda soberana de estable a negativa.

No hay duda de que la salud de las finanzas públicas es un requisito indispensable para la fortaleza de la economía, pero existen otros factores que deben considerarse igualmente relevantes para generar un ambiente que se consolide como un estímulo para la inversión y la generación de empleos.

La dinámica del mercado interno juega un papel importante, por ello es esencial diseñar políticas que estimulen el empleo bien remunerado, de esta manera será posible impulsar el consumo de las familias y por ende el desarrollo del aparato productivo.

Aunado a esto se requiere mejorar el estado de derecho y la certeza jurídica. Actualmente existe un desánimo general y duda sobre el desempeño de las instituciones. Los deseos y esfuerzos de la sociedad por tener un ambiente de certeza jurídica, de derechos de propiedad incuestionables, de terminar con la corrupción y la impunidad, y de lograr elevados niveles de seguridad y confianza, se ven sistemáticamente entorpecidos y preocupa que las autoridades simulen y eviten su responsabilidad.

La percepción internacional y nacional refleja la preocupación en este contexto. En su más reciente reporte, Transparencia Internacional señala que en 2016 México perdió 28 lugares en el ranking internacional en materia de corrupción para ubicarse en la posición 123 de un universo de 176 países. En comparación con otros países de América Latina, México está 99 posiciones por debajo de Chile, 44 de Brasil y 22 de Perú.

En el ámbito interno, la Encuesta Nacional de Inseguridad Pública Urbana muestra que al cierre del 2016, el 74.1% de la población de 18 años y más consideró que vivir en su ciudad es inseguro, porcentaje que además de ser el más alto desde que inició el sondeo en septiembre del 2013, mantiene una tendencia ascendente desde diciembre del 2015. En este sentido preocupa que el 72.1% de la población mayor de 18 años considera que las condiciones de seguridad seguirán igual de mal o empeorarán.

En relación con el mercado laboral, se percibe cierta fragilidad por varios aspectos. Por una parte, las cifras del INEGI indican que durante el 2016 la población ocupada aumentó en 555,155 personas, cifra prácticamente tres veces menor a la observada el año previo. Además de que la mayoría de empleos generados se concentraron en puestos de trabajo con hasta tres salarios mínimos, mientras que el segmento con ingresos superiores a los tres salarios continuó reduciéndose.

Lograr que la economía se fortalezca de tal manera que sea menos vulnerable a los choques externos, depende de que se conjunten aspectos como la robustez del mercado interno, la solidez de las finanzas públicas y un entorno en el que prive el estado derecho, sin corrupción, impunidad y con altos niveles de seguridad y bienestar.

No es por demás insistir en que estimular la inversión es un factor vital para el logro de estos objetivos. Por esta razón es fundamental que todas las acciones de gobierno se orienten a incentivar la inversión productiva, que es la principal fuente del crecimiento, creación de empleos, reducción de la pobreza y bienestar de los hogares.

México

Cifras desestacionalizadas del INEGI indican que durante el cuarto trimestre del 2016, el Producto Interno Bruto creció 0.7%, respecto al trimestre previo, porcentaje que si bien superó en una décima de punto porcentual la cifra que se dio a conocer como estimación preliminar a finales de enero, refleja debilitamiento de la actividad productiva del país después del incremento de 1.1% que reportó un trimestre antes. En términos anuales, la economía tuvo un avance de 2.4% en el último cuarto del año, superando la estimación preliminar de 2.2% y el pronóstico de los especialistas que anticipaba una alza de 1.83%. Sin embargo, las cifras desestacionalizdas indican que para todo el 2016, el crecimiento del PIB fue de 2.1%, después del avance de 2.6% que tuvo un año antes. Las cifras originales, es decir sin ajuste, reportan un crecimiento de 2.3% para todo el año.

Imagen2

Datos mensuales indican que en diciembre la actividad económica mejoró en comparación con los dos meses previos, lo que contribuyó para que el PIB trimestral mejorara respecto a la estimación preliminar. En el último mes del 2016, el indicador global de la economía (IGAE) tuvo un avance mensual de 0.7%, impulsado principalmente por el aumento de 0.6% en las actividades terciarias, toda vez que las secundarias cayeron 0.1% y las primarias 0.2%. No obstante, este avance mensual fue suficiente para que en términos anuales la economía creciera 2.7% en el último mes el año, que fue su mayor alza desde septiembre del 2015, aunque es evidente que su ritmo de avance sigue estando por debajo de lo que requiere del país.

Imagen3

El comportamiento de los precios al consumidor en la primera quincena de febrero siguió reflejando los efectos del tipo de cambio y el ajuste de los precios a los combustibles, de tal manera que el índice general de precios reportó un aumento de 0.33%, impulsado principalmente por el alza de 0.46% del subíndice subyacente, dentro del cual resalta el aumento de 0.84% en los precios de mercancías no alimenticias. Por el contrario el subíndice no subyacente reportó una baja de 0.04%. En términos anuales, la inflación general ascendió a 4.71%.

Imagen4

México

El deterioro de la confianza de los consumidores, ante un entorno en el que los precios comenzaron a verse afectados tanto por la depreciación del tipo de cambio, como por el alza de precios en combustibles, además de precarización del empleo, pudo haber sido la causa de que durante diciembre pasado las ventas al menudeo perdieran fuerza al reportar una caída de 1.2%, respecto al mes previo. Este resultado reflejó la caída en cinco de los nueve segmentos de ventas que integran el indicador general, resaltando la pérdida de 12.2% en las ventas exclusivamente a través de Internet, y catálogos impresos, televisión y similares, así como la disminución de 8.3% en las de enseres domésticos, computadoras, artículos para la decoración de interiores y artículos usados. A pesar del negativo resultado mensual, en términos anuales las ventas al menudeo mantuvieron variaciones positivas al reportar un incremento  de 9.2%, aunque esto significa un punto de inflexión después del crecimiento históricamente más alto de 10.5% en noviembre del 2016.

Imagen01

El indicador de ingresos reales obtenidos por la prestación de los Servicios Privados no Financieros también cerró el 2016 con cifras negativas al reportar una caída de 0.5% durante diciembre, resultado que reflejó la caída en tres de los nueve sectores que integran el indicador general: los ingresos por servicios profesionales, científicos y técnicos tuvieron una baja mensual de 7.5%, seguidos de la caída de 3.1% en servicios educativos y de 0.3% en servicios de salud y de asistencia social. En su comparación anual, el indicador de ingresos reales obtenidos por la prestación de los Servicios Privados no Financieros tuvo un incremento 8.6%.

Imagen02

Estados Unidos

La National Association of Realtors informó que durante enero la venta de casas usadas creció 3.3%, lo que con base en cifras ajustadas estacionalmente, fue equivalente a 5.69 millones de unidades, cifra que además de superar la estimación del mercado, que anticipaba 5.57 millones de casas, fue la más alta desde febrero del 2007. A excepción del medio oeste, donde las ventas cayeron 1.5% en el mes, el resto de regiones mostraron resultados favorables: en la región oeste, la venta de casas aumentó 6.6%, en el noreste 5.3% y en el sur 3.6%.  En enero el precio promedio de las viviendas existentes se elevó a 228,900 dólares, lo que significó un incremento de 7.1% respecto al mismo mes del año pasado, lo que significó el 59º mes consecutivo con aumentos anuales. Por su parte, el inventario total de viviendas existentes fue de 1.69 millones de unidades disponibles, 7.1% menos que el año pasado, con lo que acumuló 20 meses seguidos con variaciones anuales negativas. Los altos precios y el inventario limitado han inhibido que las ventas de casas existentes sean más fuertes.

Imagen7

Por su parte, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano informó que con base en cifras ajustadas estacionalmente, la venta de casas nuevas tuvo un repunte en enero para ubicarse en  555 mil unidades, cifra que representó un aumento de 3.7% respecto al mes previo y de 5.5% en comparación con  enero del año pasado. Sin embargo, este resultado fue menor a la venta de 566 mil viviendas que anticipaba el mercado. Con excepción de la región oeste, donde la venta de nuevas casas se redujo 4.4% en el mes, en el noreste aumentó 15.8%, en el medio oeste 14.8% y en el sur 4.3%. Los altos precios continúan limitando una mayor actividad de ventas.

Imagen8

Agenda Económica: Febrero- Marzo 

Imagen9

Indicadores Financieros Semanales 

Imagen10

 

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado

ceesp.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: